/ viernes 7 de enero de 2022

2021

Por Mario Ramírez

Pasaron los días como arena entre los dedos, un año más, el primero completo con el mundo enfermo de covid. Enfermedad para la cual el planeta no ha encontrado manera de erradicarlo, pero sí de aligerarlo. Así es, otra vez el cliché favorito de este aficionado: El deporte como medicina.

El año no podía empezar mejor, con un guión de película en el superbowl LV. El que para muchos es el mejor quarterback de la actualidad contra el que para muchos es el mejor quarterback de la historia. Al final los Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady se impusieron con una inesperada amplia diferencia ante los Kansas City Chiefs de Patrick Mahomes en un partido envuelto en polémica. Avanzó la temporada en el futbol y tanto Europa como México se pintaron de azul, de azul rey. En el lado derecho del Océano Atlántico, Chelsea termina coronándose en la Champions League, inesperado campeón que se impuso ante el Manchester City, mientras que Italia levantó la Eurocopa de Naciones por primera vez en 53 años. Y al lado izquierdo del Atlántico, Cruz Azul por fin logró romper su maldición de 24 años sin ganar un título de Liga MX, en lo que ha sido, sin duda, el campeonato mexicano más emotivo del siglo XXI. Y tan solo unas cuantas semanas después, Lionel Messi abandonaría al FC Barcelona y Cristiano Ronaldo retornaría al Manchester United.

Los Bucks de Milwaukee y Giannis Antetokounmpo por fin hicieron unos play-offs a su nivel de temporada regular y fueron premiados con su segundo título de NBA al derrotar a Phoenix en seis partidos. Novak Djokovic logra lo imposible y después de conseguir los primeros tres del año, empata a Rafael Nadal y a su majestad Roger Federer con el récord de más Grand Slams ganados en la historia del tenis, el deporte más elegante del planeta.

Año olímpico, atípico por ser en año non por primera vez desde su creación, pero típico por las posiciones del medallero: Los Estadounidenses en primero, China en segundo y el anfitrión, Rusia y el Reino Unido complementando la cima de los cinco aros, con la hermosa cereza en el pastel llamada medalla de bronce mexicana en el futbol varonil. Atlanta Braves se corona en el besibol ganando la Serie Mundial en seis encuentros contra los polémicos Astros de Houston con un Jorge Soler como MVP. Canelo Álvarez sigue intratable dominando a su antojo el mundo del boxeo, ahora conquistando los cinco títulos oficiales del peso supermedio y consolidándolo con un knock-out fulminante ante Caleb Plant. Lewis Hamilton y Mercedes pierden el trono de la Fórmula 1 por primera vez en cinco años ante Max Verstappen y Redbull en un torneo que no sólo se decidió hasta la última carrera, sino que fue hasta la última vuelta del campeonato, en la que para muchos expertos ha sido la mejor temporada en la historia de la F1, con el hermoso ingrediente extra de la gran temporada de Checo Perez. Y por si no fuera suficiente todo lo que nos dejó el año deportivo, se cerró diciembre con Atlas siendo campeón del futbol mexicano por primera vez en 70 años.

Abracen al deporte, se los está pidiendo a gritos. 2022 es un año especial porque como cada cuatro años (y esperemos no sea cada dos) es turno de que la Copa Mundial de futbol se haga presente. No la llamen la fiesta deportiva más grande del planeta, llámenla la fiesta más grande del planeta, punto. Así que bienvenido, 2022, pero tienes que saber que te dejaron la vara alta.. muy, muy alta.

Mario Ramírez / @LaFutboliza


Por Mario Ramírez

Pasaron los días como arena entre los dedos, un año más, el primero completo con el mundo enfermo de covid. Enfermedad para la cual el planeta no ha encontrado manera de erradicarlo, pero sí de aligerarlo. Así es, otra vez el cliché favorito de este aficionado: El deporte como medicina.

El año no podía empezar mejor, con un guión de película en el superbowl LV. El que para muchos es el mejor quarterback de la actualidad contra el que para muchos es el mejor quarterback de la historia. Al final los Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady se impusieron con una inesperada amplia diferencia ante los Kansas City Chiefs de Patrick Mahomes en un partido envuelto en polémica. Avanzó la temporada en el futbol y tanto Europa como México se pintaron de azul, de azul rey. En el lado derecho del Océano Atlántico, Chelsea termina coronándose en la Champions League, inesperado campeón que se impuso ante el Manchester City, mientras que Italia levantó la Eurocopa de Naciones por primera vez en 53 años. Y al lado izquierdo del Atlántico, Cruz Azul por fin logró romper su maldición de 24 años sin ganar un título de Liga MX, en lo que ha sido, sin duda, el campeonato mexicano más emotivo del siglo XXI. Y tan solo unas cuantas semanas después, Lionel Messi abandonaría al FC Barcelona y Cristiano Ronaldo retornaría al Manchester United.

Los Bucks de Milwaukee y Giannis Antetokounmpo por fin hicieron unos play-offs a su nivel de temporada regular y fueron premiados con su segundo título de NBA al derrotar a Phoenix en seis partidos. Novak Djokovic logra lo imposible y después de conseguir los primeros tres del año, empata a Rafael Nadal y a su majestad Roger Federer con el récord de más Grand Slams ganados en la historia del tenis, el deporte más elegante del planeta.

Año olímpico, atípico por ser en año non por primera vez desde su creación, pero típico por las posiciones del medallero: Los Estadounidenses en primero, China en segundo y el anfitrión, Rusia y el Reino Unido complementando la cima de los cinco aros, con la hermosa cereza en el pastel llamada medalla de bronce mexicana en el futbol varonil. Atlanta Braves se corona en el besibol ganando la Serie Mundial en seis encuentros contra los polémicos Astros de Houston con un Jorge Soler como MVP. Canelo Álvarez sigue intratable dominando a su antojo el mundo del boxeo, ahora conquistando los cinco títulos oficiales del peso supermedio y consolidándolo con un knock-out fulminante ante Caleb Plant. Lewis Hamilton y Mercedes pierden el trono de la Fórmula 1 por primera vez en cinco años ante Max Verstappen y Redbull en un torneo que no sólo se decidió hasta la última carrera, sino que fue hasta la última vuelta del campeonato, en la que para muchos expertos ha sido la mejor temporada en la historia de la F1, con el hermoso ingrediente extra de la gran temporada de Checo Perez. Y por si no fuera suficiente todo lo que nos dejó el año deportivo, se cerró diciembre con Atlas siendo campeón del futbol mexicano por primera vez en 70 años.

Abracen al deporte, se los está pidiendo a gritos. 2022 es un año especial porque como cada cuatro años (y esperemos no sea cada dos) es turno de que la Copa Mundial de futbol se haga presente. No la llamen la fiesta deportiva más grande del planeta, llámenla la fiesta más grande del planeta, punto. Así que bienvenido, 2022, pero tienes que saber que te dejaron la vara alta.. muy, muy alta.

Mario Ramírez / @LaFutboliza


ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 18 de mayo de 2022

Cultura Autocomplaciente

Tinta Fresca

miércoles 11 de mayo de 2022

Sur(real)ismo

Tinta Fresca

miércoles 04 de mayo de 2022

Repechaje

Tinta Fresca

miércoles 27 de abril de 2022

Despertares

Tinta Fresca

jueves 21 de abril de 2022

Circo

Tinta Fresca

miércoles 20 de abril de 2022

The Final Four

Tinta Fresca

jueves 14 de abril de 2022

Recta Final

Tinta Fresca

jueves 14 de abril de 2022

Recta Final

Tinta Fresca

Cargar Más