/ miércoles 5 de agosto de 2020

La fragilidad del humano

El pasado viernes 31 de julio, en la ciudad de Chihuahua, algunas personas se percataron de la presencia de un hombre en una antena de telecomunicaciones en el Centro Histórico, como era de esperarse las autoridades se movilizaron y estuvieron tratando de lograr que la persona bajara de esa estructura ya que ponía en riesgo su vida.

Pasaron 16 horas para que Ángel, así se llama esta persona, decidiera bajar de la estructura para reincorporar sus pies en el suelo.

Hubo varias versiones, una narraba que el hombre es de ciudad Delicias y que vino a la capital a conseguir trabajo y al no lograrlo se subió a la torre, otra es en el sentido que estaba bajo los influjos de alguna sustancia enervante que le provocó ausencia de estadía normal y que aparte padece depresión, sea cuál sea la versión correcta todas aluden a un estado mental alterado que lo llevó a tomar esta decisión.

Entramos al delicado tema de la salud mental, según la OMS “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

¿Pero quién realmente puede decir que tiene un completo bienestar físico, mental y social? El tema siempre es complicado, la realidad es que en todo el mundo la depresión es una o si no la primera enfermedad mental en el mundo que afecta a millones de personas y que causa incapacidad en ellos para desempeñar sus actividades, provocando todo un cambio negativo en su entorno personal y social.

Es por ello que en las políticas públicas es importante considerar estos factores que afectan silenciosamente a nuestra sociedad.

Actualmente con tantos problemas que nos aquejan estos temas van quedando en segundo lugar, pero son factores que vienen a empeorar todavía más el panorama de vida de las personas.

Si conoces a alguien con síntomas ayúdalo a acercarse a un médico, hay tratamientos que le cambiarán la vida tanto a la persona como a sus semejantes y por lo tanto a toda la sociedad.

Cuidémonos todos para evitar caer en este padecimiento, es muy importante:

● Hacer ejercicio, fundamental, ya que esto ayuda al cerebro a segregar químicos que proporcionarán estabilidad en su funcionamiento.

● Comer lo mejor que se pueda, sé que no todas las familias lo pueden hacer, pero en la medida de sus posibilidades inténtelo. Trate de sonreír.

Gracias y hasta la próxima. @MarAlmeyda Miembro de la Aechih.

El pasado viernes 31 de julio, en la ciudad de Chihuahua, algunas personas se percataron de la presencia de un hombre en una antena de telecomunicaciones en el Centro Histórico, como era de esperarse las autoridades se movilizaron y estuvieron tratando de lograr que la persona bajara de esa estructura ya que ponía en riesgo su vida.

Pasaron 16 horas para que Ángel, así se llama esta persona, decidiera bajar de la estructura para reincorporar sus pies en el suelo.

Hubo varias versiones, una narraba que el hombre es de ciudad Delicias y que vino a la capital a conseguir trabajo y al no lograrlo se subió a la torre, otra es en el sentido que estaba bajo los influjos de alguna sustancia enervante que le provocó ausencia de estadía normal y que aparte padece depresión, sea cuál sea la versión correcta todas aluden a un estado mental alterado que lo llevó a tomar esta decisión.

Entramos al delicado tema de la salud mental, según la OMS “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

¿Pero quién realmente puede decir que tiene un completo bienestar físico, mental y social? El tema siempre es complicado, la realidad es que en todo el mundo la depresión es una o si no la primera enfermedad mental en el mundo que afecta a millones de personas y que causa incapacidad en ellos para desempeñar sus actividades, provocando todo un cambio negativo en su entorno personal y social.

Es por ello que en las políticas públicas es importante considerar estos factores que afectan silenciosamente a nuestra sociedad.

Actualmente con tantos problemas que nos aquejan estos temas van quedando en segundo lugar, pero son factores que vienen a empeorar todavía más el panorama de vida de las personas.

Si conoces a alguien con síntomas ayúdalo a acercarse a un médico, hay tratamientos que le cambiarán la vida tanto a la persona como a sus semejantes y por lo tanto a toda la sociedad.

Cuidémonos todos para evitar caer en este padecimiento, es muy importante:

● Hacer ejercicio, fundamental, ya que esto ayuda al cerebro a segregar químicos que proporcionarán estabilidad en su funcionamiento.

● Comer lo mejor que se pueda, sé que no todas las familias lo pueden hacer, pero en la medida de sus posibilidades inténtelo. Trate de sonreír.

Gracias y hasta la próxima. @MarAlmeyda Miembro de la Aechih.