/ martes 27 de agosto de 2019

Hay esperanza

Por fin vemos a organizaciones o personas dispuestas a defender a México de caer en un desastre provocado por el mismo presidente López Obrador, quien trae prisa por acabar con la economía y como consecuencia con el empleo y con la pobreza que tanto dice de los dientes para afuera, que va a acabar.

“Construyendo México, la aportación de Coparmex”, es una cruzada nacional encabezada por el presidente nacional, Gustavo de Hoyos, y por diez ex presidentes nacionales del mismo organismo, gente de lo más ocupada del país, que se han dado el tiempo de recorrer juntos todo México, para alertar del peligro en que estamos, como lo estuvimos en la época de los ex presidentes de México Luis Echevarría Álvarez, José López Portillo y Carlos Salinas de Gortari, quienes en su momento quisieron acabar con nuestra patria y afortunadamente hubo personas y organizaciones como Coparmex que se atravesaron y se logró detener sus locuras.

Hoy, tenemos esperanza al ver una organización tan fuerte, encabezando esta labor por defender a México, empezando por esta cruzada nacional, que no es de enfrentamiento, sino de cosas que ya están haciendo a favor de México, de ahí el nombre.

Paralelamente ya echaron a andar programas en ese mismo sentido, para construir un mejor país y no destruir las instituciones, como quiere López Obrador, como acabó con el Fondo Minero, con el fondo de los Pueblos Mágicos, con los fondos de las estancias infantiles tan útiles para las madres trabajadoras, con el apoyo a las casas de mujeres maltratadas, con el Aeropuerto de Texcoco, todo por una austeridad porque dice que no hay dinero, pero sí hay dinero para el Aeropuerto de Santa Lucía, en medio de un cerro y muy lejos del otro aeropuerto para hacer conexiones, la refinería de Dos Bocas, que hasta su gente le dice que no debe construir, el Tren Maya que va a acabar con la ecología de todo el sureste del país. Tiene dinero hasta para mandar cien millones de dólares a Nicaragua y El Salvador.

Sembrando odios, AMLO se ganó ya de enemigos a muchos periodistas, a quienes maltrató, con todo respeto, como él dice, pero a algunos ordenó que los corrieran de su chamba, como el último, Carlos Loret de Mola, quien ya dijo que no lo van a callar; como Pedro Ferriz de Con, quien ya inició también una cruzada nacional para defender a México. Y qué decir de grandes medios nacionales a los que ha insultado por el solo hecho de no estar de acuerdo con sus ideas, como son los periódicos El Universal y Reforma.

Hay esperanza, vamos todos a unirnos en la defensa de nuestro México.

Por fin vemos a organizaciones o personas dispuestas a defender a México de caer en un desastre provocado por el mismo presidente López Obrador, quien trae prisa por acabar con la economía y como consecuencia con el empleo y con la pobreza que tanto dice de los dientes para afuera, que va a acabar.

“Construyendo México, la aportación de Coparmex”, es una cruzada nacional encabezada por el presidente nacional, Gustavo de Hoyos, y por diez ex presidentes nacionales del mismo organismo, gente de lo más ocupada del país, que se han dado el tiempo de recorrer juntos todo México, para alertar del peligro en que estamos, como lo estuvimos en la época de los ex presidentes de México Luis Echevarría Álvarez, José López Portillo y Carlos Salinas de Gortari, quienes en su momento quisieron acabar con nuestra patria y afortunadamente hubo personas y organizaciones como Coparmex que se atravesaron y se logró detener sus locuras.

Hoy, tenemos esperanza al ver una organización tan fuerte, encabezando esta labor por defender a México, empezando por esta cruzada nacional, que no es de enfrentamiento, sino de cosas que ya están haciendo a favor de México, de ahí el nombre.

Paralelamente ya echaron a andar programas en ese mismo sentido, para construir un mejor país y no destruir las instituciones, como quiere López Obrador, como acabó con el Fondo Minero, con el fondo de los Pueblos Mágicos, con los fondos de las estancias infantiles tan útiles para las madres trabajadoras, con el apoyo a las casas de mujeres maltratadas, con el Aeropuerto de Texcoco, todo por una austeridad porque dice que no hay dinero, pero sí hay dinero para el Aeropuerto de Santa Lucía, en medio de un cerro y muy lejos del otro aeropuerto para hacer conexiones, la refinería de Dos Bocas, que hasta su gente le dice que no debe construir, el Tren Maya que va a acabar con la ecología de todo el sureste del país. Tiene dinero hasta para mandar cien millones de dólares a Nicaragua y El Salvador.

Sembrando odios, AMLO se ganó ya de enemigos a muchos periodistas, a quienes maltrató, con todo respeto, como él dice, pero a algunos ordenó que los corrieran de su chamba, como el último, Carlos Loret de Mola, quien ya dijo que no lo van a callar; como Pedro Ferriz de Con, quien ya inició también una cruzada nacional para defender a México. Y qué decir de grandes medios nacionales a los que ha insultado por el solo hecho de no estar de acuerdo con sus ideas, como son los periódicos El Universal y Reforma.

Hay esperanza, vamos todos a unirnos en la defensa de nuestro México.

martes 12 de noviembre de 2019

¿Estado fallido?

martes 05 de noviembre de 2019

De mal en peor

martes 22 de octubre de 2019

El Chapito somete a López Obrador

martes 15 de octubre de 2019

Las mañaneras

martes 08 de octubre de 2019

Guerrilleros ahora son héroes

martes 01 de octubre de 2019

AMLO sigue en campaña

martes 17 de septiembre de 2019

Marcha contra AMLO

martes 03 de septiembre de 2019

Sin novedad en el frente

Cargar Más