imagotipo

Cárcel a abogados por mentir en demandas laborales

  • Carlos González
  • en Chihuahua

El fraude procesal se contempla en el artículo 306 del Código Penal del Estado, con penas de seis meses a seis años de prisión y multa de treinta a ochenta veces el salario mínimo, a quien con el propósito de obtener una resolución jurisdiccional de la que se derive perjuicio de alguien o un beneficio indebido o mayor del que le corresponde, con independencia de la obtención del resultado, simule actos jurídicos o altere elementos de prueba.

La legislación contempla que si el abogado consigue llevar su proceso en libertad, sea el mismo tiempo en que se encuentre inhabilitado para litigar.

Según se detalla en el Código Penal, cuando en la comisión de este delito intervenga de forma directa o indirecta un licenciado en derecho o litigante legalmente autorizado, además se le suspenderá en el ejercicio profesional o en la actividad indicada, por un término igual al de la prisión impuesta, haciéndose lo anterior del conocimiento de la autoridad que corresponda.

Martínez Rodríguez mencionó que muchos jueces argumentan que no pueden estar convertidos en un órgano revisor de pruebas que se desarrollan en la Junta de Conciliación y Arbitraje, por lo que corresponde al Ministerio Público determinar una posible estrategia de los abogados para obtener beneficios mayores.

Consideró que la autoridad debería tener una supervisión mayor en los procesos laborales, debido a que resulta muy fácil para el trabajador simular e inflar sueldos, horas extras, prima de antigüedad y algunas otras prestaciones, más aún cuando no existen comprobantes.

El especialista comentó que los procesos de judicialización que se llegan a abrir por incurrir en un fraude procesal, comúnmente son en contra del abogado, ya que es él quien conoce la ley y el método con el que puede obtener mayores honorarios.

La pena que va de 6 meses a 6 años de prisión, depende de que el procesado tenga algún otro antecedente penal o que se le compruebe que la práctica sea recurrente o incluso, el comportamiento durante el juicio.

El litigante recomendó a los patrones trabajar en los temas preventivos para evitar ser denunciado laboralmente, primeramente dando un trato adecuado al trabajador, tener una contabilidad en orden, en la que se tenga registrado la nómina y las prestaciones de ley.