/ miércoles 6 de febrero de 2019

México Libre

Tentativamente será el nombre que adopte el partido que busca registrar el matrimonio Zavala-Calderón: Margarita, ex candidata presidencial independiente (2018), y Felipe, ex presidente de México (2006-2012), con miras al proceso electoral del 2024.

Restaurar la política y construir el bien común, más que conquistar el poder, son los objetivos del partido en caso de lograr el registro.

Recordemos que Calderón ganó la elección presidencial en 2006 a López Obrador, por una diferencia de apenas 58 décimas: 35.89% contra 35.31% de la votación, resultado que no aceptó López Obrador argumentando fraude.

Ahora se explican las presiones de los partidarios y del mismo López para que el INE acepte o no el registro de México Libre, unos a través de las redes sociales en las cuales los conteos a favor del sí alcanzan un 20%, mientras el 80% lo está por el no.

A la vez, el mandatario que “perdona, pero no olvida” aprovecha sus conferencias mañaneras para denostar al expresidente.

Dice Pablo Hiriart: “Habrá, desde luego, 'pleitos de familia' dentro de esas corrientes políticas. Sin embargo el odio contra Felipe Calderón y el partido que impulsa con su esposa viene del flanco morenista”.

Uno de esos fanáticos, Enrique Galván Ochoa, redactor de la Constitución Moral del nuevo gobierno, ha difundido en redes sociales una andanada de calumnias contra Calderón a fin de fomentar el odio contra el expresidente.

¿No debería el redactor de tamaño documento poner el ejemplo de tolerancia y prudencia en el trato con los que piensan diferente a él y a sus jefes políticos?

En este contexto, El Heraldo de Chihuahua (30.01.2019) publica la entrevista que la periodista Elena Michel le hizo a Felipe Calderón, en la cual el expresidente ratifica su carácter demócrata que lo caracterizó durante su mandato:

De entonces recordamos que no obstante su condición de católico practicante, respetó el carácter laico de la función pública. Lo mismo que las campañas públicas, en algunos casos contrapuestas a sus creencias.

Dice: “México vive un momento tan delicado que requiere la participación de todos y la construcción de opciones políticas que equilibren el poder, sí que lo vigilen, pero más que nada que propongan un rumbo cierto de prosperidad para México”.

Reconoció que durante su gobierno hizo falta mayor responsabilidad y altura de miras de Andrés López Obrador para lograr acuerdos políticos.

“Si yo hubiera podido acordar con la izquierda en México hubiera sido más fácil enfrentar todos esos intereses… Es complejo negociar sólo con el PRI que durante su gobierno tuvo mayoría en el congreso, ante la necedad de la izquierda a participar en una coalición legislativa…”.

Respecto a la conformación de su partido asegura que será una organización que abra las puertas a los ciudadanos y respete los valores éticos.

Su oferta política no tiene que ver con atacar al nuevo gobierno, sino “proponer las soluciones que la república necesita”.

“No queremos que nuestra organización sea definida o reconocida por estar en contra de alguien o en contra del gobierno, del presidente o de su partido, sino más bien que sea defendida y recordada por los ciudadanos a partir de lo que proponemos..”.

Casi al término de la entrevista la periodista le recordó que en otra ocasión, cuando estaba en la oposición dijo: “…Estar en la oposición es estar en el cielo y estar en el gobierno es estar en la tierra, y a veces en el mismísimo infierno…”.


Tentativamente será el nombre que adopte el partido que busca registrar el matrimonio Zavala-Calderón: Margarita, ex candidata presidencial independiente (2018), y Felipe, ex presidente de México (2006-2012), con miras al proceso electoral del 2024.

Restaurar la política y construir el bien común, más que conquistar el poder, son los objetivos del partido en caso de lograr el registro.

Recordemos que Calderón ganó la elección presidencial en 2006 a López Obrador, por una diferencia de apenas 58 décimas: 35.89% contra 35.31% de la votación, resultado que no aceptó López Obrador argumentando fraude.

Ahora se explican las presiones de los partidarios y del mismo López para que el INE acepte o no el registro de México Libre, unos a través de las redes sociales en las cuales los conteos a favor del sí alcanzan un 20%, mientras el 80% lo está por el no.

A la vez, el mandatario que “perdona, pero no olvida” aprovecha sus conferencias mañaneras para denostar al expresidente.

Dice Pablo Hiriart: “Habrá, desde luego, 'pleitos de familia' dentro de esas corrientes políticas. Sin embargo el odio contra Felipe Calderón y el partido que impulsa con su esposa viene del flanco morenista”.

Uno de esos fanáticos, Enrique Galván Ochoa, redactor de la Constitución Moral del nuevo gobierno, ha difundido en redes sociales una andanada de calumnias contra Calderón a fin de fomentar el odio contra el expresidente.

¿No debería el redactor de tamaño documento poner el ejemplo de tolerancia y prudencia en el trato con los que piensan diferente a él y a sus jefes políticos?

En este contexto, El Heraldo de Chihuahua (30.01.2019) publica la entrevista que la periodista Elena Michel le hizo a Felipe Calderón, en la cual el expresidente ratifica su carácter demócrata que lo caracterizó durante su mandato:

De entonces recordamos que no obstante su condición de católico practicante, respetó el carácter laico de la función pública. Lo mismo que las campañas públicas, en algunos casos contrapuestas a sus creencias.

Dice: “México vive un momento tan delicado que requiere la participación de todos y la construcción de opciones políticas que equilibren el poder, sí que lo vigilen, pero más que nada que propongan un rumbo cierto de prosperidad para México”.

Reconoció que durante su gobierno hizo falta mayor responsabilidad y altura de miras de Andrés López Obrador para lograr acuerdos políticos.

“Si yo hubiera podido acordar con la izquierda en México hubiera sido más fácil enfrentar todos esos intereses… Es complejo negociar sólo con el PRI que durante su gobierno tuvo mayoría en el congreso, ante la necedad de la izquierda a participar en una coalición legislativa…”.

Respecto a la conformación de su partido asegura que será una organización que abra las puertas a los ciudadanos y respete los valores éticos.

Su oferta política no tiene que ver con atacar al nuevo gobierno, sino “proponer las soluciones que la república necesita”.

“No queremos que nuestra organización sea definida o reconocida por estar en contra de alguien o en contra del gobierno, del presidente o de su partido, sino más bien que sea defendida y recordada por los ciudadanos a partir de lo que proponemos..”.

Casi al término de la entrevista la periodista le recordó que en otra ocasión, cuando estaba en la oposición dijo: “…Estar en la oposición es estar en el cielo y estar en el gobierno es estar en la tierra, y a veces en el mismísimo infierno…”.


miércoles 05 de junio de 2019

Son los números

miércoles 15 de mayo de 2019

La 4T. De acto de fe, a uno de magia

miércoles 10 de abril de 2019

Sí, señor presidente

miércoles 20 de marzo de 2019

Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024

miércoles 13 de marzo de 2019

Cien días: El beneficio de la duda

miércoles 06 de febrero de 2019

México Libre

Cargar Más