imagotipo

Crónicas Urbanas: Anécdotas de Doña Elena desde el Barrio de la Campesina

  • OEM en Línea
  • en Chihuahua

Por: Oscar A. Viramontes Olivas

Buenos días y bendiciones tengan todos ustedes este día lectores de esta sección Crónicas Urbanas de El Heraldo de Chihuahua y en esta ocasión, nos trasladamos al barrio de la Campesina donde nuestra amiga Elena Verduzco, vecina de mucho tiempo nos comparte sus anécdotas y andanzas por este tradicional sector de la ciudad de Chihuahua, espero lo lean y les encargo que no se lo pierdan, porque esta sección es de ¡Colección!.

Diciembre sin duda es un mes de amor y paz que sin duda, es el último mes del año que se termina; algunos sienten tristeza y nostalgia, otros lo reciben con alegría y nos deja la esperanza de tiempos mejores para el año venidero y además, es una excelente ocasión para enmendar errores y sensibilizar corazones es un mes donde florecen las ilusiones, las alegrías y también el amor, como sucedió en la historia que sucedió en el año de 1902 en los predios donde alguna vez sería el barrio de la Campesina, en un pueblito en los márgenes del río Chuvíscar, cuando se unieron en matrimonio Virginia y Apolonio. Sin duda eran tiempos difíciles pero estaban dispuestos a luchar por una mejor vida en común, los que darían cobijo a su amor en una amplia habitación construida de adobe, material térmico muy común en el estado de Chihuahua debido al clima extremo. La pareja con el paso de los años formó una familia muy numerosa en el orden siguiente: Genaro, Camerino, Jesús, Manuel, Petra, María, Carmen, José, Jesusita, Paula, Eduviges y Ramón, en total 12 hijos. Como todas las familias de aquel entonces, hacían en diciembre una diversidad de fiestas que representaban toda una tradición.

thumbnail_damas-muy-activas-haciendo-el-nixtamal-para-las-tortillas

Para las fiestas, se preparaban con tiempo Virginia, ya que esperaba con ansia a sus hijos Genaro y Camerino que trabajaban en Estados Unidos y venían a pasar la Navidad con su familia. Desde principios de diciembre, todos colaboraban en la preparación de los festejos, aseaban y limpiaban, así como adornaban ventanas y puertas y no podía faltar el tradicional nacimiento cuando el calendario indicaba la Navidad de 1929.

Sus dos hijos mayores, eran acompañados de sus novias y serían padrinos de la boda de Genaro que tendría lugar el día último del año a las 12 del mediodía. Genaro era un joven alto, moreno y bien parecido, sostenía un noviazgo desde hacía tres años con una chica unos años mayor de nombre Francisca, la chica de cariño poco a poco antes de la boda, tendría un accidente que la mantendría en cama por algunos días, por lo que no pudo acompañar a su novio Genero a la boda y, le comenta que mejor le conseguirá una compañera y piensa en Elena, una linda jovencita, ya que la novia no deseaba comprometerse ya que agregaba que no tenía ropa apropiada, la cual parecía una buena excusa para no aceptar, pero una de las amigas le diría a Francisca que tenía la solución al decirle que se probara el vestido que había utilizado en su boda. Por lo que Quica de mala gana accedería a ponerse el vestido, el cual, le quedaría perfectamente.

Parecía que había sido perfeccionado y confeccionado especialmente para ella en el día de la boda, por lo que Genaro lucía muy elegante y guapo con su traje azul marino, en cambio Quica se enfundaba en el hermoso vestido azul violeta que resaltaba con la piel satinada. Ahí en ese momento, extiende su delicada mano para saludar a Genaro y al tocarse ambos, sienten una descarga eléctrica como si estuvieran como hechizados y no dejaban de mirándose sin moverse ni hablar.

thumbnail_el-medio-de-tarsporte

Genaro, sólo tenía ojos para la linda chiquilla que parecía bajada del cielo y al terminar la ceremonia, todos se dirigieron al salón donde ya estaban sirviendo la comida y donde se saboreaba un riquísimo asado, carnitas, chicharrones, sodas, bizcochos.

Genaro vivió feliz con Quica y después de un tiempo de feliz noviazgo, se casarían en la Navidad de 1930 en la iglesia de San Pedro y San Pablo que estaba adornada con ramilletes de hermosas flores y habían instalado la alfombra a lo largo del pasillo central; al pie del altar, un apuesto joven cuyo rostro reflejaba un cúmulo de emociones esperaba impacientemente mientras veía acercarse a la hermosa novia; ese día se juraron amor y rogaron porque esa felicidad fuese eterna y juntos, despidieron el año que tanta dicha les había traído a sus días. Finalmente, esta historia contada por doña Elena Verduzco, se la había platicado doña María cuando tenía 88 años de edad, hermana de Genaro y la única que había quedado viva de esa numerosa familia que con mucho cariño la recuerdo.

