/ viernes 28 de septiembre de 2018

"El boxeador de la vida por experiencia propia"

Buenos días, mis lectores, que se encuentren muy bien son mis mejores deseos. Hoy continúo el tema que empecé hace tres semanas con el título: “Algo más sobre el alcoholismo”, donde expliqué lo que era el alcoholismo, quién es un alcohólico y si se nacía o se hacía alcohólica la persona, entre otras cosas.

Bien, una pregunta pertinente ahora sería: ¿Cuáles son las causas del alcoholismo?, y pudiera empezar diciendo que la enfermedad del alcoholismo involucra tres aspectos básicos: el físico, el mental y el espiritual, es decir, el alcohólico tiene una alergia física al alcohol, tiene una obsesión mental hacia el alcohol y está dañado en su parte espiritual (en inglés le llaman la "spiritual malady").

Entonces, el alcohólico es alérgico al propio veneno que consume en virtud de un mandato o de un deseo imperioso que le genera su obsesión mental. La obsesión mental garantiza que el alcohólico siga bebiendo y la alergia física garantiza su destrucción y su muerte en el proceso, si es que no acepta ayuda externa. Lo anterior nos lleva a la solución del alcoholismo desde un punto de vista espiritual y que lo establece el gran psiquiatra suizo Carl Jung por un lado y lo confirma el célebre psicólogo norteamericano William James, por el otro, en su libro titulado "Variedades de experiencias religiosas" como: Spiritu vs. Espíritum, lo cual quiere decir que el artificioso y poderoso agresor, el alcohol o bebida espirituosa, tendrá que ser abatido a ese mismo nivel por una experiencia espiritual profunda y dramática o por despertares espirituales de sentido educacional.

¿Qué quiere decir lo anterior? Quiere decir que: ¡O Dios directamente destruye esa obsesión por beber de una manera súbita o lo hace mediante un proceso en el cual el alcohólico va aplicando una serie de principios espirituales en su vida personal que lo conducen a tener una nueva concepción de la realidad intrínseca de sí mismo!, y con ello establece una nueva relación con Dios y con todos los seres humanos.

¿Cuál es la personalidad del alcohólico? El enfermo alcohólico va deformando su personalidad conforme va progresando la enfermedad, algunos de sus síntomas es que es una persona que tiende a la exageración, es decir, si tiene un problema pequeño el alcohólico lo magnifica, y viceversa, si tiene un problema muy grande, como su propia enfermedad, entonces lo minimiza, no tiene pues la capacidad de la dimensión real de las cosas y no tiene, aunque se escuche muy duro, la capacidad de diferenciar lo falso de lo verdadero.

(Continuará)


Buenos días, mis lectores, que se encuentren muy bien son mis mejores deseos. Hoy continúo el tema que empecé hace tres semanas con el título: “Algo más sobre el alcoholismo”, donde expliqué lo que era el alcoholismo, quién es un alcohólico y si se nacía o se hacía alcohólica la persona, entre otras cosas.

Bien, una pregunta pertinente ahora sería: ¿Cuáles son las causas del alcoholismo?, y pudiera empezar diciendo que la enfermedad del alcoholismo involucra tres aspectos básicos: el físico, el mental y el espiritual, es decir, el alcohólico tiene una alergia física al alcohol, tiene una obsesión mental hacia el alcohol y está dañado en su parte espiritual (en inglés le llaman la "spiritual malady").

Entonces, el alcohólico es alérgico al propio veneno que consume en virtud de un mandato o de un deseo imperioso que le genera su obsesión mental. La obsesión mental garantiza que el alcohólico siga bebiendo y la alergia física garantiza su destrucción y su muerte en el proceso, si es que no acepta ayuda externa. Lo anterior nos lleva a la solución del alcoholismo desde un punto de vista espiritual y que lo establece el gran psiquiatra suizo Carl Jung por un lado y lo confirma el célebre psicólogo norteamericano William James, por el otro, en su libro titulado "Variedades de experiencias religiosas" como: Spiritu vs. Espíritum, lo cual quiere decir que el artificioso y poderoso agresor, el alcohol o bebida espirituosa, tendrá que ser abatido a ese mismo nivel por una experiencia espiritual profunda y dramática o por despertares espirituales de sentido educacional.

¿Qué quiere decir lo anterior? Quiere decir que: ¡O Dios directamente destruye esa obsesión por beber de una manera súbita o lo hace mediante un proceso en el cual el alcohólico va aplicando una serie de principios espirituales en su vida personal que lo conducen a tener una nueva concepción de la realidad intrínseca de sí mismo!, y con ello establece una nueva relación con Dios y con todos los seres humanos.

¿Cuál es la personalidad del alcohólico? El enfermo alcohólico va deformando su personalidad conforme va progresando la enfermedad, algunos de sus síntomas es que es una persona que tiende a la exageración, es decir, si tiene un problema pequeño el alcohólico lo magnifica, y viceversa, si tiene un problema muy grande, como su propia enfermedad, entonces lo minimiza, no tiene pues la capacidad de la dimensión real de las cosas y no tiene, aunque se escuche muy duro, la capacidad de diferenciar lo falso de lo verdadero.

(Continuará)


viernes 11 de enero de 2019

La tribuna de la verdad

viernes 04 de enero de 2019

La tribuna de la verdad.

viernes 21 de diciembre de 2018

La tribuna de la verdad.

viernes 30 de noviembre de 2018

El boxeador de la vida por experiencia propia

Cargar Más