imagotipo

Crónicas Urbanas: El Anecdotario de mí Tío Ramón parte II

  • OEM en Línea
  • en Chihuahua

Por: Oscar A. Viramontes Olivas

Buenos días y bendiciones reciban todos ustedes amigos de esta sección Crónicas Urbanas de El Heraldo de Chihuahua en este día. Seguimos con nuestra travesía por el sector del Centro de la ciudad y algunos sectores contiguos al primer cuadro, como lo son los barrios de la Obrera y Santa Rosa, sin duda, un excelente momento para recorrer sus calles, comercios, escuelas, parques, panteones de esta creciente ciudad de Chihuahua.

Con este relato de mi tío Ramón, sin duda podremos viajar hasta los rincones más sensibles de nuestra antigua urbe. Espero sea de su agrado, ya que esta sección es de ¡Colección!.

Caminando por mi barrio, me encontraba con mucha gente muy madrugadora que desde las cinco de la mañana, se levantaba para iniciar con sus actividades, algunos, se conducían a los mercados de la ciudad o a la tienda de abarrotes de la esquina por el pan y la leche, así mismo para el desayuno, el menudo de doña Victoria allá muy cerca de la Allende y 11ª que la verdad, nunca en toda mi vida había probado un menudo tan delicioso como el que preparaba esta digan señora.

Por las tardes en el mismo puesto, otra bendita señora colocaba una mesa con un mantel y unas ollas con riquísimos tamales y chopos que eran tamales muy grandes de dulce y carne, acompañados de un calientito champurrado o atole de masa muy sabroso, por lo que mucha gente por supuesto, iba a comprar desde un solo tamal hasta docenas, ¡Qué delicia! Por otros lado, rumbo a la Degollado, se encontraba una cantina y los parroquianos se daban vuelo con la rocola y las canciones de Tito Guízar, Jorge Negrete, Pedro Infante, los tangos de Emilio Tuero y los tríos como Los Panchos, Diamantes y muchos más, además de esto, otro personaje que hacía también segunda para los parroquianos, así como dijéramos el “karaoque” de esa época era la llegada del cilíndrero que con sus melodías muy peculiares alegraba hasta al más borrachín.

thumbnail_calzada-de-guadalupe-que-hoy-en-dia-es-la-avenida-cuauhtemoc%2c-donde-los-peregrinos-caminaban-hasta-llegar

Me acuerdo que la Venustiano Carranza o la 11ª eran demasiado angosta y lo más curioso, es que tan solo podía caber un vehículo de ida y otro de venida allá por los años 40ª. También podíamos apreciar que el atrio de la emblemática iglesia de la Sagrada Familia llegó a tener en esa década hasta 10 metros de frente donde los domingos era obligatorio ir a misa, se sentían momentos de una verdadera algarabía ya que todo el barrio era católico, así que todos teníamos que ir a misa a la iglesia del sector.

Por ejemplo, se percibía que en la misa de la mañana a eso de las 8:00 am, se veía pura gente grande de edad, por cierto asistía mis abuelos y mi bisabuela; en la segunda, a eso de las 10:00 am, se podía apreciar gente de bajos recursos y en la de las 13:00 horas, asistía pura gente de “lana” que vivía por la misma Vicente Guerrero en las quintas que estaban en la Paseo Bolívar, Nicolás Bravo y algunos de la 11ª hasta la 20 de noviembre. Cuando salían de misa, la gente pudiente “desfilaba” con sus bonitos atuendos y mejores ropas, era como un desfile de elegancia en el vestir de modas de caballeros, damas, niñas, niños, jóvenes y señoritas, todo bien elegante y muy perjumados.

Los comerciantes del lugar, ofrecían sus mercancías ya que todo el sector estaba lleno de comercios y la gente que salía de misa se conducía al “mandado” a comprar la manzana, el elote, frijol, carne y un sinfín de productos que se empaquetaban en bolsas de ixtle muy grandes que nosotros los muchachos las llevábamos a las casas y nos pagaban con monedas de centavos por las bolsas que ayudábamos a la gente a llevar a sus casas. Por otro lado, las personas más humildes compraban el cocido para el caldo, junto a las verduras compuestas lo que los envolvían en alcatraces de periódicos al igual que las zanahorias, betabel, calabacitas, cilantro, tomate, cebolla, repollo y muchos de esos productos llegaban a costar hasta 5 centavos el kilo.

thumbnail_la-calle-11-o-venutiano-carranza-con-el-primer-puente

Por otro lado, en aquellos años en temporada de calor, la gente se iba a pasear o se sentaba a platicar al Paseo Bolívar y el parque Lerdo de Tejada hasta altas horas de la madrugada ya que todo mundo se conocía y con toda la confianza, podía caminar a esa hora y de regreso a casa, no existía peligro alguno de que lo asaltaran; la gente se sentaba en las banquetas afuera de sus casas a platicar, escuchar radio, ver los juegos de los más chicos o ver jugar a los más chavos a los juegos de entonces, como los encantados, las estatuas o el burro de la hoya, así mismo, como nos quedaba cerca el gimnasio Rodrigo M. Quevedo, nos íbamos temprano ayudar a limpiar y trapear la duela y debido a estas acciones, nos dejan quedáramos a ver en zona preferencial los juegos de los Dorados y las famosas Adelitas.