En otra historia de la Campesina, me acuerdo que llevaban el periódico “Tercera edad” cada quincena a la casa de don Andrés, él y su esposa asiduos lectores de este pasquín que desde hacía tiempo al abrir la puerta, el buen don Andrés me recibía con amplia sonrisa preguntándome ¿Qué milagro? ¡Pase, pase! y haciendo una reverencia señalaba un sillón donde se encontraba siempre su esposa descansando, después de saludarla, me acomodaba cerca de ella y empezábamos a platicar; hablábamos de varias cosas pero sobre todo, nos quejamos del invierno por el que estábamos pasando y su repercusión en el campo: “Lástima -decía don Andrés- que en estos tiempos, sean tan pocas las tierras dedicadas al cultivo, ya no es como antes cuando yo era niño allá en mi pueblo Santa Isabel, donde mi padre tenía unas tierritas de temporal donde sembrábamos frijol, papa y maíz.

Siempre le ayudaba a cultivar el maíz en el mes de mayo y a levantar la cosecha en el mes de noviembre, esto desde desprender las mazorcas, llevarlas en mi delantal de tela de seda y cuando ya no cabían, las acomodaba en la “ringlera” que era una fila de varios montones de mazorcas; de ahí, con una carreta de madera con cuatro llantas de hule tiradas por un tronco, jalados por caballos o por una yunta compuesta por un de bueyes o mulas hasta la casa.

“Para desgranar las mazorcas utilizábamos una criba de madera consistente en un cuadro de 1.5 por 2 metros, con una malla tejida con tiras de cuero seco de vaca y en forma de cunetas suspendidas con cuatro estacas, donde se colocaban las mazorcas y con un palo pandeado le dábamos garrotazos al maíz que se desprendía y por abajo de la criba, sólo quedaban los granos”.

En eso intervino su esposa al mencionar que cuando vivía en el rancho Portillo, cerca de Carretas: “Le ayudaba a mi padre a sembrar y además me encargaba de cocer y secar el maíz en un bote grande con suficiente agua y cal, a la que le quitaban los tenejales y piedras de la cal; después, se ponían al fuego para que chispeara en una base de fierro redondo con cuatro o tres patas y mango, sobre el cual, se colocaba el bote para su cocimiento; después de cocido, esperaba que se enfriara y por la tarde a eso de las 5 junto con otras chicas, levantábamos el nixtamal; tirábamos “el nejayote” que era el agua amarillenta que quedaba cuando se cocía el maíz, y aprovechamos esos momentos para platicar por lo que a esta reunión la bautizamos como la hora del “nejayote”.

Al día siguiente muy de mañana, preparaba las arepas, tortillas gruesas hechas a mano que para esto, las colocaba en una vasija con agua para enjuagar mis manos cada vez que hacía una bola de masa, a esta agua, se le llamaba “machigua” que al terminar de hacer las arepas, quedaba como un caldo aguado que utilizábamos como alimento para los cerdos. Desayunábamos arepas acompañados con un plato de frijoles graneados recién cocidos, con una rica salsa. ¡Qué rico! Con un plato de frijoles y además una taza de café ranchero, ¿Gustan?

En otro orden de ideas, recuerdo los juguetes mexicanos que se regalaban el 25 de diciembre y también el día 6 de enero, momentos importantes para que los padres de familia reflexionemos acerca del tipo de juguete que debemos elegir para nuestro hijos, esto es de gran importancia, porque en nuestros días, la gran producción industrial de juguetes y todo tipo de objetos bélicos así como electrónicos, inhiben la creatividad y la imaginación que los niños ponen en práctica en el juego; les inculcan el individualismo y una constante competencia por tener el producto más novedoso, caro y sofisticado que la televisión anuncia.

El juguete debe ser un medio para entretener y divertir; es uno de los elementos de los que se valen las sociedades para orientar y educar a sus miembros y también, es transmisor de valores, sin embargo, si nos remontamos a la historia de nuestro país, veremos que hay ciertos elementos que nos permiten presupuestar o presuponer la existencia de juguetes desde la época precolombina, desafortunadamente, los materiales con los que estaban elaborados como de madera y otros productos vegetales, no permitieron su conservación hasta la actualidad.

El juguete mexicano tradicional, se hacía con materiales sencillos, como el barro, trapo, cartón, papel, laca, madera, chicle, azúcar, alambre y fibras vegetales, que permitían el aprovechamiento de los recursos naturales al alcance de la persona que los elaboraba.

