/ jueves 28 de febrero de 2019

Rompiendo la rutina

Amor y tormenta


La mente femenina mueve sus emociones más poderosas para influir en su cuerpo que el hombre más imaginativo, porque las fantasías de una mujer son tan fuertes como su inteligencia. ¿Qué es la fantasía sin la realidad y cómo descubrir la realidad sin la fantasía? Todo deseo instintivo busca justificarse haciéndose pasar como un medio que proporcionará la felicidad perfecta y usando cualquier herramienta para satisfacerse. Filosóficamente, si satisfacerse no tuviera consecuencias, lograría su objetivo. Las mujeres detectan el objetivo femenino antes que el hombre lo vea.

El órgano sexual más importante en el ser humano es el cerebro. Al conocer a alguien pregúntate si puedes convivir con sus defectos. En caso de que tu respuesta inmediata sea “sí”, convive con esa persona dos años, como mínimo. La pasión de una pareja depende de la intensidad de la emoción que uno siente y de la realidad del momento que el otro vive. El triunfo del amor es consolar al corazón atribulado. Su derrota es no advertirle de los riesgos y peligros. ¿Dónde se encuentra la emoción inagotable? La emoción verdadera marcha junto al espíritu, mente y cuerpo.

El sexo tiene un nivel animal y espiritual, pero los dos deben convivir y tienen que obedecer reglas para que aporten lo máximo en armonía, que uno no opaque al otro elemento. Son como reglas de baile. En la relación íntima entre hombre y mujer, ambos ganan y pierden algo siempre que se busque un interés egoísta antepuesto a todo el bien que se buscaría por la pareja, si existiera amor. Porque si bien, ambos ganan algún tipo de satisfacción, quedará sin satisfacción la necesidad emotiva de una vida cotidiana donde la amistad también participa del amor sensual.

Si no se busca el bien cotidiano de la pareja y el amor no participa de una verdadera amistad, entonces no existirá la ilusión del futuro, mientras éste llega sin aviso al paso del tiempo. Habremos desperdiciado el tiempo por algo que no conservaremos. Sólo la fantasía del amor perfecto que busca el bien de los demás, sin egoísmo, hará que la razón y el instinto caminen juntos. Seremos lo mejor para los demás si pensamos en lo que es mejor para ellos, y si les damos oportunidad de elegir, pero esto no siempre es claro, por lo que la oración es importante.

Si aíslas la carne del espíritu, se obtiene un furor pasajero, sin embargo, dejas ir algo, no queda nada, y nada se queda contigo. El egoísmo perfecto no afecta a otros, pero deja marcada la dureza de sus efectos en el rostro del egoísta. La fascinación por la entrega absoluta de dos espíritus nunca será real si dejan de sujetarse las manos de carne y hueso. La pasión perfecta nace de amar los defectos y el amor carnal perfecto es el que convive con esta clase de amor. Si el amor se queda en la carne, ¿dónde encontraremos la perfección por descubrir en la ilusión o el anhelo?

La ilusión es perfecta por su brevedad, porque le ofrece el ideal que necesita el corazón y no te aleja mucho de lo que puede ofrecer la realidad. Las creencias que aíslan al amor terminan por empobrecerlo, tal como se aísla el amor de los santos y de Dios, de María y su Hijo. Los hijos equilibran el concepto exclusivamente sexual en la pareja y, el amor, llega a su perfección.

agusperezr@hotmail.com


Amor y tormenta


La mente femenina mueve sus emociones más poderosas para influir en su cuerpo que el hombre más imaginativo, porque las fantasías de una mujer son tan fuertes como su inteligencia. ¿Qué es la fantasía sin la realidad y cómo descubrir la realidad sin la fantasía? Todo deseo instintivo busca justificarse haciéndose pasar como un medio que proporcionará la felicidad perfecta y usando cualquier herramienta para satisfacerse. Filosóficamente, si satisfacerse no tuviera consecuencias, lograría su objetivo. Las mujeres detectan el objetivo femenino antes que el hombre lo vea.

El órgano sexual más importante en el ser humano es el cerebro. Al conocer a alguien pregúntate si puedes convivir con sus defectos. En caso de que tu respuesta inmediata sea “sí”, convive con esa persona dos años, como mínimo. La pasión de una pareja depende de la intensidad de la emoción que uno siente y de la realidad del momento que el otro vive. El triunfo del amor es consolar al corazón atribulado. Su derrota es no advertirle de los riesgos y peligros. ¿Dónde se encuentra la emoción inagotable? La emoción verdadera marcha junto al espíritu, mente y cuerpo.

El sexo tiene un nivel animal y espiritual, pero los dos deben convivir y tienen que obedecer reglas para que aporten lo máximo en armonía, que uno no opaque al otro elemento. Son como reglas de baile. En la relación íntima entre hombre y mujer, ambos ganan y pierden algo siempre que se busque un interés egoísta antepuesto a todo el bien que se buscaría por la pareja, si existiera amor. Porque si bien, ambos ganan algún tipo de satisfacción, quedará sin satisfacción la necesidad emotiva de una vida cotidiana donde la amistad también participa del amor sensual.

Si no se busca el bien cotidiano de la pareja y el amor no participa de una verdadera amistad, entonces no existirá la ilusión del futuro, mientras éste llega sin aviso al paso del tiempo. Habremos desperdiciado el tiempo por algo que no conservaremos. Sólo la fantasía del amor perfecto que busca el bien de los demás, sin egoísmo, hará que la razón y el instinto caminen juntos. Seremos lo mejor para los demás si pensamos en lo que es mejor para ellos, y si les damos oportunidad de elegir, pero esto no siempre es claro, por lo que la oración es importante.

Si aíslas la carne del espíritu, se obtiene un furor pasajero, sin embargo, dejas ir algo, no queda nada, y nada se queda contigo. El egoísmo perfecto no afecta a otros, pero deja marcada la dureza de sus efectos en el rostro del egoísta. La fascinación por la entrega absoluta de dos espíritus nunca será real si dejan de sujetarse las manos de carne y hueso. La pasión perfecta nace de amar los defectos y el amor carnal perfecto es el que convive con esta clase de amor. Si el amor se queda en la carne, ¿dónde encontraremos la perfección por descubrir en la ilusión o el anhelo?

La ilusión es perfecta por su brevedad, porque le ofrece el ideal que necesita el corazón y no te aleja mucho de lo que puede ofrecer la realidad. Las creencias que aíslan al amor terminan por empobrecerlo, tal como se aísla el amor de los santos y de Dios, de María y su Hijo. Los hijos equilibran el concepto exclusivamente sexual en la pareja y, el amor, llega a su perfección.

agusperezr@hotmail.com


jueves 10 de octubre de 2019

El lápiz de Hitler

jueves 03 de octubre de 2019

Los señores feudales

jueves 19 de septiembre de 2019

Más allá del mundo

jueves 12 de septiembre de 2019

Breviario Guadalupano

jueves 05 de septiembre de 2019

La muerte en el islam

jueves 29 de agosto de 2019

Camino de servidumbre

jueves 22 de agosto de 2019

La biblioteca de Morelos

jueves 15 de agosto de 2019

Religión en las aulas

jueves 08 de agosto de 2019

Apuntes políticos

jueves 01 de agosto de 2019

Cristo rima con Dios

Cargar Más