imagotipo

Funeraria de Cuauhtémoc retiene cadáver por no pagar

CUAUHTEMOC, Chih.- El joven Carlos Iván Medina Nájera, de 14 años, atropellado el jueves 21 de julio, fue sepultado ayer por la mañana a temprana hora en un panteón de Santa Lucía, tras una semana de que Funerales Modelo retuvo en prenda el cuerpo del adolescente, ya que la familia, de escasos recursos, no podía solventar los gastos del servicio funerario, aunado a que el responsable de su muerte, un menor de 17 años de nombre Fernando, quien manejaba ebrio, se amparó para no pagar por este homicidio imprudencial.

Carlos murió a causa del atropello la noche del pasado jueves en el bulevar Jorge Castillo Cabrera por la imprudencia de otro menor que iba en estado de ebriedad. Tras el atropello la pick up Chevrolet Silverado modelo 2002 se estrelló con un poste de la CFE.

La situación para la familia del jovencito fallecido se convirtió en un calvario ante la falta de recursos para enfrentar el costo del funeral y el sepelio, ya que la agencia Funerales Modelo les acumuló un costo de 14 mil pesos y el cuerpo no sería entregado hasta pagar.

Los días pasaban y la angustia también, por lo que mediante una organización en redes sociales se empezó a solicitar apoyo a distintos grupos.

La presión creció y se acudió al Municipio. En cuanto se enteró, el alcalde Heliodoro Juárez recibió a los familiares, quienes le expusieron sobre dicha problemática y en lo cual quedó claro que el pago corresponde, en ley, a quien cometió el homicidio imprudencial, en su caso la familia del joven menor de edad que conducía borracho el vehículo.

De manera espontánea el alcalde Heliodoro Juárez entregó 3 mil pesos a la familia, de su bolsa y prometió brindar seguimiento para que la familia cuente con otros apoyos de Desarrollo Social.

De igual manera pidió que se diera seguimiento legal a la denuncia ante la Fiscalía estatal y no quede en la impunidad este delito.