imagotipo

Aumentan mujeres que piden el divorcio

  • Velvet González
  • en Chihuahua

Al menos 4 de cada 10 mujeres en el estado han pensado en divorciarse en alguna ocasión aun cuando tienen más de quince años de haberse unido en matrimonio, revela la Encuesta Estatal de Mujeres que muestra que ahora son las mujeres quienes quieren la separación.

Según el estudio, las chihuahuenses confiesan haber pensado en el divorcio y ser ellas quienes lo proponen, y las principales causas son considerar al hombre “mujeriego o infiel” en un 35 por ciento de los casos; el maltrato físico como segundo motivo con el 27 por ciento, y tener un marido desobligado con los gastos del hogar, se refiere en el 13 por ciento.

En cuarto lugar, se encuentra el alcoholismo de sus esposos, por lo que un 10 por ciento de las encuestadas refiere esta situación como causal de posible divorcio.

Sin embargo, también llama la atención que a pesar de que cuatro de cada diez mujeres han pensado y propuesto el divorcio, la mayor parte de ellas no se separan a pesar de desearlo.

En este sentido, es importante mencionar que en un 60% de los casos las mujeres chihuahuenses señalan que la causa principal para no separarse de sus parejas es el bienestar de sus hijos.

Además de los hijos, existen otros aspectos que las llevan a no romper con el lazo matrimonial y estos son el aspecto económico (cuando temen salir adelante solas o señalan que no saben cómo llevar el sustento a sus casas ya que dependen del marido económicamente).

Por lo tanto es importante recalcar que según los datos obtenidos, en Chihuahua el hombre sigue siendo el sostén principal del hogar para casi tres cuartas partes de los hogares en las zonas investigadas.

Los datos muestran que en un 72% de los hogares chihuahuenses es el hombre quien da la mayor parte del dinero de los gastos de la casa, en un 14% de los casos los dos participan en igual forma en gastos del hogar mientras que en un 11% es la mujer quien aporta más dinero y en un 2% los hijos llevan el sustento.

Con todo, el 35% de las familias han pasado por periodos en que el sostén principal se ha quedado sin trabajo, y en esos momentos tres cuartas partes de las veces las mujeres fueron las que sacaron el problema adelante.

Por otra parte un tercer motivo por el que las chihuahuenses desertan de la separación es el “miedo al qué dirán” o bien como se expresa en la propia encuesta “temor a la sociedad y a sus familias”, incluso cuando las mujeres están viviendo una situación de violencia física, se sienten vulneradas al pensar en que al tomar ellas la decisión de divorciarse serán criticadas por sus padres o amistades.