/ miércoles 28 de agosto de 2019

Me dueles, Amazonas

La edad cronológica de la Tierra es de alrededor de 4,543 miles de millones de años, la del ser humano algunos la ajustan a 700,000 años, el homínido se sitúa hace 4,000 años, parece que la Tierra tiene algunos cuantos años más que la raza humana.

La Tierra fue evolucionando de tal forma que se dieron las condiciones para que nosotros, como lo que somos ahora, pudiéramos existir, pero a medida de que la humanidad se consolidó en lo que es, ha ido deteriorando al planeta.

En últimos años, tal vez de unos cuarenta a la fecha, se empezó a manejar lo que ahora conocemos como cambio climático.

¿Qué es el cambio climático? Pues simplemente el deterioro de la Tierra como existía antes de la acción del ser humano, el cual ha modificado su estructura original, generando consecuencias y no positivas.

A grandes rasgos, las consecuencias las hemos sentido en todo el mundo, el calor se hace presente en una forma extraordinaria, los polos se deshielan, el sargazo se apodera de las playas, las lluvias ahora son tormentas incontrolables, que acaban con todo a su paso, las tierras se desecan por falta de agua, todo está desconfigurado y afectando a todos los sistemas que dependen del correcto funcionamiento de la Tierra.

El ser humano constituyó el Estado, y éste supuestamente es el encargado de atender las necesidades de los humanos que viven en el territorio en el que está asentado.

Se le otorga el poder de decisión a un presidente, primer ministro, líder mundial o como quiera llamarle, desafortunadamente para la población que representan esos líderes, el desempeño que realizan dejan mucho que desear, la historia nos ha enseñado que sólo se preocupan por lo que a ellos les interesa, que generalmente no es ni el resto de la población, ni el cuidado de la casa donde vivimos todos.

La semana pasada estalló la crisis, que ya lleva muchos días en el Amazonas. Jair Bolsonaro recortó los presupuestos para protección del Amazonas, con el afán de AHORRAR, y la tala se ha incrementado dramáticamente aunado a los 78,000 incendios, donde se ha perdido un 20% del Amazonas, 23,000 km2. El punto de no retorno está entre el 20% y 25%, si llegamos a eso el Amazonas será un sistema de sabanas, cambiando para siempre el ecosistema del planeta con todo y sus consecuencias.

Pero Bolsonaro le pide a Macron que le pida disculpas ¿De verdad? @MarAlmeyda cometariosaloescrito@gmail.com

La edad cronológica de la Tierra es de alrededor de 4,543 miles de millones de años, la del ser humano algunos la ajustan a 700,000 años, el homínido se sitúa hace 4,000 años, parece que la Tierra tiene algunos cuantos años más que la raza humana.

La Tierra fue evolucionando de tal forma que se dieron las condiciones para que nosotros, como lo que somos ahora, pudiéramos existir, pero a medida de que la humanidad se consolidó en lo que es, ha ido deteriorando al planeta.

En últimos años, tal vez de unos cuarenta a la fecha, se empezó a manejar lo que ahora conocemos como cambio climático.

¿Qué es el cambio climático? Pues simplemente el deterioro de la Tierra como existía antes de la acción del ser humano, el cual ha modificado su estructura original, generando consecuencias y no positivas.

A grandes rasgos, las consecuencias las hemos sentido en todo el mundo, el calor se hace presente en una forma extraordinaria, los polos se deshielan, el sargazo se apodera de las playas, las lluvias ahora son tormentas incontrolables, que acaban con todo a su paso, las tierras se desecan por falta de agua, todo está desconfigurado y afectando a todos los sistemas que dependen del correcto funcionamiento de la Tierra.

El ser humano constituyó el Estado, y éste supuestamente es el encargado de atender las necesidades de los humanos que viven en el territorio en el que está asentado.

Se le otorga el poder de decisión a un presidente, primer ministro, líder mundial o como quiera llamarle, desafortunadamente para la población que representan esos líderes, el desempeño que realizan dejan mucho que desear, la historia nos ha enseñado que sólo se preocupan por lo que a ellos les interesa, que generalmente no es ni el resto de la población, ni el cuidado de la casa donde vivimos todos.

La semana pasada estalló la crisis, que ya lleva muchos días en el Amazonas. Jair Bolsonaro recortó los presupuestos para protección del Amazonas, con el afán de AHORRAR, y la tala se ha incrementado dramáticamente aunado a los 78,000 incendios, donde se ha perdido un 20% del Amazonas, 23,000 km2. El punto de no retorno está entre el 20% y 25%, si llegamos a eso el Amazonas será un sistema de sabanas, cambiando para siempre el ecosistema del planeta con todo y sus consecuencias.

Pero Bolsonaro le pide a Macron que le pida disculpas ¿De verdad? @MarAlmeyda cometariosaloescrito@gmail.com

miércoles 13 de noviembre de 2019

Hubris

miércoles 09 de octubre de 2019

Desaceleración del mundo

miércoles 18 de septiembre de 2019

Empleos… ¿Qué es eso?

miércoles 11 de septiembre de 2019

Presupuesto 2020

miércoles 04 de septiembre de 2019

Prohibir las bolsas: ¿Beneficio para quién?

miércoles 28 de agosto de 2019

Me dueles, Amazonas

miércoles 21 de agosto de 2019

Salud económica, endeble

jueves 08 de agosto de 2019

Sin palabras

Cargar Más