/ miércoles 6 de diciembre de 2017

La visibilidad de la Tarahumara

Participación del autor en la consulta realizada por Tarahumara Sustentable el miércoles 23 de noviembre del 2017 en el Instituto Tecnológico de Monterrey campus Chihuahua

 

Uno de los principios fundamentales en materia de comunicación es la visualización.

Sin la visualización los grupos o personas pasan desapercibidos, y al ocurrir esto, son discriminados, porque las políticas públicas obedecen, por lo regular, a criterios de carácter político.

Es decir, las políticas públicas son impulsadas por las fuerzas reales de poder, y uno de sus principales instrumentos es el uso de los mass media, que se encuentran dotados de una amplia capacidad de difusión.

Si bien es cierto, el turismo ocupa un papel relevante como mensaje de las plataformas mediáticas, el turismo en la zona tarahumara ocupa un lugar marginal.

De una revisión empírica, podemos encontrar que la fase turística de visualización de la Tarahumara es temporal, particularmente en meses de temporada alta. Estamos hablando del aspecto de visualización mediática.

De ahí en más, la Tarahumara, o más bien dicho, la zona serrana, como comúnmente se le dice, aparece en información de naturaleza negativa: la violencia, accidentes, incendios, hambruna, suicidios, etcétera.

Hay una generación de estereotipos derivados del manejo de la información difundida en los medios de comunicación.

Por supuesto que dicha información tiene un impacto en la imagen de la Tarahumara y necesariamente hay efecto en el turismo, más hoy con la globalización de la información.

Cualquier turista o prospecto a turista, desde su lugar de origen, puede entrar a los medios de comunicación digitales que se editan en Chihuahua y conocer que es lo que está ocurriendo en este lugar.

Esto más que un problema, debe ser un área de oportunidad.

Los medios de comunicación deben ser una agenda permanente por parte de los propulsores de la Tarahumara.

Una agenda en la cual se proporcione a los medios de comunicación la información bajo una visión noticiosa para proponer alternativas de contenidos comunicativos.

Una posición pasiva en la generación de información es un factor que provoca directa o indirectamente que las planas y espacios noticiosos  sean colmados con información que afecta nuestra imagen para impulsar turismo.

Pero no es suficiente con proporcionar dicha información. Debe procurarse una agenda permanente de capacitación y sensibilización hacia los periodistas y comunicadores.

Un periodista sensibilizado acerca de los proyectos y bondades de los mismos para convertir a la Tarahumara en un sector sustentable, para beneficio de los pueblos indígenas que ahí habitan, y para mayor renombre de Chihuahua, se transforma en un aliado estratégico.

Como parte de la difusión turística de la zona tarahumara, debe pensarse en campañas específicas que la promocionen, bajo una calendarización y financiación que surja de los recursos públicos y privados, en un esfuerzo coordinado de comunicación que potencie ambos esfuerzos. Sin duda, las acciones aisladas producen menos resultado.

Debemos apostar por una sinergia, producto de la alineación de voluntades, bajo un objetivo común: hacer de la Tarahumara un ente sustentable, con un profundo sentido social.

En esa sinergia de voluntades entre sector público y privado un aspecto fundamental es la creación de un observador de la Tarahumara.

Se trata de un esfuerzo que genere estadística con base en indicadores de muy distinta índole.

Se trata de generar nuevos indicadores, pero aprovechar los que ya existen.

Un área especializada que reúna la información histórica y actual de la Tarahumara, en un micrositio en la red de internet, que facilite a comunicadores e investigadores conocer de primera mano información que le llevaría horas o días compilar.

Un procesador de información que contenga datos de economía, proyectos, normas jurídicas, incluso, seguimiento a manejo informativo en relación a la Tarahumara, para evaluar avances, retrocesos y estatus quo de la zona.

La carencia de información es una limitante para todo proyecto. En este caso puede ser una importante área de oportunidad.

Como se observa hay diversas acciones que se pueden concretar en materia de comunicación e información, para impulsar el proyecto Tarahumara Sustentable.

Obviamente, un proyecto tan ambicioso requiere de la participación de todos, comunicadores, sector público, sector social y la población directamente beneficiada, pero particularmente se requiere de un articulador.

Hoy nos debemos felicitar por este exitoso ejercicio, impulsado por Tarahumara Sustentable, que sin duda rendirá frutos y nos permitirá avanzar en la construcción de una Tarahumara con mayor desarrollo y bajo una mayor visualización que nos haga presente en términos de mass media.

http://robertopinon.blogspot.mx

 

Participación del autor en la consulta realizada por Tarahumara Sustentable el miércoles 23 de noviembre del 2017 en el Instituto Tecnológico de Monterrey campus Chihuahua

 

Uno de los principios fundamentales en materia de comunicación es la visualización.

