/ miércoles 16 de mayo de 2018

La bioética y los Derechos Humanos

El respeto a los Derechos Humanos en el campo de la bioética es un asunto que cobra cada vez más importancia en el mundo globalizado, toda vez que los mínimos de dignidad humana son global y crecientemente infringidos para grandes colectivos, atentando contra sus Derechos Humanos más elementales, como son el derecho a la vida y a la salud.

La falta de asistencia sanitaria, la mala práctica médica, el no respeto a la autonomía de los pacientes etc. son algunas de las realidades que reclaman ser atendidas para que pueda hablarse de un trato digno donde se respeten los Derechos Humanos.

En el año 2005, por primera vez en la historia de la bioética, la comunidad internacional se comprometía a respetar y aplicar los principios fundamentales de la bioética en un único texto la Declaración Universal sobre la Bioética y los Derechos Humanos.

Esta declaración, como se infiere en su propio título, fundamenta los principios en ella consagrados, como lo es la dignidad humana.

En esta norma jurídica se reconoce la interrelación existente entre la ética y los Derechos Humanos en el terreno de la bioética.

Este documento registra que los problemas éticos suscitados por los rápidos adelantos de la ciencia y de sus aplicaciones tecnológicas deben examinarse teniendo no sólo el respeto debido a la dignidad de la persona humana sino también el respeto universal y la observancia de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, considerando así algunos de sus aspectos fundamentales:

· Esta declaración trata sobre cuestiones éticas relacionadas con la medicina, las ciencias de la vida, así como sus dimensiones sociales, jurídicas y ambientales.

· Se habrán de respetar plenamente la dignidad humana, los Derechos Humanos

y las libertades fundamentales.

· Los intereses y el bienestar de la persona deberían tener prioridad con respecto

al interés exclusivo de la ciencia o la sociedad.

· Toda intervención médica preventiva, diagnóstica y terapéutica sólo

habrá de llevarse a cabo previo consentimiento libre e informado de la persona

interesada, basado en la información adecuada.

· La investigación científica sólo se debería llevar a cabo previo consentimiento

libre, expreso e informado de la persona interesada.

· Al aplicar y fomentar el conocimiento científico, la práctica médica y las

tecnologías conexas, se debería tener en cuenta la vulnerabilidad humana.

· Los individuos y grupos especialmente vulnerables deberían ser protegidos

y se debería respetar la integridad personal de dichos individuos.

· Se debería promover una evaluación y una gestión apropiadas de los riesgos relacionados con la medicina, las ciencias de la vida y las tecnologías conexas.

· Los estados deberían tomar las medidas adecuadas en los planos nacional

e internacional para luchar contra el bioterrorismo, así como contra el tráfico

ilícito de órganos, tejidos, muestras, recursos genéticos y materiales relacionados

con la genética.

La UNESCO deberá promover y difundir los principios enunciados en la presente Declaración. Para ello, la UNESCO solicitará la ayuda y la asistencia del Comité Intergubernamental de Bioética (CIGB) y del Comité Internacional de Bioética (CIB).

¡Me siento orgullosa de ser hija de estas hermosas tierras norteñas!

heidy_universidad@hotmail.com




El respeto a los Derechos Humanos en el campo de la bioética es un asunto que cobra cada vez más importancia en el mundo globalizado, toda vez que los mínimos de dignidad humana son global y crecientemente infringidos para grandes colectivos, atentando contra sus Derechos Humanos más elementales, como son el derecho a la vida y a la salud.

La falta de asistencia sanitaria, la mala práctica médica, el no respeto a la autonomía de los pacientes etc. son algunas de las realidades que reclaman ser atendidas para que pueda hablarse de un trato digno donde se respeten los Derechos Humanos.

En el año 2005, por primera vez en la historia de la bioética, la comunidad internacional se comprometía a respetar y aplicar los principios fundamentales de la bioética en un único texto la Declaración Universal sobre la Bioética y los Derechos Humanos.

Esta declaración, como se infiere en su propio título, fundamenta los principios en ella consagrados, como lo es la dignidad humana.

En esta norma jurídica se reconoce la interrelación existente entre la ética y los Derechos Humanos en el terreno de la bioética.

Este documento registra que los problemas éticos suscitados por los rápidos adelantos de la ciencia y de sus aplicaciones tecnológicas deben examinarse teniendo no sólo el respeto debido a la dignidad de la persona humana sino también el respeto universal y la observancia de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, considerando así algunos de sus aspectos fundamentales:

· Esta declaración trata sobre cuestiones éticas relacionadas con la medicina, las ciencias de la vida, así como sus dimensiones sociales, jurídicas y ambientales.

· Se habrán de respetar plenamente la dignidad humana, los Derechos Humanos

y las libertades fundamentales.

· Los intereses y el bienestar de la persona deberían tener prioridad con respecto

al interés exclusivo de la ciencia o la sociedad.

· Toda intervención médica preventiva, diagnóstica y terapéutica sólo

habrá de llevarse a cabo previo consentimiento libre e informado de la persona

interesada, basado en la información adecuada.

· La investigación científica sólo se debería llevar a cabo previo consentimiento

libre, expreso e informado de la persona interesada.

· Al aplicar y fomentar el conocimiento científico, la práctica médica y las

tecnologías conexas, se debería tener en cuenta la vulnerabilidad humana.

· Los individuos y grupos especialmente vulnerables deberían ser protegidos

y se debería respetar la integridad personal de dichos individuos.

· Se debería promover una evaluación y una gestión apropiadas de los riesgos relacionados con la medicina, las ciencias de la vida y las tecnologías conexas.

· Los estados deberían tomar las medidas adecuadas en los planos nacional

e internacional para luchar contra el bioterrorismo, así como contra el tráfico

ilícito de órganos, tejidos, muestras, recursos genéticos y materiales relacionados

con la genética.

La UNESCO deberá promover y difundir los principios enunciados en la presente Declaración. Para ello, la UNESCO solicitará la ayuda y la asistencia del Comité Intergubernamental de Bioética (CIGB) y del Comité Internacional de Bioética (CIB).

¡Me siento orgullosa de ser hija de estas hermosas tierras norteñas!

heidy_universidad@hotmail.com




miércoles 19 de septiembre de 2018

¿Por qué? y ¿Para qué?

miércoles 12 de septiembre de 2018

La garantía de audiencia

miércoles 05 de septiembre de 2018

La república, la democracia y el sistema federal

miércoles 29 de agosto de 2018

Las reglas de la consulta popular

miércoles 22 de agosto de 2018

El pueblo soberano

miércoles 15 de agosto de 2018

Derechos de los pueblos indígenas

miércoles 08 de agosto de 2018

Los mares con perspectiva de derechos humanos

miércoles 01 de agosto de 2018

¡La queja!

miércoles 01 de agosto de 2018

¡La queja!

miércoles 25 de julio de 2018

La Organización de las Naciones Unidas

Cargar Más