/ sábado 9 de noviembre de 2019

En Morena se revocó una elección fraudulenta

Se revocó por justicia,

una elección fraudulenta;

y exige, aunque fue muy lenta…

repetirla sin malicia.


No soy pitoniso, augur, ni profeta, pero en mi artículo “Morena, la moneda está en el aire”, que apareció el 19 de octubre próximo pasado, mencioné con base en todas las irregularidades comiciales en el país, la gran posibilidad que habían de ser anulados los comicios en el país como este 30 de octubre sucedió.

A pesar de que Martín Chaparro, y muchos “canarios cieguitos, sorditos y despistados” expresaron y expresan: “que en Chihuahua no hubo anomalías”; mencioné las que yo presencié en el VI distrito electoral…ingreso de múltiples personas después de cerrado el registro; la disparidad de votos contra militantes registrados; papeletas dobles en un mismo doblado; etc. Y ningún lugar de recepción para presentar impugnaciones en tiempo y forma. Pero aun así, se enviaron a Morena nacional videos de los infiltrados y descripción de anomalías de aquí en la ciudad de Chihuahua; que junto con las del resto del estado y del país obligaron al TEPJF –Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación- y a petición de Morena, a actuar en consecuencia. Me gustaría decirles que yo logré su anulación, pero me estaría adornando “pa’ que es más que la verdá”. Éstas fueron las anomalías evidentes; pero las no evidentes, para los que más o menos sabemos hacer lecturas abstractas, nos llamó la atención que todos los varones que quedaron electos como consejeros y algunas consejeras eran de la vieja guardia; los que tuvieron los mandos al inicio de Morena en Chihuahua, las gentes de la Sra. Bertha Luján, la mayor interesada en reelegirse en el ámbito nacional y empoderar sus cuadros en los estados. Alguien me comentó, “de haber sido eso hubiera quedado su sobrino Fernando Tiscareño”; por lo contrario alegué… “hubiera sido una demostración muy evidente de su influencia. “A Tiscareño en un corto período lo va hacer… diputado o funcionario público federal; tiene mucho poder la Sra. Bertha Luján, quien dispuso del padrón electoral, antes, mucho antes que se lo dieran a conocer a los interesados. La que junto con todos los exconsejeros electos, hoy gritan y se desgarran las vestiduras, por la “inadecuada y criminal intromisión del TEPJF”, según ellos lo expresan.

Esta revocación demuestra que la 4T de AMLO está permeando al partido Morena, al que se había descuidado por atender sólo los problemas nacionales, mientras que grupos e individuos ventajosos, oportunistas o solamente ambiciosos se habían enseñoreado en el partido.

Y como el buen juez por su casa empieza, el TEPJF dictaminó que en la próxima elección de consejeros voten todos los miembros que están registrados en el padrón de Morena; viejos y nuevos, y no sólo fundadores, cambiando además la mecánica de la votación para evitar al máximo los fraudes, la que deberá realizarse en unos meses.

Por todo ello los “electos anulados” deben estar tranquilos y agradecidos, porque si su elección no fue fraudulenta, serán reelectos; demostrando con ello su legitimidad y arraigo; de no ser así “pos” ahí sí que cada quien lo interprete como quiera”; yo por lo pronto ya les tengo preparados algunos adjetivos tonantes y sustanciosos, con los que los designaré, para “toooda la vida”, pues se habrán ganado a cabalidad el de “deshonestos”, como los mejores émulos del PRI y del PAN.

Los mismos tramposos de todos los tiempos, seguidores de algunos tiernos líderes que muy prematuramente ambicionan una candidatura al Gobierno del Estado, y para ello les urge ubicar a sus avanzadas.





Se revocó por justicia,

una elección fraudulenta;

y exige, aunque fue muy lenta…

repetirla sin malicia.


No soy pitoniso, augur, ni profeta, pero en mi artículo “Morena, la moneda está en el aire”, que apareció el 19 de octubre próximo pasado, mencioné con base en todas las irregularidades comiciales en el país, la gran posibilidad que habían de ser anulados los comicios en el país como este 30 de octubre sucedió.

