imagotipo

Representará Julissa a Chihuahua en natación

  • Karina Rodríguez
  • en Chihuahua

Para Yuri Julissa Zubirán Flores, de 8 años, el trastorno genético que afecta su crecimiento óseo y causa el tipo más común de enanismo, no ha sido impedimento para que destaque en la natación, deporte en el que representará a Chihuahua a nivel nacional.

Aparte, es una de las mejores alumnas de su escuela, por lo que fue seleccionada para participar en un concurso académico a nivel zona, con muchas posibilidades de pasar al estatal.

Su padecimiento es congénito. Su apariencia es característica del enanismo causado por acondroplasia, que se observa desde el momento del nacimiento. Por lo general estos pacientes suelen tener la cabeza grande, la frente bastante prominente y la nariz achatada en la zona del puente.

Por otra parte, las manos suelen ser pequeñas, con una separación entre los dedos medio y anular (mano tridente) y los dedos rechonchos. Los pies son por lo general cortos, anchos y planos. Además, suelen tener el tono muscular disminuido y suelen presentar estenosis raquídea, así como cifosis y lordosis, curvaturas anormales de la columna vertebral.

Las personas con acondroplasia rara vez alcanzan a tener 5 pies (1.5 m) de estatura, pero su inteligencia está en el rango normal, y eso lo ha demostrado Yuri, quien es una alumna de 10.

Dado su padecimiento, los doctores le recomendaron que practicara un deporte de bajo impacto. Existía la opción del ciclismo y de la natación y eligieron esta última, entonces nadar es parte de su formación.

Ha evolucionado tan favorablemente que tendrá su primera competencia en los estilos de crol, pecho y dorso, en la Alberca Olímpica de Chihuahua los días 28, 29 y 30 de abril, así que festejará su día concursando.

“Esta administración se ha preocupado mucho por la población con discapacidad. A mi hija la invitaron a competir y se prepara para ello”, comentó su mamá.

Esta pequeña nada de lleno desde hace dos años, lo que le ha ayudado en todos los aspectos, sobre todo en su desenvolvimiento, porque siente que es reconocida por su talento.

Entrena de lunes a viernes una hora diaria. Saliendo de la primaria Ricardo Flores Magón en la colonia Villa Nueva, se va al Tricentenario a nadar y mejorar su técnica.

Gracias a la práctica de este deporte, la calidad de vida de la menor ha cambiado radicalmente. Antes padecía constantes dolores de rodilla y cabeza, pero con la natación esto se quedó atrás.

De igual manera, ha mejorado su respiración y ahora no le duelen tanto los huesos, porque con la acondroplasia tienden a deformarse.

Además, a esta chiquilla le encanta la música, por lo que empezó a tomar clases de violín en el centro comunitario de su colonia, pero finalmente este proyecto terminó y dejó de lado este hobbie.

Yuri sabe manejar a la perfección sus emociones, lo que ha permitido que no se sienta discriminada por nadie. Sabe repeler los ataques de sus compañeros de manera muy inteligente, sobre todo porque tiene a Jesús en si vida, a decir de su madre.

“Ante cualquier situación difícil que enfrente, ella se encomienda al Señor, el cual nos ama a todos por igual. Eso ella lo tiene muy presente”, agregó.