/ martes 13 de febrero de 2018

Mujeres en el campo

Las mujeres en todo el mundo son fundamentales en la economía rural, sin embargo, la desigualdad de género y el limitado acceso a servicios y oportunidades siguen instaurado retos para desarrollarse en un plano igualitario con respecto a los hombres. De acuerdo a ONUMujeres, las mujeres rurales representan más de un tercio de la población mundial, y a pesar de ser tan productivas aún sufren marcadas desigualdades, por lo que se instauró el Día Internacional de la Mujer Rural a fin de empoderarlas para poner fin al hambre y la pobreza.

Por lo general, las mujeres integran el cambio en las comunidades rurales debido a que asumen el liderazgo y capacitan a otras mujeres para crecer. Referente a lo anterior, recientemente, acudí a la comunidad rural de El Salitre, municipio de Chihuahua, donde se promueve el Programa de Apoyo a Pequeños Productores Rurales del Componente de Extensionismo, impulsado por Sagarpa y la Secretaría de Desarrollo Rural del Estado, el cual se compone de 18 mujeres y únicamente dos hombres. Angelita Orozco Ortega es una de ellas y refiere que “las mujeres tenemos ánimo y ganas de salir adelante para que la zona rural se vea bonita y podamos ser autosustentables. Queremos que otras mujeres crezcan también y tengan seguridad alimentaria. Los hombres nos dicen ‘encárgate tú’ y no toman parte”.

La crisis económica y alimentaria en el mundo va en aumento y aunado al cambio climático, agravan la situación. Las mujeres asumen responsabilidades agrícolas y es un incentivo muy grande para la seguridad alimentaria de sus familias, pues tienden a tomar decisiones sobre el uso de recursos y las inversiones dando prioridad al interés de sus hijos, familias y comunidades. Es imprescindible visibilizar a las mujeres como agentes de cambio en el desarrollo de un país y para ello es importante centrarse en las malformaciones culturales que producen violencia y opresión y ofrecer recursos de manera equitativa. Aún queda un camino largo por recorrer para potenciar a las mujeres rurales a que sean reconocidas como clave para el bienestar, pero las mujeres de El Salitre nos muestran que su papel es fundamental para lograr el desarrollo sustentable, encaminado a lograr la equidad y paz en su comunidad.

 

yanez_flor@hotmail.com                                                                           www.floryanez.com

 

 

Las mujeres en todo el mundo son fundamentales en la economía rural, sin embargo, la desigualdad de género y el limitado acceso a servicios y oportunidades siguen instaurado retos para desarrollarse en un plano igualitario con respecto a los hombres. De acuerdo a ONUMujeres, las mujeres rurales representan más de un tercio de la población mundial, y a pesar de ser tan productivas aún sufren marcadas desigualdades, por lo que se instauró el Día Internacional de la Mujer Rural a fin de empoderarlas para poner fin al hambre y la pobreza.

Por lo general, las mujeres integran el cambio en las comunidades rurales debido a que asumen el liderazgo y capacitan a otras mujeres para crecer. Referente a lo anterior, recientemente, acudí a la comunidad rural de El Salitre, municipio de Chihuahua, donde se promueve el Programa de Apoyo a Pequeños Productores Rurales del Componente de Extensionismo, impulsado por Sagarpa y la Secretaría de Desarrollo Rural del Estado, el cual se compone de 18 mujeres y únicamente dos hombres. Angelita Orozco Ortega es una de ellas y refiere que “las mujeres tenemos ánimo y ganas de salir adelante para que la zona rural se vea bonita y podamos ser autosustentables. Queremos que otras mujeres crezcan también y tengan seguridad alimentaria. Los hombres nos dicen ‘encárgate tú’ y no toman parte”.

La crisis económica y alimentaria en el mundo va en aumento y aunado al cambio climático, agravan la situación. Las mujeres asumen responsabilidades agrícolas y es un incentivo muy grande para la seguridad alimentaria de sus familias, pues tienden a tomar decisiones sobre el uso de recursos y las inversiones dando prioridad al interés de sus hijos, familias y comunidades. Es imprescindible visibilizar a las mujeres como agentes de cambio en el desarrollo de un país y para ello es importante centrarse en las malformaciones culturales que producen violencia y opresión y ofrecer recursos de manera equitativa. Aún queda un camino largo por recorrer para potenciar a las mujeres rurales a que sean reconocidas como clave para el bienestar, pero las mujeres de El Salitre nos muestran que su papel es fundamental para lograr el desarrollo sustentable, encaminado a lograr la equidad y paz en su comunidad.

 

yanez_flor@hotmail.com                                                                           www.floryanez.com

 

 

martes 20 de febrero de 2018

De nuevo, discriminación

martes 13 de febrero de 2018

Mujeres en el campo

martes 06 de febrero de 2018

Poder

martes 23 de enero de 2018

Las elecciones en la antigua Roma

martes 02 de enero de 2018

Año nuevo

martes 26 de diciembre de 2017

Hacia una cultura de paz

martes 05 de diciembre de 2017

La semana negra

martes 28 de noviembre de 2017

“Movember”

miércoles 22 de noviembre de 2017

El síndrome de Procusto

Cargar Más