/ miércoles 3 de julio de 2019

Mañanera vespertina...

¡Ya pasó un año! Caray. Qué rápido pasa el tiempo.

Muchos votaron por la esperanza de transformar la porquería de país que tenemos, políticamente hablando por supuesto.

Otros votamos por lo que era lo menos peor en ese momento.

Son ya siete meses de gobierno, justo y necesario emitir una calificación, aunque los endiosados digan lo contrario.

Pero son 12 meses de que se obtuvo un contundente triunfo en las urnas por parte de AMLO.

El compromiso principal, no fallarle al pueblo.

Seguro estoy a estas alturas del partido más de uno pensaba que la gasolina costaría menos, que Peña Nieto y buena parte de su gabinete estarían tras las rejas, que Trump sería mandado al “Pejerrancho” y que tendríamos una economía creciente.

Pero ni la gasolina más barata, Peña Nieto y los suyos ni cerca de pisar prisión, el vecino del norte es el mismo y la economía igual o tantito peor.

El lunes fuimos testigos de un acto de demagogia pura. Definamos este término sencillo, lo primero que arroje Google: “Dominación tiránica del pueblo y empleo de halagos, falsas promesas que son populares pero difíciles de cumplir y otros procedimientos similares para convencer al pueblo y convertirlo en instrumento de la propia ambición política”.

Fácil de entender, ¿no creen?

Fue una Mañanera por la tarde. Se le dijo a la gente lo que quería escuchar. La plancha del Zócalo en la CDMX, repleta. Acarreados por doquier, al más puro estilo del PRI de décadas atrás. Lonches fríos y refrescos calientes para miles. Y claro, la música. Al pueblo, pan y circo. Fórmula que no falla.

Sumen logros y fallas de la manera más objetiva que puedan, sean chairos o fifís, mexicanos al fin todos. Vean si ha valido la pena. Me platican sus conclusiones.

Hace unos días me encontré algo que me pareció interesante.

Platón decía que “El precio de desentenderse de la política es el ser gobernado por los peores hombres”. Seamos mexicanos con inteligencia política, razonemos en el futuro más próximo y nunca, jamás, nos desentendamos de la política, porque las consecuencias pueden ser devastadoras. Platón, seguro estoy, para nada estaba equivocado.


Como dice mi abuela.

Ahi’tá la ancheta.


Los invito a leerme y escribirme a:

Facebook/JoséLuisSáenzNoticias

Twitter: @JLSaenzNoticias

A escucharme a las 8:00 a.m. y 3:00 p.m. en Radio Fórmula en el 101.7 de FM, www.radioformulachihuahua.com y a verme a las 7:30 p.m. en la señal del canal 9 por el 5.2 de señal abierta, 009 y 709 de IZZI.

¡Ya pasó un año! Caray. Qué rápido pasa el tiempo.

Muchos votaron por la esperanza de transformar la porquería de país que tenemos, políticamente hablando por supuesto.

Otros votamos por lo que era lo menos peor en ese momento.

Son ya siete meses de gobierno, justo y necesario emitir una calificación, aunque los endiosados digan lo contrario.

Pero son 12 meses de que se obtuvo un contundente triunfo en las urnas por parte de AMLO.

El compromiso principal, no fallarle al pueblo.

Seguro estoy a estas alturas del partido más de uno pensaba que la gasolina costaría menos, que Peña Nieto y buena parte de su gabinete estarían tras las rejas, que Trump sería mandado al “Pejerrancho” y que tendríamos una economía creciente.

Pero ni la gasolina más barata, Peña Nieto y los suyos ni cerca de pisar prisión, el vecino del norte es el mismo y la economía igual o tantito peor.

El lunes fuimos testigos de un acto de demagogia pura. Definamos este término sencillo, lo primero que arroje Google: “Dominación tiránica del pueblo y empleo de halagos, falsas promesas que son populares pero difíciles de cumplir y otros procedimientos similares para convencer al pueblo y convertirlo en instrumento de la propia ambición política”.

Fácil de entender, ¿no creen?

Fue una Mañanera por la tarde. Se le dijo a la gente lo que quería escuchar. La plancha del Zócalo en la CDMX, repleta. Acarreados por doquier, al más puro estilo del PRI de décadas atrás. Lonches fríos y refrescos calientes para miles. Y claro, la música. Al pueblo, pan y circo. Fórmula que no falla.

Sumen logros y fallas de la manera más objetiva que puedan, sean chairos o fifís, mexicanos al fin todos. Vean si ha valido la pena. Me platican sus conclusiones.

Hace unos días me encontré algo que me pareció interesante.

Platón decía que “El precio de desentenderse de la política es el ser gobernado por los peores hombres”. Seamos mexicanos con inteligencia política, razonemos en el futuro más próximo y nunca, jamás, nos desentendamos de la política, porque las consecuencias pueden ser devastadoras. Platón, seguro estoy, para nada estaba equivocado.


Como dice mi abuela.

Ahi’tá la ancheta.


Los invito a leerme y escribirme a:

Facebook/JoséLuisSáenzNoticias

Twitter: @JLSaenzNoticias

A escucharme a las 8:00 a.m. y 3:00 p.m. en Radio Fórmula en el 101.7 de FM, www.radioformulachihuahua.com y a verme a las 7:30 p.m. en la señal del canal 9 por el 5.2 de señal abierta, 009 y 709 de IZZI.

miércoles 18 de septiembre de 2019

Batallan para lo que quieren

miércoles 10 de julio de 2019

Jefe encubierto región 4

miércoles 03 de julio de 2019

Mañanera vespertina...

miércoles 26 de junio de 2019

El mismo circo...El mismo circo...

miércoles 12 de junio de 2019

Nos falta Norberto…

miércoles 05 de junio de 2019

Capirotada…

miércoles 29 de mayo de 2019

Primer semestre: ¿Aprobado o reprobado?

miércoles 22 de mayo de 2019

¿Ave Fénix o María?

miércoles 24 de abril de 2019

No es lo mismo…

miércoles 17 de abril de 2019

Seguidores a ciegas…

Cargar Más