imagotipo

Crónicas Rancheras VII

París, 27 de julio (“Del Rancho a las Europas”)

“A caballo regalado no se le ve colmillo, pero si relincha, ¡Cuidado!”

 

El parabrisas del Autocar se afana en borrar la terca llovizna que nos acompaña hasta la entrada a la Ciudad de París. Son las siete de la tarde.

Abolladas las asentaderas por el largísimo recorrido de la mitad de Francia –desde Burdeos- hasta la ciudad en un solo día, nos arrinconamos en el hotel encorvados y de mal genio.

El vaquero Juan prefiere cabalgar a lomo de mula durante diez horas continuas, del rancho La Dalia a la laguna de Bustillos, entre gatuñales y veredas, que viajar en camión durante ese mismo tiempo, aunque sea por la “Europa Clásica”, como reza el anuncio de la Agencia Turística.

Rocío ya había asegurado la neta de “la noche loca del Lido”; antes de bajarnos del camión aturdidos por el cansancio, pretende ahora vencernos “la ronda de noche por París”. Algunos si se fueron de “ronda”, después de cubrir el pago de cincuenta francos.

Por los pasillos del hotel encontramos a Ben Masso, con su familia y sus compadres. Nos invitan a conocer París de Noche. De esa forma nos ahorramos pagarle a rocío su ronda nocturna.

Ben es hombre de mundo y conoce la ciudad como la palma de su mano. Nos unimos Gonzalo y yo a la comitiva. Bertiña compro el boleto a la vendedora que actúa como guía, o al revés.

Guiados por el “hombre de mundo”. Ben nos conduce al metro. Dentro se percibe un cierto tufo que no logro descifrar. Acostumbrado a los rastros de matanza, al olor de leche rancia y a los quesos rancheros elaborados por las callosas manos de las rancheras, este olor raro dentro del metro parisino parece muy extraño.

En fin, ya venimos aquí. Al rato salimos a la superficie y al aire puro como a dos kilómetros de la Torre Eiffel.

Ben se equivocó de parada. Dos kilómetros de zancadas no resulta fácil recorrerlos. Menos después de la zarandeada del camión. Cansancio, hambre y el “hombre de mundo” nos conduce al primer restaurante que encontramos a nuestro paso.

“¡Dios botellas de Bourbon!” Grita Ben a los meseros. Gonzalo se niega a probar el vino.

Prefiero economizar – me susurra al oído.

Ben está resuelto a satisfacer su aptito y el de su parentela. Quesos gruyeres y caldos raros desfilan por las mesas dispuestas una tras otra. Saciada el hambre de los ocho comensales viene lo preocupante… ¡El pago de la cuenta!

Al acaudalado dentista del Barrio Bronx de Nueva York, llamado Ben Masso le resulta sencilla la operación. El muy equitativo abusón la divide en tres. Gonzalo una, yo la otra y él la tercera. “Ha de haber reprobado en matemáticas este carajo, pero con maestría en economía familiar”, me comentó después Gonzalo, hecho una furia en un pasillo del hotel.

Contemplar París a una altura de 320 metros y a las once de la noche impregna una sensación rara. Una mezcla de calentura cerebral, con un temblor en la boca del estómago.

¿Habrá baño por aquí? Pregunta Gonzalo, al tiempo que me lanza una mirada agonizante, parecida a la de los coyotes matreros, asegurados en una trampa.

¿En esta ensarta de fierros retorcidos? ¡Habrá que buscarlo, antes de que suceda algún percance!

Los históricos edificios que rodean la torre se destacan a través de potentísimas luces arrojadas de diferentes ángulos de la torre, construida en las postrimerías del siglo pasado para una feria y que ahora resulta ser un símbolo para la ciudad.

Por cierto que, en honor a la venganza “permitimos” que el Sr. Masso cubriera los ocho dólares que cobraron, por cabeza, para subir en elevador hasta la cumbre de este “símbolo”. Pretendía reusarse el neoyorquino, pero se aguantó como los meros machos. Sólo percibí el sudor en su frente y algo que dijo en el inglés típico del Bronx de la urbe de hierro.

Llegados al hotel y una vez consumida media botella del más “Económico Champañe”, la amistad con los neoyorquinos retornó a la normalidad. Nos abrazamos, cantamos el mejor repertorio de José Alfredo Jiménez hasta que cada cual jaló para su cuarto. Bonita velada.

Por la mañana, a la hora del desayuno, busqué la mesa de los cubanos, [don José disfruta, en Maimi, de un negocio de “pavimentación”. Ha prosperado.

Con varios cubanos, un día se lanzaron al mar y vientos favorables permitieron que la destartalada barcaza llegara a una bahía de la Florida.

Con el tiempo y tenaz trabajo de por medio, se hizo “a lo fiado” de una pequeña máquina para pavimentar. Y de allí pal real. Compró casa, se matrimonió, procreó dos “adorables” criaturas y ahora los tenemos aquí disfrutando y agasajando a la quinceañera en un viaje por la Europa Clásica.

