/ miércoles 4 de septiembre de 2019

Prohibir las bolsas: ¿Beneficio para quién?

En los últimos años hemos visto en nuestro en nuestro país una serie de propuestas de los legisladores que se encuentran alejadas del escritorio donde se planean.

En el año 2015 se dio la fiebre por parte del Partido Verde Ecologista de México de prohibir los animales en los circos, y así sucedió, se prohibieron, pero lo que nunca contemplaron estos brillantes personajes es qué iba a pasar después con ellos, lo que pasó ya lo sabemos, desafortunadamente esos pobres animales fueron abandonados y terminaron en el mejor de los casos por morir de hambre.

A lo que voy es que existe una desconexión por parte de los que se sientan en las curules y el mundo en el que vivimos todos los millones de personas que hacemos que el mundo funcione y ellos puedan cobrar.

Retomo este tema por la prohibición que entró en vigor en nuestro estado con respecto al uso de las bolsas de plástico, donde en las tiendas de conveniencia el vendedor no podrá proporcionarle al comprador bolsa de plástico pero sí de material biodegradable.

Es pues que ahora las tiendas como Alsuper, Soriana, Walmart, pues muy de acuerdo con la ley, dejarán de proveerle al cliente la bolsa que ya era biodegradable, ahorrándoles cantidades muy considerables de utilidades y dejando al cliente a la buena de Dios, y al hágale como pueda.

#EnMiOpinión estas medidas no contribuyen realmente a la ecología, sí pueden tener un impacto favorable, ya que obligarán a consumir bolsas que se desintegren, pero falta una conexión con un manejo responsable de los residuos, es decir con la basura.

Las bolsas biodegradables que proporcionaban los supermercados a sus clientes eran el envase de los residuos de una vivienda, y al cabo de un tiempo se desintegraban.

¿Ahora qué? Pues ud. tendrá que comprar sus bolsas de plástico para contener su basura y que ésta pueda ser recolectada.

Al final el ciudadano absorbe la carga nuevamente, así como sucedió en el transporte, donde en lugar de pagar solamente un camión, pues ahora pague su Vivebús y también su camión alimentador, y no se queje, porque tiene en qué moverse.

Triste en mi óptica, y más triste que se dice por ahí… “El pueblo tiene el gobierno que merece” #QueFuerte #QueReal Gracias por leerme, siempre un placer estar con usted.


En los últimos años hemos visto en nuestro en nuestro país una serie de propuestas de los legisladores que se encuentran alejadas del escritorio donde se planean.

En el año 2015 se dio la fiebre por parte del Partido Verde Ecologista de México de prohibir los animales en los circos, y así sucedió, se prohibieron, pero lo que nunca contemplaron estos brillantes personajes es qué iba a pasar después con ellos, lo que pasó ya lo sabemos, desafortunadamente esos pobres animales fueron abandonados y terminaron en el mejor de los casos por morir de hambre.

A lo que voy es que existe una desconexión por parte de los que se sientan en las curules y el mundo en el que vivimos todos los millones de personas que hacemos que el mundo funcione y ellos puedan cobrar.

Retomo este tema por la prohibición que entró en vigor en nuestro estado con respecto al uso de las bolsas de plástico, donde en las tiendas de conveniencia el vendedor no podrá proporcionarle al comprador bolsa de plástico pero sí de material biodegradable.

Es pues que ahora las tiendas como Alsuper, Soriana, Walmart, pues muy de acuerdo con la ley, dejarán de proveerle al cliente la bolsa que ya era biodegradable, ahorrándoles cantidades muy considerables de utilidades y dejando al cliente a la buena de Dios, y al hágale como pueda.

#EnMiOpinión estas medidas no contribuyen realmente a la ecología, sí pueden tener un impacto favorable, ya que obligarán a consumir bolsas que se desintegren, pero falta una conexión con un manejo responsable de los residuos, es decir con la basura.

Las bolsas biodegradables que proporcionaban los supermercados a sus clientes eran el envase de los residuos de una vivienda, y al cabo de un tiempo se desintegraban.

¿Ahora qué? Pues ud. tendrá que comprar sus bolsas de plástico para contener su basura y que ésta pueda ser recolectada.

Al final el ciudadano absorbe la carga nuevamente, así como sucedió en el transporte, donde en lugar de pagar solamente un camión, pues ahora pague su Vivebús y también su camión alimentador, y no se queje, porque tiene en qué moverse.

Triste en mi óptica, y más triste que se dice por ahí… “El pueblo tiene el gobierno que merece” #QueFuerte #QueReal Gracias por leerme, siempre un placer estar con usted.


miércoles 08 de julio de 2020

La visita

miércoles 24 de junio de 2020

Generación z en contra peso

miércoles 17 de junio de 2020

La salud está en tus manos

miércoles 10 de junio de 2020

Sucesión

miércoles 27 de mayo de 2020

El llamado de un profesional de la salud

miércoles 20 de mayo de 2020

DOF: 15/05/2020

miércoles 13 de mayo de 2020

Los retos del COVID

miércoles 29 de abril de 2020

Moditos

jueves 02 de abril de 2020

Vulnerables a más no poder

Cargar Más