/ miércoles 18 de mayo de 2022

Cultura Autocomplaciente

Por Mario Ramírez

Existe un común denominador en todas las ligas de futbol: El equipo históricamente más ganador, es tachado de corrupto. El presente texto más que una columna, es una invitación y recomendación al aficionado de replantear sus pensamientos, pues no olvidemos que, la manera en la que un aficionado vive su pasión por el futbol (o cualquier otro deporte) es una analogía directa de cómo esa persona vive su vida.


Como se ha dicho muchas veces en este espacio, el futbol es el deporte más popular del mundo simplemente porque es el más básico de todas las disciplinas de conjunto. Esto conlleva entonces ser también el más rudimentario en su arbitraje. Y aunque muchos aficionados al balompié puedan decir “yo ya sé eso”, la realidad es que muy pocos realmente lo dimensionan. ¿A dónde queremos llegar?


El arbitraje es el máximo defecto del futbol debido a que este en gran parte de su reglamento, es meramente subjetivo, lo cual provoca que la generación de polémica sea más fácil que en otros deportes. Esta imperfección es la causa de que ciertos equipos en ciertas ocasiones se vean “beneficiados” por un árbitro. Y donde hay un beneficiado, siempre hay un perjudicado. Entonces se llega a la, lamentablemente común, doble moral del aficionado de futbol. Absolutamente todos los equipos del mundo (incluyendo los amateurs) se han visto perjudicados por el arbitraje, y absolutamente todos los equipos del mundo se han visto beneficiados también, pero ahí no tocan sus campanas ¿verdad?


Dicho esto, en el futbol se ha creado un espectro a lo largo y ancho del mundo: La cultura mediocre de la autocomplacencia. Esa cultura de excusas y pretextos para justificar las derrotas de sus equipos, esa cultura donde si otro club es exitoso es por ayudas arbitrales o pactos con la mesa directiva del torneo, esa cultura donde en la mente de aquellos que la siguen, es totalmente imposible que un equipo sea más brillante que el suyo por méritos deportivos.


¿Y por qué de los clubes más famosos se escucha más polémica que de los demás? Simple, porque estos se la mantienen en el foco de atención, cualquier jugada se magnifica cuando se trata de los equipos más mediáticos, ellos son los que venden, por ellos se grita y por ellos se llora, ellos son cuyo hábitat natural es el ojo del huracán, y este es un fenómeno natural que se da en toda liga del planeta. Así que, querido pambolero mexicano, ya hay demasiados pretextos en todos los sectores de nuestro país, no seas uno más de este vergonzoso costal. Más autocrítica y menos autocomplacencia. Se sabe que la aceptación de la derrota para muchos no es fácil, pero una vez que se domina, ayuda muchísimo, pues no existe mejor maestro… que tu fracaso.


Mario Ramírez / @LaFutboliza


Por Mario Ramírez

Existe un común denominador en todas las ligas de futbol: El equipo históricamente más ganador, es tachado de corrupto. El presente texto más que una columna, es una invitación y recomendación al aficionado de replantear sus pensamientos, pues no olvidemos que, la manera en la que un aficionado vive su pasión por el futbol (o cualquier otro deporte) es una analogía directa de cómo esa persona vive su vida.


Como se ha dicho muchas veces en este espacio, el futbol es el deporte más popular del mundo simplemente porque es el más básico de todas las disciplinas de conjunto. Esto conlleva entonces ser también el más rudimentario en su arbitraje. Y aunque muchos aficionados al balompié puedan decir “yo ya sé eso”, la realidad es que muy pocos realmente lo dimensionan. ¿A dónde queremos llegar?


El arbitraje es el máximo defecto del futbol debido a que este en gran parte de su reglamento, es meramente subjetivo, lo cual provoca que la generación de polémica sea más fácil que en otros deportes. Esta imperfección es la causa de que ciertos equipos en ciertas ocasiones se vean “beneficiados” por un árbitro. Y donde hay un beneficiado, siempre hay un perjudicado. Entonces se llega a la, lamentablemente común, doble moral del aficionado de futbol. Absolutamente todos los equipos del mundo (incluyendo los amateurs) se han visto perjudicados por el arbitraje, y absolutamente todos los equipos del mundo se han visto beneficiados también, pero ahí no tocan sus campanas ¿verdad?


Dicho esto, en el futbol se ha creado un espectro a lo largo y ancho del mundo: La cultura mediocre de la autocomplacencia. Esa cultura de excusas y pretextos para justificar las derrotas de sus equipos, esa cultura donde si otro club es exitoso es por ayudas arbitrales o pactos con la mesa directiva del torneo, esa cultura donde en la mente de aquellos que la siguen, es totalmente imposible que un equipo sea más brillante que el suyo por méritos deportivos.


¿Y por qué de los clubes más famosos se escucha más polémica que de los demás? Simple, porque estos se la mantienen en el foco de atención, cualquier jugada se magnifica cuando se trata de los equipos más mediáticos, ellos son los que venden, por ellos se grita y por ellos se llora, ellos son cuyo hábitat natural es el ojo del huracán, y este es un fenómeno natural que se da en toda liga del planeta. Así que, querido pambolero mexicano, ya hay demasiados pretextos en todos los sectores de nuestro país, no seas uno más de este vergonzoso costal. Más autocrítica y menos autocomplacencia. Se sabe que la aceptación de la derrota para muchos no es fácil, pero una vez que se domina, ayuda muchísimo, pues no existe mejor maestro… que tu fracaso.


Mario Ramírez / @LaFutboliza


ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 29 de junio de 2022

La Maldición del Cinéfilo

Tinta Fresca

lunes 27 de junio de 2022

Sangre Ancestral

Tinta Fresca

lunes 27 de junio de 2022

Sangre Ancestral

Tinta Fresca

jueves 16 de junio de 2022

Relevo generacional

Tinta Fresca

miércoles 15 de junio de 2022

Chihuahua FC

Tinta Fresca

Cargar Más