/ sábado 13 de abril de 2019

Reflexión sobre Derechos Humanos

Norberto Bobbio, filósofo, jurista y escritor, consideraba hace más de cinco décadas que el problema de los Derechos Humanos no era cómo fundamentarlos sino cómo protegerlos, el gran problema de los Derechos Humanos no estriba en cómo se conceptualizan sino en cómo hacerlos respetar, y sigue la gran interrogante ¿Cómo hacerlos respetar? Sin duda alguna, cada acto de injusticia, cada acto de corrupción, cada acto de impunidad, cada acto de violencia, trae aparejado atropellos a los Derechos Humanos. Hoy en día todo mundo entiende y habla de los Derechos Humanos, se etiquetan grandes recursos públicos para su estudio, divulgación y protección, sin embargo, las violaciones a los mismos están en aumento. No necesitamos indagar mucho para reconocer la situación que prevalece en México en lo que respecta al tema de la violación a los Derechos Humanos, basta con referir que la violencia cada vez nos cuesta más dinero, y que esos recursos bien pudieran estarse aplicando en educación y salud. Otro ejemplo son los altos niveles de corrupción e impunidad por todos conocidos.

Los Derechos Humanos son aquellos a los que todo ser humano es acreedor por el solo hecho de ser persona, son irrenunciables, imprescriptibles, inalienables e inmutables. Durante siglos se han venido disputando la fundamentación de los Derechos Humanos dos corrientes filosóficas, la Iusnaturalista que sostiene que los Derechos Humanos provienen del Derecho Natural, que son anteriores al Estado, y que éste debe reconocerlos, y la corriente Positivista, que sostiene que los Derechos Humanos son un otorgamiento del Estado, y como decía el mismo Bobbio, en el Positivismo Jurídico se concentran todas las corrientes que se oponen al Iusnaturalismo.

Los Derechos Humanos a pesar de que siempre han existido, se han tardado en ser reconocidos, unos más que otros, por ejemplo la libertad tuvo reconocimiento universal hace poco más de un siglo, es relativamente reciente, con la abolición legal de la esclavitud, y digo legal porque hoy en día la explotación sexual y laboral están consideradas como la esclavitud moderna. A todos nos queda claro qué son los Derechos Humanos, luego entonces ¿Por qué se siguen violando? Urge el compromiso de todos para dar ejemplo del respeto a los Derechos Humanos, porque sin respeto a los mismos no hay paz ni justicia.


Norberto Bobbio, filósofo, jurista y escritor, consideraba hace más de cinco décadas que el problema de los Derechos Humanos no era cómo fundamentarlos sino cómo protegerlos, el gran problema de los Derechos Humanos no estriba en cómo se conceptualizan sino en cómo hacerlos respetar, y sigue la gran interrogante ¿Cómo hacerlos respetar? Sin duda alguna, cada acto de injusticia, cada acto de corrupción, cada acto de impunidad, cada acto de violencia, trae aparejado atropellos a los Derechos Humanos. Hoy en día todo mundo entiende y habla de los Derechos Humanos, se etiquetan grandes recursos públicos para su estudio, divulgación y protección, sin embargo, las violaciones a los mismos están en aumento. No necesitamos indagar mucho para reconocer la situación que prevalece en México en lo que respecta al tema de la violación a los Derechos Humanos, basta con referir que la violencia cada vez nos cuesta más dinero, y que esos recursos bien pudieran estarse aplicando en educación y salud. Otro ejemplo son los altos niveles de corrupción e impunidad por todos conocidos.

Los Derechos Humanos son aquellos a los que todo ser humano es acreedor por el solo hecho de ser persona, son irrenunciables, imprescriptibles, inalienables e inmutables. Durante siglos se han venido disputando la fundamentación de los Derechos Humanos dos corrientes filosóficas, la Iusnaturalista que sostiene que los Derechos Humanos provienen del Derecho Natural, que son anteriores al Estado, y que éste debe reconocerlos, y la corriente Positivista, que sostiene que los Derechos Humanos son un otorgamiento del Estado, y como decía el mismo Bobbio, en el Positivismo Jurídico se concentran todas las corrientes que se oponen al Iusnaturalismo.

Los Derechos Humanos a pesar de que siempre han existido, se han tardado en ser reconocidos, unos más que otros, por ejemplo la libertad tuvo reconocimiento universal hace poco más de un siglo, es relativamente reciente, con la abolición legal de la esclavitud, y digo legal porque hoy en día la explotación sexual y laboral están consideradas como la esclavitud moderna. A todos nos queda claro qué son los Derechos Humanos, luego entonces ¿Por qué se siguen violando? Urge el compromiso de todos para dar ejemplo del respeto a los Derechos Humanos, porque sin respeto a los mismos no hay paz ni justicia.


sábado 03 de agosto de 2019

Aprender de la experiencia ajena

miércoles 24 de julio de 2019

Riesgo en el Estado de derecho

sábado 29 de junio de 2019

Soliloquio

sábado 18 de mayo de 2019

El reflejo de nosotros mismos

sábado 27 de abril de 2019

El reino del revés

sábado 13 de abril de 2019

Reflexión sobre Derechos Humanos

sábado 09 de marzo de 2019

El respeto mutuo de los derechos

sábado 23 de febrero de 2019

Las ONG y su importancia

Cargar Más