Sin la visualización los grupos o personas pasan desapercibidos, y al ocurrir esto, son discriminados, porque las políticas públicas obedecen, por lo regular, a criterios de carácter político.

Es decir, las políticas públicas son impulsadas por las fuerzas reales de poder, y uno de sus principales instrumentos es el uso de los mass media, que se encuentran dotados de una amplia capacidad de difusión.

Si bien es cierto, el turismo ocupa un papel relevante como mensaje de las plataformas mediáticas, el turismo en la zona tarahumara ocupa un lugar marginal.

De una revisión empírica, podemos encontrar que la fase turística de visualización de la Tarahumara es temporal, particularmente en meses de temporada alta. Estamos hablando del aspecto de visualización mediática.

De ahí en más, la Tarahumara, o más bien dicho, la zona serrana, como comúnmente se le dice, aparece en información de naturaleza negativa: la violencia, accidentes, incendios, hambruna, suicidios, etcétera.

Hay una generación de estereotipos derivados del manejo de la información difundida en los medios de comunicación.

Por supuesto que dicha información tiene un impacto en la imagen de la Tarahumara y necesariamente hay efecto en el turismo, más hoy con la globalización de la información.

Cualquier turista o prospecto a turista, desde su lugar de origen, puede entrar a los medios de comunicación digitales que se editan en Chihuahua y conocer que es lo que está ocurriendo en este lugar.

Esto más que un problema, debe ser un área de oportunidad.

Los medios de comunicación deben ser una agenda permanente por parte de los propulsores de la Tarahumara.

Una agenda en la cual se proporcione a los medios de comunicación la información bajo una visión noticiosa para proponer alternativas de contenidos comunicativos.

Una posición pasiva en la generación de información es un factor que provoca directa o indirectamente que las planas y espacios noticiosos  sean colmados con información que afecta nuestra imagen para impulsar turismo.

Pero no es suficiente con proporcionar dicha información. Debe procurarse una agenda permanente de capacitación y sensibilización hacia los periodistas y comunicadores.

Un periodista sensibilizado acerca de los proyectos y bondades de los mismos para convertir a la Tarahumara en un sector sustentable, para beneficio de los pueblos indígenas que ahí habitan, y para mayor renombre de Chihuahua, se transforma en un aliado estratégico.

Como parte de la difusión turística de la zona tarahumara, debe pensarse en campañas específicas que la promocionen, bajo una calendarización y financiación que surja de los recursos públicos y privados, en un esfuerzo coordinado de comunicación que potencie ambos esfuerzos. Sin duda, las acciones aisladas producen menos resultado.

Debemos apostar por una sinergia, producto de la alineación de voluntades, bajo un objetivo común: hacer de la Tarahumara un ente sustentable, con un profundo sentido social.

En esa sinergia de voluntades entre sector público y privado un aspecto fundamental es la creación de un observador de la Tarahumara.

Se trata de un esfuerzo que genere estadística con base en indicadores de muy distinta índole.

Se trata de generar nuevos indicadores, pero aprovechar los que ya existen.

Un área especializada que reúna la información histórica y actual de la Tarahumara, en un micrositio en la red de internet, que facilite a comunicadores e investigadores conocer de primera mano información que le llevaría horas o días compilar.

Un procesador de información que contenga datos de economía, proyectos, normas jurídicas, incluso, seguimiento a manejo informativo en relación a la Tarahumara, para evaluar avances, retrocesos y estatus quo de la zona.

La carencia de información es una limitante para todo proyecto. En este caso puede ser una importante área de oportunidad.

Como se observa hay diversas acciones que se pueden concretar en materia de comunicación e información, para impulsar el proyecto Tarahumara Sustentable.

Obviamente, un proyecto tan ambicioso requiere de la participación de todos, comunicadores, sector público, sector social y la población directamente beneficiada, pero particularmente se requiere de un articulador.

Hoy nos debemos felicitar por este exitoso ejercicio, impulsado por Tarahumara Sustentable, que sin duda rendirá frutos y nos permitirá avanzar en la construcción de una Tarahumara con mayor desarrollo y bajo una mayor visualización que nos haga presente en términos de mass media.

http://robertopinon.blogspot.mx

 

miércoles 13 de diciembre de 2017

Otro incidente más

miércoles 06 de diciembre de 2017

La visibilidad de la Tarahumara

miércoles 22 de noviembre de 2017

Una CIDH proactiva

miércoles 15 de noviembre de 2017

Obligación ineludible

miércoles 08 de noviembre de 2017

Veinte años de Relatoría

miércoles 11 de octubre de 2017

El periodismo: un objeto socialmente valioso

miércoles 27 de septiembre de 2017

Un fideicomiso con transparencia y pluralidad

miércoles 20 de septiembre de 2017

Un fideicomiso sin carga adicional a los ciudadanos

Cargar Más