imagotipo

6 de cada 10 reclusos que logran su libertad vuelven a cometer ilícitos 

  • Alejandro Ruiz Payan
  • en Chihuahua

Índices de reincidencia señalan que en muchos países, de cada 10 reclusos que logran su libertad, seis vuelven a cometer una conducta ilícita, por lo que el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de Chihuahua A.C. señala que esto se puede disminuir mediante programas de reincorporación o reinserción que brinden una segunda oportunidad, ya que la mayoría de los que delinquen de nuevo muy seguramente fueron privados de derecho, de oportunidades y hasta victimizados, lo que lleva a pensar que su comportamiento fuera consecuencia de ello.

Tras celebrarse el pasado 20 de julio el Día Internacional de la Reinserción Social, aunado a la recientemente aprobada Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes, el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de Chihuahua A.C. hace del conocimiento algunas acciones que realizará en cuanto al tema, partiendo de que la gente entienda primeramente qué es la reinserción social.

La reinserción social se refiere al proceso de incorporación a la comunicad de manera integral de las personas que han cometido algún ilícito, en los ámbitos emocional, psicológico, familiar, laboral, y educativo, que les permita mejorar su calidad de vida.

Conforme a la nueva legislación en materia de justicia para adolescentes, aunque algunos de ellos han podido obtener su libertad en un plazo menor al que originalmente se les fijó como medida sancionadora, se han hecho una serie de aseveraciones respecto al que les espera, sin embargo esto es contrario a los que una sociedad informada y preocupada debiera hacer.

Cabe señalar que en el momento en el que se le marca de por vida a un joven utilizando expresiones como “delincuente”, como sociedad se le está negando la posibilidad de que pueda hacer un cambio en su comportamiento, ya que se le predispone al fracaso y refuerza su conducta incorrecta.

Mientras los índices de reincidencia en muchos países refieren que de cada 10 personas, seis vuelven a delinquir, también es cierto que mediante programas de reincorporación o reinserción social estos porcentajes pueden disminuir, lo cual obliga a apostar por estrategias de este tipo que brinden una segunda oportunidad a las personas y en muchos casos es la primera, ya que previo a su conducta delictiva fueron privados de derechos, oportunidades y hasta victimizados, situaciones que los llevaron a un comportamiento delictivo.

Para el Consejo Ciudadano al tomar en cuenta esto, el programa de reinserción social tiene como objetivo atender a personas en conflicto con la ley e incidir en su reintegración a la sociedad mediante un modelo de dignidad y respeto que potencie su desarrollo humano y el de sus familias o el de sus redes de apoyo.