Los juguetes de antes, estaban llenos de Ingenio que le daban vida a la imaginación y creatividad de los niños; nuestros artesanos, ofrecían al niño mexicano, una rica variedad de juguetes tales como muñecas, carritos, caballos, casitas, trasteos, trompos, baleros, títeres, alcancías, juegos móviles, y muchos otros que lamentablemente están apunto de desaparecer, estos objetos, estimulan el juego colectivo y la comunicación familiar de ahí la importancia de revalorar el Juguete tradicional que permite al niño un papel más activo en el juego y además ayuda al fortalecimiento de nuestras tradiciones.

En México y siguiendo la celebración litúrgica, la rosca es una continuación de las festividades navideñas que se prolongan hasta el día la Candelaria, el 2 de febrero. La rosca, se parte generalmente el día 5 de enero en la noche y tiene sus orígenes en una celebración cristiana que conmemora la manifestación de Dios ante la humanidad, representada en los Reyes Magos, por lo que su nombre litúrgico se le denominó “Epifanía”.

La rosca es un pan de forma de guirnalda que se cubre y adorna con azúcar glas y frutas cristalizadas; dentro de la masa, se coloca una o varias figuritas que simbolizan al niño Jesús y la necesidad de encontrarle un lugar seguro para su nacimiento. Al que le tocara el muñequito, deberá organizar una tamalada invitando a los amigos que estuvieron en el momento de la partición de la rosca. ¿Qué bonita tradición no creen?

Anécdotas de doña Elena desde el barrio de la Campesina, forma parte de los archivos perdidos de las Crónicas Urbanas. Si usted tiene información que quiera compartir para esta sección y si desea también adquirir los libros: “Los Archivos perdidos de las Crónicas Urbanas”, Tomo I, II y III, puede llamar al celular 614 148 85 03 y con gusto se lo llevamos a domicilio o bien adquiéralo en la librería Kosmos, localizada en la calle Josué Neri Santos No. 111 o en La Luz del Día, Calle Blas Cano De Los Ríos 401, San Felipe I Etapa.

Fuentes de Investigación:

Doña Elena Verduzco.

Fotografía tortilleras: Roberto Schneider

Reportan enfrentamiento en Buenaventura e Ignacio Zaragoza; hay viviendas quemadas

Reportan enfrentamiento en Buenaventura e Ignacio Zaragoza; hay viviendas quemadas

Se desconoce si hubo personas asesinadas

Ricardo Holguín

local

Anuncia Hacienda rebajas fiscales a partir del 15 de noviembre

Anuncia Hacienda rebajas fiscales a partir del 15 de noviembre

Descuentos en licencias, revalidación, pago de derecho vehícular

Destacaron sus proyectos de Anatomía y Embriología

Destacaron sus proyectos de Anatomía y Embriología

Alumnos participantes en La XXII Reunión Nacional de Morfología

Ganan alumnos de medicina, segundo y tercer lugar en concurso nacional

Ganan alumnos de medicina, segundo y tercer lugar en concurso nacional

XXII Reunión de morfología

Piden pobladores de zona rural, unidades móviles de detección de cáncer

Piden pobladores de zona rural, unidades móviles de detección de cáncer

En aquella zona del municipio no hay unidades de salud especializadas

Grupos criminales operan con jóvenes de 20 años de edad

Grupos criminales operan con jóvenes de 20 años de edad

Los engañan ofreciéndoles una vida de ensueño

destacados

Independientes piden al INE extender plazo para recabar firmas

Independientes piden al INE extender plazo para recabar firmas

Tienen que recabar  866 mil 593 firmas de apoyo

México no habrá de reconocer decisiones unilaterales: EPN sobre Cataluña

México no habrá de reconocer decisiones unilaterales: EPN sobre Cataluña

El presidente encabezó un Encuentro Empresarial con la Colectividad Hispano-Mexicana

Nora, la bella taquera de la López Mateos

Nora, la bella taquera de la López Mateos

En su oficio sortea a diario los piropos de los pretendientes, unos más, que han llegado a acosarla y asaltarla

CDMX afectada por sismos: demolerán 211 inmuebles en cinco delegaciones

CDMX afectada por sismos: demolerán 211 inmuebles en cinco delegaciones

La cifra total se suma los 13 de los que ya se había informado y a los 38 que colapsaron el mismo día

Trump vincula aumento de criminalidad en Reino Unido con terrorismo

Trump vincula aumento de criminalidad en Reino Unido con terrorismo

Tras haber sido divulgadas las estadísticas que muestran un alza en los seis primeros meses del año