Hacia el sur de la ciudad, terminada esta allá por la calle Ramírez y Pacheco, ya que en la década de los treinta se comenzaba a construir el barrio de la Obrera en 1933 que en su sector más antiguo, habría sido el barrio de San Nicolás, donde se podía apreciar por la calle 27ª magníficas construcciones de clase media frente al emblemático parque Urueta que también en esa época se le llamaría el parque de las calaveras por haber sido a finales del siglo XIX y principios del XX un panteón que se le había bautizado como el de Nuestra Señora de la Merced, que era visitado por parejas de enamorados del mismo rumbo durante la tarde, porque en la noche era escasa su iluminación y daba miedo.

Así mismo la hoy avenida 20 de Noviembre se extendía de un extremo al otro de ese rumbo, con escasas construcciones como el templo del Sagrado Corazón en el barrio del Pacífico y más hacia el oeste, la vieja penitenciaría construida a principios del siglo por los gobiernos de Enrique C. Creel y Porfirio Díaz. Y como marco natural, se divisaba el cerro Santa Rosa, hoy cercado por el progreso y casi devorado por la ciudad y más al sur, se apreciaba el enorme cerro Grande cuya mole se percibía a decenas de kilómetros de distancia y por supuesto no olvidarme del cerro Coronel que este trío, formarían parte de la escenografía del lugar, estos tres moles de granito los plasmaría el maestro León Barrí Paredes en el escudo de las Sociedad Chihuahuense de Estudios Históricos que después lo implementaría el municipio de Chihuahua como su propio escudo y finalmente el gobierno del estado en la década de los ochenta lo aplicaría como su escudo oficial.

Más al sur se apreciaba la “tronera” de la fundición de Ávalos y su barrio, así como el poblado de Ranchería Juárez frente a la fábrica de metales que en algunas ocasiones nos iríamos de excursión hasta allá, la verdad en aquellos tiempos y hablo de los años cuarenta del pasado siglo XX, estaban tan retirados que invertíamos parte del día para ir y venir. En el trayecto, matábamos lagartijas, liebres y juntábamos animalitos en frascos ya que éramos verdaderos exploradores.

Ya de regreso me acuerdo que en ocasiones nos daban aventón los camioneros de la fundición, esos trasportes rojos del sindicato minero y nos dejaban muy cerca de la estatua de Benito Juárez, cuya avenida siempre ha llevado el nombre del “Patricio” el Benemérito de las Américas. Esta antigua arteria, se extendía hacia la vieja estación de ferrocarril punto de llegada y salida de pasajeros del norte y sur, ya que la comunicación aérea era demasiado cara y la terrestre no existía por la Juárez. Antes de dicha estación, estaba la Cervecería Cruz Blanca que producía las cervezas de dicho nombre, además de la austriaca, únicas y muy solicitadas en esa época.

Más hacia la sierra de Nombre de Dios rumbo al río Sacramento, la Juárez se prolongaba y se comunicaba con el sector de la Concordia y Robinson que en aquellos años eran pequeñas comunidades rurales que producían frutas y verduras y que gracias a las aguas del Chuvíscar toda esa zona era un verdadero vergel, hoy lamentablemente integradas a la enorme mancha urbana que crece y crece y que se come todo a su paso. Por último, hacia el oeste se encontraba la avenida Cuauhtémoc, la cual se prolongaba hasta la Zarco hasta sus límites que estaban ubicados hasta el entonces Sanatorio Palmore, ubicado por la mencionada arteria.

Por las avenida Cuauhtémoc en tiempos de principio del siglo XX, se le llamaría la calzada de Guadalupe y en los años veinte, se construiría el parque Infantil con una magnífica cancha de patinar que hacía las delicias de los muchachos, así como de juegos mecánicos que ya en esta época ya no se aprecian y de las cunas que se mecían hasta ponerse casi horizontales y hacía pegar de gritos a los muchachos y contener valientemente la respiración para no hacer lo mismo que los jovencitos.

thumbnail_hermosas-quintas

Más allá por ese mismo sector rumbo al oeste, se encontraba el Hospital Infantil que para entonces, comenzaba y casi contiguo rumbo al río, la famosa “cueva del diablo” donde era común que los muchachos como nosotros se la “pintaran” de la escuela para ir a la dichosa cueva. Ahí lamentablemente se ahogarían muchas personas hasta que por disposición gubernamental, fue dinamitada y borrada de la faz de la tierra.

