imagotipo

Ante protesta de vecinos, ofrece Alcaldía retomar obra ya pagada

  • Venessa Rivas
  • en Chihuahua

Con pancartas en mano jugadores, padres de familia, entrenadores, patrocinadores y ampáyer se manifestaron para exigir que se cumpla con la rehabilitación del campo de softbol Guadalupe “Lupe” Durán, toda vez que la constructora Inseconsa debió entregar la obra hace más de un año con seis meses.

“¿Y el dinero que ya se pagó?”, “Exigimos realidades no promesas”, “basta de mentiras”, y “exigimos respeto para el deporte”, fueron algunas de las consignas que se podían leer en las pancartas que desplegaron, ya que se prometió que al campo se le colocaría pasto sintético en el infield y alumbrado, pero sólo les dejaron las zanjas que sostendrían las torres.
Los deportistas se ilusionaron al ver que el campo Fernando “Nano” Torres fue remodelado, creyeron que seguirían con las obras en el campo aledaño Guadalupe “Lupe” Durán, iniciaron con los trabajos pero a la fecha no han concluido.
La constructora sólo se limitó a hacer los hoyos donde colocarían las estructuras para el alumbrado, mismos que son un peligro latente para quienes usan la unidad deportiva. En el campo colocaron una especia de asfalto y piedras, material que dejó inoperante el campo, por lo cual muchos equipos y escuelas se quedaron sin sitio para entrenamiento y juego.
La afectación es para más de mil personas que diariamente acudían al campo a entrenar o jugar, muchos han tenido que buscar campos alternos, algunos muy alejados de la colonia, lo que hace que baje la cantidad de aficionados.
“Cuando lo teníamos con pura tierra podíamos jugar, pero como está ahorita el terreno no lo podemos utilizar, son puros golpes, sólo vinieron a empezar, pero desde hace más de un año”, denunció Ernesto Figueroa.
Los manifestantes señalaron que antes podían jugar en la tierra, pero con las piedras es imposible hacerlo, pues los jugadores no pueden barrerse y si lo hacen corren el riesgo de sufrir una lesión.

El campo también era utilizado por los jugadores de futbol americano para entrenar, pero ahora todos los de soft y americano tienen que hacerse “bola” en el “Nano” Torres, que fue reinaugurado el 14 de agosto de 2014.
El recurso federal para ejecutar las obras estaba etiquetado, se destinaron 3 millones 653 mil 967 pesos con 91 centavos, de los cuales 435 mil 380 pesos con 40 centavos estaban destinados al campo “Lupe” Durán, para la colocación de pasto sintético en el infield y la iluminación, lo que les permitiría usar el campo por las noches.
Lo preocupante es que desde hace dos años se le pagó a la constructora por las obras, a pesar de que no se han terminado.
Los inconformes exigen a las autoridades competentes se tomen las medidas necesarias para que vuelvan a tener un campo de entrenamiento y juego, así mismo se repare el daño a los jugadores con la multa que debe imponerse a la constructora por incumplimiento de contrato.

El director del Instituto Municipal de Cultura Física, Deporte y Juventud, Fernando Acosta Pérez, acudió al campo y atendió las inquietudes de los manifestantes, quienes le señalaron: “No nos da comezón jugar en la tierra, claro que queríamos mejorar, pero vemos esto y ya tiene más de un año, requerimos que sea en breve la reparación”, pidió Guillermo Ontiveros.

El funcionario municipal prometió que se buscará quitar el material del campo para que pueda ser usado, esto haciendo uso de la maquinaria de la Dirección de Obras Públicas, además se harán las gestiones legales para la recuperación de la inversión. “La idea es ponerlo en condiciones para que se pueda jugar y que ese recurso que ya pertenece al campo se use con posterioridad”, explicó.

Fernando Acosta destacó que en el transcurso de la semana se iniciarán los trabajos de retiro del asfalto, piedras y montones de tierra.
Los deportistas denuncian que sólo dejaron los hoyos y parte de los castillos que se usarían para la colocación de las torres de iluminación, incluso en el área que colinda con la avenida de las Industrias se puede apreciar que dejaron varios montículos de tierra y escombro.
Los jugadores resaltaron que aunque no hay gradas, la gente improvisa con algunas lonas, con tal de ver a su equipo los fines de semana, sin embargo cuando tienen que jugar en campos muy alejados la afición prefiere no ir, ya que tiene que invertir tiempo y gasolina para desplazarse, pues el otro campo donde juegan se ubica a 20 kilómetros de la colonia Industrial.