A pesar de que Martín Chaparro, y muchos “canarios cieguitos, sorditos y despistados” expresaron y expresan: “que en Chihuahua no hubo anomalías”; mencioné las que yo presencié en el VI distrito electoral…ingreso de múltiples personas después de cerrado el registro; la disparidad de votos contra militantes registrados; papeletas dobles en un mismo doblado; etc. Y ningún lugar de recepción para presentar impugnaciones en tiempo y forma. Pero aun así, se enviaron a Morena nacional videos de los infiltrados y descripción de anomalías de aquí en la ciudad de Chihuahua; que junto con las del resto del estado y del país obligaron al TEPJF –Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación- y a petición de Morena, a actuar en consecuencia. Me gustaría decirles que yo logré su anulación, pero me estaría adornando “pa’ que es más que la verdá”. Éstas fueron las anomalías evidentes; pero las no evidentes, para los que más o menos sabemos hacer lecturas abstractas, nos llamó la atención que todos los varones que quedaron electos como consejeros y algunas consejeras eran de la vieja guardia; los que tuvieron los mandos al inicio de Morena en Chihuahua, las gentes de la Sra. Bertha Luján, la mayor interesada en reelegirse en el ámbito nacional y empoderar sus cuadros en los estados. Alguien me comentó, “de haber sido eso hubiera quedado su sobrino Fernando Tiscareño”; por lo contrario alegué… “hubiera sido una demostración muy evidente de su influencia. “A Tiscareño en un corto período lo va hacer… diputado o funcionario público federal; tiene mucho poder la Sra. Bertha Luján, quien dispuso del padrón electoral, antes, mucho antes que se lo dieran a conocer a los interesados. La que junto con todos los exconsejeros electos, hoy gritan y se desgarran las vestiduras, por la “inadecuada y criminal intromisión del TEPJF”, según ellos lo expresan.

Esta revocación demuestra que la 4T de AMLO está permeando al partido Morena, al que se había descuidado por atender sólo los problemas nacionales, mientras que grupos e individuos ventajosos, oportunistas o solamente ambiciosos se habían enseñoreado en el partido.

Y como el buen juez por su casa empieza, el TEPJF dictaminó que en la próxima elección de consejeros voten todos los miembros que están registrados en el padrón de Morena; viejos y nuevos, y no sólo fundadores, cambiando además la mecánica de la votación para evitar al máximo los fraudes, la que deberá realizarse en unos meses.

Por todo ello los “electos anulados” deben estar tranquilos y agradecidos, porque si su elección no fue fraudulenta, serán reelectos; demostrando con ello su legitimidad y arraigo; de no ser así “pos” ahí sí que cada quien lo interprete como quiera”; yo por lo pronto ya les tengo preparados algunos adjetivos tonantes y sustanciosos, con los que los designaré, para “toooda la vida”, pues se habrán ganado a cabalidad el de “deshonestos”, como los mejores émulos del PRI y del PAN.

Los mismos tramposos de todos los tiempos, seguidores de algunos tiernos líderes que muy prematuramente ambicionan una candidatura al Gobierno del Estado, y para ello les urge ubicar a sus avanzadas.





viernes 24 de enero de 2020

Hacia una Economía Moral II

miércoles 08 de enero de 2020

¡Alerta!, este año bisiesto

sábado 21 de diciembre de 2019

Cartucheras al cañón…

viernes 13 de diciembre de 2019

Por qué soy obradorista II

viernes 06 de diciembre de 2019

Por qué soy obradorista

viernes 15 de noviembre de 2019

USA… autocracia imperialista hegemónica

sábado 09 de noviembre de 2019

En Morena se revocó una elección fraudulenta

viernes 01 de noviembre de 2019

    No los gasearon lo suficiente…

sábado 19 de octubre de 2019

Morena… la moneda está en el aire

Cargar Más