/ jueves 31 de marzo de 2022

#UnRetoMas | Ser deliciense

Hoy, a un día de conmemorar el 89 aniversario de Ciudad Delicias quise brindar homenaje a nuestra ciudad y nuestra gente haciendo una recapitulación de qué significa ser deliciense.

Como en todo, para entender nuestro presente es necesario conocer nuestro pasado, lo que nos ha forjado a ser lo que somos y lo que nos empuja a ser lo que queremos ser. En este caso Delicias fue, es, y seguirá siendo siempre tierra de valientes; pues a pesar de que nuestros antecesores se veían todavía afectados por los estragos de la Revolución Mexicana, fueron siempre soñadores visionarios, dándose a la tarea de crear un sistema de irrigación, aprovechando los ríos Conchos y San Pedro y creando el Distrito de Riego 05, siempre de la mano de la visión de establecer un centro poblacional.

Fue así como el primero de abril de 1933 a las diez de la mañana se inicia la fundación de Ciudad Delicias.

Desde un inicio nuestra ciudad ha sido sinónimo de visión, fuerza, trabajo y compromiso. En cuanto a la visión, como mencionó hace unos años el ahora coordinador de Cultura Mario Guillén Porras, el trazo de Delicias, una de nuestras principales características y orgullos, nada parecido a la mayoría de las ciudades del mundo, es único, simétrico, concentrado; lo que habla de la gran visión que tuvieron nuestros fundadores para hacer de esta una ciudad vanguardista con miras de crecer ordenadamente.

En cuanto a la fortaleza, Delicias se establece en la mitad de la nada, sin protección de cerros, sin el consuelo del agua; dando a nuestra gente la convicción de que para salir adelante había que vencer al desierto.

En cuanto a trabajo, Delicias siempre se ha caracterizado por el empeño y sudor de su gente. A pocos años de su fundación, en 1939, tomó auge el desarrollo industrial al instalarse empresas despepitadoras de algodón y productoras de aceite comestible; dando paso a muchas más actividades económicas que tenemos hoy en día como la agricultura -centrada en cultivos de nogal, chile, cebolla, tomate y cacahuate-, la ganadería -siendo el principal productor de leche bovina del estado-, silvicultura, pesca, industria, manufactura -destacando a nivel nacional e internacional en la fabricación de muebles-, comercio y turismo -con atractivos naturales, edificaciones históricas y arquitectónicas que atraen a visitantes de dentro y fuera del país-.

En cuanto al compromiso, los delicienses somos y seremos siempre personas que buscan lo mejor para su ciudad y su gente. En el caso de un servidor, desde la trinchera que me haya tocado trabajar, he actuado siempre en favor de Delicias y nuestra región. Ahora, con la responsabilidad más grande que un deliciense puede tener, estoy comprometido con esta bendita tierra. Comprometido a ir de la mano de todos los delicienses con un gobierno compartido; comprometido con poner a Delicias en el mapa para atraer y retener inversión; comprometido a planear adecuadamente el crecimiento de nuestra Zona Metropolitana y, sobre todo, comprometido a mirar hacia delante y avanzar. Actuar más allá́ de las tareas mínimas que le competen a un gobierno municipal para, como con los valores que nos fueron inculcados por nuestros fundadores, seguir construyendo el Delicias que merece la gran familia deliciense.

Felicidades a todos los delicienses, felicidades a nuestra joven, pero gran ciudad.


Maestro en Administración. Alcalde de Delicias


Hoy, a un día de conmemorar el 89 aniversario de Ciudad Delicias quise brindar homenaje a nuestra ciudad y nuestra gente haciendo una recapitulación de qué significa ser deliciense.

Como en todo, para entender nuestro presente es necesario conocer nuestro pasado, lo que nos ha forjado a ser lo que somos y lo que nos empuja a ser lo que queremos ser. En este caso Delicias fue, es, y seguirá siendo siempre tierra de valientes; pues a pesar de que nuestros antecesores se veían todavía afectados por los estragos de la Revolución Mexicana, fueron siempre soñadores visionarios, dándose a la tarea de crear un sistema de irrigación, aprovechando los ríos Conchos y San Pedro y creando el Distrito de Riego 05, siempre de la mano de la visión de establecer un centro poblacional.

Fue así como el primero de abril de 1933 a las diez de la mañana se inicia la fundación de Ciudad Delicias.

Desde un inicio nuestra ciudad ha sido sinónimo de visión, fuerza, trabajo y compromiso. En cuanto a la visión, como mencionó hace unos años el ahora coordinador de Cultura Mario Guillén Porras, el trazo de Delicias, una de nuestras principales características y orgullos, nada parecido a la mayoría de las ciudades del mundo, es único, simétrico, concentrado; lo que habla de la gran visión que tuvieron nuestros fundadores para hacer de esta una ciudad vanguardista con miras de crecer ordenadamente.

En cuanto a la fortaleza, Delicias se establece en la mitad de la nada, sin protección de cerros, sin el consuelo del agua; dando a nuestra gente la convicción de que para salir adelante había que vencer al desierto.

En cuanto a trabajo, Delicias siempre se ha caracterizado por el empeño y sudor de su gente. A pocos años de su fundación, en 1939, tomó auge el desarrollo industrial al instalarse empresas despepitadoras de algodón y productoras de aceite comestible; dando paso a muchas más actividades económicas que tenemos hoy en día como la agricultura -centrada en cultivos de nogal, chile, cebolla, tomate y cacahuate-, la ganadería -siendo el principal productor de leche bovina del estado-, silvicultura, pesca, industria, manufactura -destacando a nivel nacional e internacional en la fabricación de muebles-, comercio y turismo -con atractivos naturales, edificaciones históricas y arquitectónicas que atraen a visitantes de dentro y fuera del país-.

En cuanto al compromiso, los delicienses somos y seremos siempre personas que buscan lo mejor para su ciudad y su gente. En el caso de un servidor, desde la trinchera que me haya tocado trabajar, he actuado siempre en favor de Delicias y nuestra región. Ahora, con la responsabilidad más grande que un deliciense puede tener, estoy comprometido con esta bendita tierra. Comprometido a ir de la mano de todos los delicienses con un gobierno compartido; comprometido con poner a Delicias en el mapa para atraer y retener inversión; comprometido a planear adecuadamente el crecimiento de nuestra Zona Metropolitana y, sobre todo, comprometido a mirar hacia delante y avanzar. Actuar más allá́ de las tareas mínimas que le competen a un gobierno municipal para, como con los valores que nos fueron inculcados por nuestros fundadores, seguir construyendo el Delicias que merece la gran familia deliciense.

Felicidades a todos los delicienses, felicidades a nuestra joven, pero gran ciudad.


Maestro en Administración. Alcalde de Delicias