imagotipo

Hay déficit de 600 policías estatales

  • David Varela
  • en Chihuahua

En las filas de la Policía Estatal división Preventiva, existe un déficit aproximado de 600 elementos, para lo cual se prepara la incorporación de nuevos agentes a través de academias en la Escuela Estatal de Policía, coordinadas con personal del Tribunal Superior de Justicia y así fortalecer los aspectos legales de cumplimiento en detenciones, preservación de escenas del crimen, elaboración de informes policiacos, entre otras.

“La coordinación con el TSJ ya inició”, adelantó el fiscal César Augusto Peniche Espejel, al mencionar que existe un acuerdo para la prestación de cursos especiales encaminados a los temas de detenciones.

Aunado a ello, se busca establecer un modelo “agresivo” de capacitación para elementos de policía que trascienda no sólo a la corporación estatal, sino que se aplique también para agentes de Seguridad Pública municipales, como primeros respondientes y en donde recae la responsabilidad específica de salvaguardar en un municipio.

Actualmente, indicó César Peniche Espejel, existen 100 candidatos a la espera de la nueva academia, pero se busca reunir a otros 100 más para que ingresen en total 200 cadetes a principios de mayo o junio.

Los 200 elementos egresarían alrededor de septiembre u octubre, según sea la fecha que inicie la academia para la Policía Estatal y esperan para finales del año tener ya a más candidatos para iniciar otra academia a principios del 2018.

En el tema financiero, aseguró que cuentan ya con los recursos necesarios para la implementación de las academias, pues no resulta un gasto extraordinario.

Para la beca económica a la que se hacen acreedores los cadetes una vez concluida su formación policiaca, su manutención durante el periodo de academia y otros gastos, son obtenidos del Fondo de Aportaciones para Seguridad Pública (FASP).

El gasto que sí es importante en los recursos de la FGE, es el costo de los policías ya en activo, pues 200 elementos cuestan al erario unos 40 millones de pesos anuales, eso sin contar gastos operativos y equipamiento (uniformes, armas).

Para la capacitación, el fiscal indicó que buscan el apoyo de jueces y ministerios públicos, que funjan como maestros para los nuevos elementos y fortalezcan la enseñanza en las formalidades para las detenciones, la elaboración de los informes y el procesamiento de las escenas del crimen.

Los primeros cursos están acordados, insistió César Peniche Espejel, pero además buscan fortalecer la capacitación general de todos los integrantes de los cuerpos policiacos.