/ sábado 12 de octubre de 2019

Urge normatividad para estacionamientos

Este sexenio se ha caracterizado por crear nuevas leyes y revolcar las ya existentes, por eso apelo a los diputados y senadores que recién estrenan sus puestos a que establezcan normativas a la hora de crear estacionamientos o de inventar cobros en algunos de ellos. Digo, porque si es legal cobrar por estacionarse que cada quien haga su negocito cobrando por su banqueta.

Otra característica de este gobierno es transparentar los turbios pagos de impuestos de las grandes empresas, cosa que aplaudí casi hasta que me sangraron las manos, pero entonces me pregunto, ¿Por qué nada más los que están dentro de la ley, conformados como personas físicas o morales tienen que pagar impuestos? ¿Y los estacionamientos de qué privilegios gozan para cobrar por un servicio sin ni siquiera estar dados de alta en Hacienda?

En el centro de la ciudad saltan estacionamientos (siempre insuficientes) por aquí y por allá, casi siempre en lotes de fincas derruidas, en condiciones lastimosas y dando mal aspecto a la estética del Centro Histórico, porque los dueños (típico inversor mexicano, sólo quiere obtener ganancias sin invertir en acondicionar el negocio) ahí te dan un recibo sin ton ni son, cosa que nos asegura que no llevan una contabilidad confiable.

No hay diferencia entre la condonación de impuestos a grandes empresas, y hacerle al cieguito con los changarros, como los estacionamientos, porque igual se promueve la cultura de burlar el pago de impuestos.

Imagínese usted, querido lector, lectora (hablando de defenderse como gato panza arriba para no pagar impuestos) que conozco un montón de profesionistas de la talla de un médico, que se supone una profesión virtuosa, luchando, desesperadamente, por no dar un recibo de honorarios para evitar pagar impuestos, cuando su carrera la estudiaron en la UACh, pagada, precisamente, con nuestros impuestos. Por eso le digo que la condición humana es insuperable, y burlar el pago de impuestos no se debe promover ni con los buenos doctores.

Que los edificios que están surgiendo por la ciudad, embarrados a las avenidas principales o periféricos y, además de esto, cobren en sus laberínticos estacionamientos, debiera ser ocupación de Desarrollo Urbano, porque en la repartición del espacio se ve la deshumanización de una sociedad. Ojalá y pudieran enviar a sus funcionarios a alguna ciudad de Estados Unidos a capacitarse y aprender cómo se hace una urbe cómoda, amplia y bonita.

Chihuahua está creciendo a pasos agigantados, este es el momento de establecer normas para que no se vuelva apiñonada y agobiante en los próximos diez años.

www.silviagonzalez.com.mx

Este sexenio se ha caracterizado por crear nuevas leyes y revolcar las ya existentes, por eso apelo a los diputados y senadores que recién estrenan sus puestos a que establezcan normativas a la hora de crear estacionamientos o de inventar cobros en algunos de ellos. Digo, porque si es legal cobrar por estacionarse que cada quien haga su negocito cobrando por su banqueta.

Otra característica de este gobierno es transparentar los turbios pagos de impuestos de las grandes empresas, cosa que aplaudí casi hasta que me sangraron las manos, pero entonces me pregunto, ¿Por qué nada más los que están dentro de la ley, conformados como personas físicas o morales tienen que pagar impuestos? ¿Y los estacionamientos de qué privilegios gozan para cobrar por un servicio sin ni siquiera estar dados de alta en Hacienda?

En el centro de la ciudad saltan estacionamientos (siempre insuficientes) por aquí y por allá, casi siempre en lotes de fincas derruidas, en condiciones lastimosas y dando mal aspecto a la estética del Centro Histórico, porque los dueños (típico inversor mexicano, sólo quiere obtener ganancias sin invertir en acondicionar el negocio) ahí te dan un recibo sin ton ni son, cosa que nos asegura que no llevan una contabilidad confiable.

No hay diferencia entre la condonación de impuestos a grandes empresas, y hacerle al cieguito con los changarros, como los estacionamientos, porque igual se promueve la cultura de burlar el pago de impuestos.

Imagínese usted, querido lector, lectora (hablando de defenderse como gato panza arriba para no pagar impuestos) que conozco un montón de profesionistas de la talla de un médico, que se supone una profesión virtuosa, luchando, desesperadamente, por no dar un recibo de honorarios para evitar pagar impuestos, cuando su carrera la estudiaron en la UACh, pagada, precisamente, con nuestros impuestos. Por eso le digo que la condición humana es insuperable, y burlar el pago de impuestos no se debe promover ni con los buenos doctores.

Que los edificios que están surgiendo por la ciudad, embarrados a las avenidas principales o periféricos y, además de esto, cobren en sus laberínticos estacionamientos, debiera ser ocupación de Desarrollo Urbano, porque en la repartición del espacio se ve la deshumanización de una sociedad. Ojalá y pudieran enviar a sus funcionarios a alguna ciudad de Estados Unidos a capacitarse y aprender cómo se hace una urbe cómoda, amplia y bonita.

Chihuahua está creciendo a pasos agigantados, este es el momento de establecer normas para que no se vuelva apiñonada y agobiante en los próximos diez años.

www.silviagonzalez.com.mx

sábado 02 de noviembre de 2019

Siempre hay un libro para cada corazón

domingo 20 de octubre de 2019

La mejor religión

sábado 12 de octubre de 2019

Urge normatividad para estacionamientos

sábado 28 de septiembre de 2019

La Fraternidad Universal

sábado 21 de septiembre de 2019

Sin ley para los estacionamientos

martes 10 de septiembre de 2019

Un verdadero candidato

Cargar Más