imagotipo

“Infeliz herencia de Duarte y complicidad de Corral: Padre Sánchez Prieto

  • Paloma Sánchez
  • en Chihuahua

“Infeliz herencia de Duarte e ineptitud o complicidad de Corral”, calificó el vocero de la Arquidiócesis de Chihuahua, el presbítero Gustavo Enrique Sánchez Prieto el cambio de formato de actas de nacimiento y de matrimonio, siendo éstas últimas en las que se suprimen las referencias de datos de “él” y “ella” por el de contrayentes.

Sobre el tema, expresó, “tenemos que lamentar que de parte del licenciado Duarte se hayan dado este tipo de políticas, cuando él abiertamente participó en aquella consagración al estado y se manifestaba en sintonía con la enseñanza de la Iglesia Católica, y ahora nos sorprendemos de encontrar este tipo de acuerdos, si es que el acuerdo incluía esto (las actas de matrimonio), porque sí había un acuerdo nacional, pero no se imponía un formato, en el que cada estado mantiene uno diferente”, dijo.

Al reiterar que el cambio de formato en la documentación oficial, como las actas de nacimiento y de matrimonio, son una “infeliz herencia del Gobierno anterior e ineptitud o complicidad del Gobierno actual”, corrigió que tal vez no sea un tema de ineptitud, porque desde su punto de vista el Gobierno del Estado se ha manifestado con mucha inteligencia en otro tipo de materias para argumentar y deshacer desde distintos ángulos, incluso con cambios legales a la “red de impunidad”, como se ha referido que había tejido el exgobernador César Duarte.

“Si para otras materias se han podido manifestar con tanta inteligencia para deshacer la maraña que hizo Duarte, cómo es que en esto, con relativa tranquilidad han dicho es que así es, y no se puede cambiar. Más que ineptitud parecería que es complicidad, complacencia del Gobierno de Corral por mantener este esquema”.

En el aspecto legal, mencionó que espera que haya la suficiente apertura democrática, pues señaló que si la autoridad argumenta que tienen que cumplir las leyes, el Código Civil de Chihuahua vigente, en los artículos 134 y siguientes habla del matrimonio como unión de marido y mujer, cuestionó en función de qué se hacen cambios.

Expresó que a la comunidad católica lastima ver la erosión que sufren el matrimonio y la familia, la desfiguración de una institución natural, querida por Dios, se ve desfigurada.

De igual manera, denunció una actitud falsa de los gobernantes que por una parte dicen que tienen fidelidad a la ley, cuando la ley no se ha cambiado en el estado de Chihuahua.  “El Código Civil de Chihuahua es el que es, y cuando dicen que necesitamos seguir las leyes y que vivimos en un estado de Derecho, ignoro cómo es que cuando la ley afirma una cosa, la autoridad está defendiendo otra”, concluyó.