imagotipo

Colonia Desarrollo Urbano sin agua potable, drenaje y luz

  • Itzel Cervantes
  • en Chihuahua

La falta de servicios básicos como el agua potable, el drenaje y la luz eléctrica son de los principales problemas de la colonia Desarrollo Urbano, donde las calles, inundadas de un asfalto gris, albergan a decenas de niños, jóvenes, adultos y ancianos caminando más de cien metros en una enorme pendiente para llegar a sus casas, en lo más alto de la colonia.

Casas se sostienen en las faldas del cerro, con un panteón a un costado, donde las tumbas lucen desoladas y tristes, con coronas y arreglos florales llenos de polvo, destruidos por el pasar de los días.

El único parque de la colonia apenas tiene cuatro bancas pegadas al concreto, con pintas de barrio que delimitan el territorio entre los que viven en esta y las colonias vecinas San Jorge y Las Adelitas, donde la situación se replica.

Las casas cuentan con techo de lámina, paredes de block cubiertas con alguna pintura que ha sido carcomida por el paso de los años, el inclemente sol, las lluvias y la falta de dinero para poder repintar, dejando en claro la escasez económica de las familias de la colonia.

Sin abundar en la falta de recursos para acceder a prioridades mayores como pagar servicios básicos de una casa, como la luz, poder vestir y calzar a todos los miembros de la familia, entre muchas necesidades más.

Un joven camina por la calle 16, con una camisa holgada con un número 18 en ella, pantalones sueltos y tenis, la cabeza rapada; se esconde entre los pantalones una botella de refresco con un contenido blanco, y en la bolsa guarda un paño que olía mientras caminaba.

Esta es la realidad de quienes viven en las colonias en el sur de la ciudad, justo detrás de los panteones, extendiendo la precariedad que cada vez se va multiplicando y focalizando en los extremos de la mancha urbana.