imagotipo

Pasó la edad de inicio en el consumo de alcohol de 11 a 8 años

  • Paloma Sánchez
  • en Chihuahua

La edad de inicio de consumo de alcohol en menores ha pasado de 11 a 8 años en la ciudad de Chihuahua, lo que se considera una cifra alarmante no sólo por el impacto en la descomposición del tejido social, sino por la constitución física de los pequeños que de adultos serán adictos, al no tener un correcto y equilibrado desarrollo físico y mental.

El Centro de Atención Primaria a Adicciones Zona Norte, de acuerdo con un análisis realizado a los nuevos consumidores, detectó que la edad de primera ingesta ha descendido hasta casos de niños de 8 años de edad; además de jóvenes y adolescentes que por el tiempo prolongado de consumo desde corta edad presentan una fuerte dependencia, es decir ya se les considera como enfermo-adicto.

La mayor incidencia de consumo corresponde a anfetaminas y pastillas, además del “cristal”, que ya registra una incidencia en pacientes con adicción.

“Son jóvenes que no quieren estudiar, no quieren trabajar, son chavos problema para la sociedad, porque son los que andan robando o prostituyéndose. El consumo bajó a los 8 años aquí en Chihuahua, lo que se suma al aumento al consumo al ‘cristal’, que nos da el Consejo Estatal contra las Adicciones, en su junta de directores del aumento que ha ido recio”, confirmó Víctor Noé Ochoa Ramos, director del Centro Católico de Atención a las Adicciones, AC.

De igual manera, refirió que los grupos de consumidores se han extendido más allá de los varones adultos, que siguen siendo el grupo predominante, sin embargo las cifras van en aumento en lo referente a mujeres y en los jóvenes.

“Ahorita el mundo tristemente estamos pasando y es no nada más aquí en la ciudad, es también el país. Los jóvenes tienen una rebeldía tremenda, la ausencia de Dios completamente. A consecuencia de muchos divorcios, los padres que trabajan los dos y llegan cansados, falta de atención, que se suman a factores como el hacinamiento en viviendas muy pequeñas, donde los hijos escuchan si los padres tienen relaciones o consumen drogas y los echan a la calle. Ahí se van educando donde existen las adicciones”, finalizó.