imagotipo

“No nos damos abasto con un ventilador, somos yo y mi nietecito”

  • Indira Ruiz
  • en Chihuahua

“No nos damos abasto con un ventilador, somos yo y mi nietecito y pues en la noche es una batalla porque no lo podemos poner directo para uno porque el otro se cocina”, señaló Romana Acosta Holguín, adulta mayor que se encarga de la crianza de su nieto Samuel Alejandro.

La abuelita de 67 años vive sola con su nieto en la colonia La Noria, en el domicilio ubicado en la calle Las Piedras y 72ª, en un cuarto de block y techo de lámina, material que fue donado por una persona caritativa.

La humilde familia de dos integrantes no tiene los ingresos para comprar otro ventilador o un aire acondicionado, ya que Romana no trabaja y hace su lucha vendiendo tamales los sábados y lava ajeno para tener ingresos para ella y su nieto, quien tiene 8 años.

El servicio de agua es otro problema que enfrentan en esta vivienda, ya que no es entubada y dependen de los choferes de la pipa para tener tambos llenos, necesidad importante no sólo para uso personal, sino que es un ingreso para Romana, ya que lava ajeno.

Ella enfrenta también un problema de moscas, el cual señala se acrecienta no sólo por la temporada, sino por las granjas de marranos que hay en las colonias vecinas donde se fabrican ladrillos, por lo que diariamente tiene que poner trampas atrapa moscas para poder descansar un poco de estos insectos.

“Me regalaron esta lavadora, y es con la que trabajo lavando ajeno, pero de haber sabido los calores que iba a sufrir y la cantidad de moscas que iba a ver en este verano, mejor hubiera pedido un ventilador”, señaló Romana.