¡Esa es nuestra historia señor!  Dice Doña Paz, con ese orgullo que no le cabe en su dilatado cuerpo. Pero Don José regresa con el asunto pendiente de los mexicanos.

¡Perdóname, pero le vuelvo a decir, que a mi sus compatriotas me disgustan! Nuestro gobierno (el norteamericano), nos cobra altos impuestos y gran cantidad de ellos los utiliza en cuidar nuestra (¿) frontera.

M prendió un cerillo. Bueno más que un cerillo… ¡Me prendió un cohete!

¡Mire, amigo – no le dije, le grité – ¡Si los Norteamericanos no quisieran que “pasaran” mis paisanos,  por “su” frontera no pasarían ni las moscas! ¡Por supuesto que les conviene económicamente la presencia de mexicanos en “su” país! ¡Por otra parte, los mexicanos tenemos más derecho de vivir en Estados Unidos que usted, porque “los gringos” nos robaron la mitad de nuestro territorio, y usted, Don José, por más papeles de nacionalidad que presuma, no deja de ser un refugiado en un país que es acérrimo enemigo de su antiguo y original terruño, Cuba, que le aseguro, mucho lamenta el haber criado hijos apátridas! ¡Con su permiso y que disfruten de su almuerzo!

Doña Paz, que me devora con la vista, les pregunta a los hijos:

¿La mitad de “nuestro territorio” era de México? Los hijos, que sí estudiaron, le respondieron:” ¡Sí mamá, era de México”. Por lo pronto me hice la promesa de jamás buscar mesas con desconocidos.

Resulta más agradable el asunto de “La noche loca del Lido” que disfrutamos el día siguiente de nuestra llegada a París.

¡Clero que resultó una noche loca! No tanto por los diferentes cuadros de muchachas medio encueradas que bailaron de todo en medio de refulgentes escenarios, sino por la botella de champaña de segunda que dispusieron sobre cada mesa. Al regreso en el camión todo mundo cantaba, gritaban, hacía gestos. Sobre todo Gonzalo y Bertiña, quienes, en mesa solitaria, engulleron la campaña completa. Le reclamamos a rocío el alto costo del espectáculo.

Respondió que el precio incluía “el crucero por el Río Sena” que, en efecto, habíamos realizado al medio día en unas barcazas largas que describen por micrófono todos los puentes en tres o cuatro idiomas, siendo el español el último en pronunciarse; ya cuando se ha cruzado el último de los puentes, se entiende como se llama el primero.

Todo resultó, pues, un malentendido y Gonzalo les devuelve la credibilidad a los guías. Por lo menos hasta el próximo espectáculo.

 

 

 

 

Javier Garfio saldrá libre; juez le otorga libertad condicional

Javier Garfio saldrá libre; juez le otorga libertad condicional

Le darán multa de 435 mil pesos y 3 años inhabilitado

José Ernesto Topete

local

Sentencian a 6 años de prisión a esposo de Marisol Valles

Sentencian a 6 años de prisión a esposo de Marisol Valles

Por narcotráfico

Hay el compromiso de reivindicar la política: diputada Blanca Gámez

Hay el compromiso de reivindicar la política: diputada Blanca Gámez

Presenta su primer informe de actividades

Reconocen a presa boquilla como patrimonio de la irrigación

Reconocen a presa boquilla como patrimonio de la irrigación

Una de las mejores de América latina

Asesinan a tres menonitas a balazos en la carretera a Rubio   

Asesinan a tres menonitas a balazos en la carretera a Rubio  

Iban con rumbo al Campo 35 cuando fueron interceptados

Usaba su auto UBER para distribuir droga en la ciudad Juárez

Usaba su auto UBER para distribuir droga en la ciudad Juárez

Le aseguraron 17 dosis de cocaína

destacados

A más tardar el 10 de noviembre regresarán a clases totalidad de alumnos en el Edomex: Del Mazo

A más tardar el 10 de noviembre regresarán a clases totalidad de alumnos en el Edomex: Del Mazo

Este lunes abrirán sus puertas 15 mil 400 planteles mexiquenses tras sismo del 19 de septiembre

Primer ministro Shinzo Abe consigue victoria electoral en Japón; será reelegido

Primer ministro Shinzo Abe consigue victoria electoral en Japón; será reelegido

En el poder desde finales de 2012, Abe podría mantenerse al mando hasta 2021

Tifón Lan deja dos muertos en Japón; piden a miles de residentes evacuar la zona

Tifón Lan deja dos muertos en Japón; piden a miles de residentes evacuar la zona

Ha provocando la cancelación de cientos de vuelos y servicios de trenes

Controlan toma de rehenes en Reino Unido; descartan terrorismo

Controlan toma de rehenes en Reino Unido; descartan terrorismo

Hay dos hombres detenidos, cuya identidad no se ha confirmado

Tras críticas, OMS anula nombramiento de Mugabe como embajador de Buena Voluntad

Tras críticas, OMS anula nombramiento de Mugabe como embajador de Buena Voluntad

Diferentes organizaciones recriminaron que la corrupción del gobierno del presidente de Zimbabue ha diezmado el sistema de salud