Enseguida del Hospital Infantil en la mera cumbre de una pequeña colina estaba el Santuario de Guadalupe, lugar para que la piedad del pueblo chihuahuense pudiera cumplir sus mandas que siempre se veía trasladándose a pie y hasta de rodillas a la entrada del sagrado recinto y más allá, estaba el “Mortero” filtro de agua que también era para mucha gente un lugar de recreo campestre.

Hacia el lado de la Zarco a unos cuantos pasos del Santuario, se encontraban algunas fincas de verano, donde las familias acomodadas de la ciudad llegaban a disfrutar todavía del paisaje natural que existía a sus alrededores y de la calma que la verdad hoy en día todo esto que estoy contando lamentablemente ya no existe, pues la mancha urbana ha convertido toda esta zona en un verdadero “hervidero” lleno de bullicio, humo y tráfico hasta el tope.

Cerca de esas enormes casas o “quintas” estaba el Sanatorio Palmore, institución prestigiada que mucho antes prodigaba servicio de salud a los más necesitados. Todavía más hacia el oeste hacia las afueras de la ciudad, estaba algunas granjas como la Leche Salud que por muchos años funcionó con todo y establos muy cerca de donde sigue estando la gasolinera “La Sierra” y contiguo a una cantina denominada “La Despedida”, que también hoy perdura. Bueno de esa leche que comento, tuve la oportunidad de probarla y era riquísima. Esta historia continuará…

“El Anecdotario de mí Tío Ramón”, forma parte de los archivos perdidos de las Crónicas Urbanas. Si usted tiene información que quiera compartir para esta sección y si desea también adquirir los libros: “Los Archivos perdidos de las Crónicas Urbanas”, Tomo I, II y III, puede llamar al celular 614 148 85 03 y con gusto se lo llevamos a domicilio o bien adquiéralo en la librería Kosmos, localizada en la calle Josué Neri Santos No. 111 o en La Luz del Día, Calle Blas Cano De Los Ríos 401, San Felipe I Etapa.

Fuentes

Archivo Histórico de la Ciudad de Chihuahua.

Profesor Rubén Beltrán Acosta, Cronista de la ciudad de Chihuahua

Fotos: Fototeca del INAH, Chihuahua y México en Fotos.

Balean a pareja en la Bolívar; hombre muere al instante

Balean a pareja en la Bolívar; hombre muere al instante

Encuentran a mujer grave frente al Alegre

Alejandro Ruiz Payan

local

Muere hombre al instante en volcadura hacia el Lombardo Toledano

Muere hombre al instante en volcadura hacia el Lombardo Toledano

Por la salida de Laderas de San Guillermo

Aparatoso choque en la Industrial deja cinco personas heridas

Aparatoso choque en la Industrial deja cinco personas heridas

Versión indica que lo provocaron policías francos

Tú puedes ayudar a localizar camioneta robada con lujo de violencia

Tú puedes ayudar a localizar camioneta robada con lujo de violencia

Súmate comentando y compartiendo esta publicación

Discusión termina en balazos en la colonia Vistas Cerro Grande

Discusión termina en balazos en la colonia Vistas Cerro Grande

Aparente intoxicado hirió a otro con arma de fuego

Festejarán 51 años de AA en Chihuahua

Festejarán 51 años de AA en Chihuahua

Participarán psicólogos, religioso y autoridades de salud

destacados

Vinculan a proceso a “Goteras VIP”

Vinculan a proceso a “Goteras VIP”

Están acusadas de robo a casa habitación y robo de vehículo agravado en pandilla

Morena elegirá a su candidato presidencial mediante encuesta

Morena elegirá a su candidato presidencial mediante encuesta

El líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador destacó entre los militantes la oportunidad de contender entre ellos

Se espera descenso de temperatura por frente frío número 10: SMN

Se espera descenso de temperatura por frente frío número 10: SMN

La masa de aire frío que lo impulsa favorecerá un marcado descenso de temperatura en gran parte del Territorio Nacional.

Sin Monreal, AMLO inicia plenaria de Morena

Sin Monreal, AMLO inicia plenaria de Morena

Con la presencia de políticos como Claudia Sheinbaum, Miguel Barbosa, Delfina Gomez, Zoé Robledo, Yeidckol Polevnsky Gurwitz

La indiferencia es el mayor pecado: papa Francisco almuerza con mil 500 pobres

La indiferencia es el mayor pecado: papa Francisco almuerza con mil 500 pobres

La iniciativa convirtió por primera vez la enorme sala de las audiencias papales en un inusual comedor