/ jueves 14 de abril de 2022

#UnRetoMas | Más herramientas para crecer

Así como es de importante para los seres humanos que enfoquemos nuestra vida a diferentes aspectos y actividades, lo es para nuestras ciudades. Como lo he dicho ya en innumerables ocasiones, una buena ciudad es una ciudad competitiva. Pero para serlo debe estar compuesta por elementos que van mucho más allá del ofrecimiento de los servicios básicos dentro de nuestra delimitación territorial.

Dos de estos elementos son la cultura y el deporte; ambos considerados ejes transversales que impactan positivamente el desarrollo y crecimiento de cualquier ciudad y su gente.

En el año 1500 la palabra “cultura” se entendió como “el cultivo a través de la educación”. Hoy la cultura es derecho de todos; el artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que “Toda persona tiene derecho a participar libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso y sus beneficios”. A partir de esto en el derecho internacional, se da a los gobiernos la obligación de promover y conservar actividades culturales.

Por otro lado, el deporte es igualmente un elemento transversal ligado al desarrollo de nuestra gente y nuestra ciudad.

Como espectadores o participantes, para muchos el deporte ha formado parte de nuestras vidas. Pero al igual que la cultura, es un derecho humano, pues “…promueve la enseñanza de habilidades sociales necesarias para una ciudadanía democrática” (el Comité Olímpico Internacional).

Desde lo internacional, hasta lo local, la cultura y el deporte se han utilizado como herramientas para el desarrollo de las ciudades y mejorar la vida de las personas, sobre todo grupos vulnerables y marginados. En diversos países se han llevado a cabo eventos como la Homeless World Cup, un torneo de futbol anual donde los equipos están formados por personas sin hogar. En 2007 en Copenhague, este evento generó cambios significativos en los participantes. “…71% de los jugadores dejó las drogas y el alcohol y accedió a puestos de trabajo, hogares, educación, reconstruyó relaciones y todos quieren seguir jugando futbol”.

Viendo su impacto positivo directo, los municipios debiéramos ser agentes generadores de ofertas y servicios culturales y deportivos. Ya no se trata únicamente de construir espacios, el desafío ahora es hacer de la cultura y el deporte herramientas para educar a la ciudadanía en valores cívicos, mejorar su calidad de vida y fortalecer el tejido social.

Conscientes de esto en Delicias hemos asumido la responsabilidad de ser promotores de estos dos ejes transversales. Claro ejemplo de esto es la gran cantidad de eventos calendarizados en el marco de los festejos de el 89 aniversario de nuestra ciudad Festival de la Fundación, así como los proyectos Centro de Detección e Impulso Deportivo, que busca llegar a más de 7 mil niños, y el proyecto México y Delicias a través del Arte, que formará cerca de 600 niños y jóvenes en orquestas sinfónicas. Todo a fin de inculcar en nuestra gente actividades que nos permitan crecer como personas y hacer crecer nuestra ciudad.


Maestro en Administración. Alcalde de Delicias


Así como es de importante para los seres humanos que enfoquemos nuestra vida a diferentes aspectos y actividades, lo es para nuestras ciudades. Como lo he dicho ya en innumerables ocasiones, una buena ciudad es una ciudad competitiva. Pero para serlo debe estar compuesta por elementos que van mucho más allá del ofrecimiento de los servicios básicos dentro de nuestra delimitación territorial.

Dos de estos elementos son la cultura y el deporte; ambos considerados ejes transversales que impactan positivamente el desarrollo y crecimiento de cualquier ciudad y su gente.

En el año 1500 la palabra “cultura” se entendió como “el cultivo a través de la educación”. Hoy la cultura es derecho de todos; el artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que “Toda persona tiene derecho a participar libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso y sus beneficios”. A partir de esto en el derecho internacional, se da a los gobiernos la obligación de promover y conservar actividades culturales.

Por otro lado, el deporte es igualmente un elemento transversal ligado al desarrollo de nuestra gente y nuestra ciudad.

Como espectadores o participantes, para muchos el deporte ha formado parte de nuestras vidas. Pero al igual que la cultura, es un derecho humano, pues “…promueve la enseñanza de habilidades sociales necesarias para una ciudadanía democrática” (el Comité Olímpico Internacional).

Desde lo internacional, hasta lo local, la cultura y el deporte se han utilizado como herramientas para el desarrollo de las ciudades y mejorar la vida de las personas, sobre todo grupos vulnerables y marginados. En diversos países se han llevado a cabo eventos como la Homeless World Cup, un torneo de futbol anual donde los equipos están formados por personas sin hogar. En 2007 en Copenhague, este evento generó cambios significativos en los participantes. “…71% de los jugadores dejó las drogas y el alcohol y accedió a puestos de trabajo, hogares, educación, reconstruyó relaciones y todos quieren seguir jugando futbol”.

Viendo su impacto positivo directo, los municipios debiéramos ser agentes generadores de ofertas y servicios culturales y deportivos. Ya no se trata únicamente de construir espacios, el desafío ahora es hacer de la cultura y el deporte herramientas para educar a la ciudadanía en valores cívicos, mejorar su calidad de vida y fortalecer el tejido social.

Conscientes de esto en Delicias hemos asumido la responsabilidad de ser promotores de estos dos ejes transversales. Claro ejemplo de esto es la gran cantidad de eventos calendarizados en el marco de los festejos de el 89 aniversario de nuestra ciudad Festival de la Fundación, así como los proyectos Centro de Detección e Impulso Deportivo, que busca llegar a más de 7 mil niños, y el proyecto México y Delicias a través del Arte, que formará cerca de 600 niños y jóvenes en orquestas sinfónicas. Todo a fin de inculcar en nuestra gente actividades que nos permitan crecer como personas y hacer crecer nuestra ciudad.


Maestro en Administración. Alcalde de Delicias