imagotipo

Acusan por fraude a hijo de diputada por más de un millon de pesos

  • David Varela
  • en Chihuahua

Fernando Alonso Loya Beltrán, hijo de la diputada priista por el Distrito 22, Imelda “Kale” Beltrán, fue detenido ayer junto con otros cuatro abogados, a quienes en una audiencia en el Tribunal Superior de Justicia se les vínculo a proceso por el delito de fraude y falsedad, al interponer una demanda laboral contra la empresa Woolfolk de México por más de un millón de pesos, a pesar de la existencia de un convenio de pago celebrado antes de interponer el recurso ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

Fue en la sala 15 de la Ciudad Judicial, alrededor de las 14:30 horas, que inició la audiencia de vinculación o no a proceso del hijo de la diputada priista, Luis de Pablo Loya, así como Félix Alberto Muñoz Lozoya, Antonio Juan Martín Rodríguez y Christian Eduardo Insunza Chacón, todos defensores laborales.

El delito por el que se les vinculó a proceso es fraude procesal y falsedad ante autoridades, pues interpusieron la demanda ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, cuando minutos antes ya habían celebrado un convenio de pago con la empresa demandada.

El Ministerio Público estableció a los cinco abogados como coautores del delito, habiéndose consumado el fraude en contra de la empresa Woolfolk de México.

Dicha empresa se dedica a la elaboración de juegos infantiles y mobiliario urbano; es originaria de Chihuahua y ha participado en la colocación de resbaladillas, pasamanos, escaleras, entre otros en parques de la entidad.

El hecho quedó todo bajo la causa penal 1346/2016 y en ella establece que fue el mes de diciembre del 2015 cuando los cinco abogados, entre ellos el hijo de la hoy diputada, presentaron la demanda laboral por más de un millón de pesos.

Dicha demanda, según obra en la causa penal, se elaboró con hechos falsos y además, ya existía un convenio de pago de la empresa Woolfolk de México.

Aunque a los 5 abogados se les vinculó a proceso, la jueza no otorgó la prisión preventiva como medida cautelar y en su lugar interpuso una cantidad de 50 mil pesos a cada uno como fianza para seguir su proceso penal en libertad.