imagotipo

Leonardo “Nayo” Revilla, Deportista Maestro y Chihuahuense Ejemplar

Por: Oscar A. Viramontes Olivas

Excelente día reciban bendiciones lectores de El Heraldo de Chihuahua y de esta sección Crónicas Urbanas. En este día, recordaremos a uno de los personajes, íconos del deporte y la educación en el estado de Chihuahua y me refiero a don Leonardo “Nayo” Revilla Romero quien dejó honda huella en la sociedad y que hoy con honor lo recordamos en esta sección que es de ¡Colección!.

Era el 15 de noviembre de 1958 cuando la ciudad de Chihuahua, la comunidad estudiantil y el profesorado de la Escuela de Artes y Oficios, recibían una triste noticia que tenía que ver con el fallecimiento de uno de los directores más queridos de la escuela, sí, moría don Leonardo “Nayo” Revilla uno de los mejores hijos que ha tenido el estado de Chihuahua quien se adelantaba en el camino para siempre; su legado, se quedaba entre nosotros y sus enseñanzas se empezarían a pregonar entre amigos, conocidos y no conocidos que sintieron con verdadero dolor el fallecimiento de tan notable personaje. Después de haber sufrido una larga enfermedad que lo hizo sufrir durante algún tiempo lo cual lo obligaría a tomar la decisión de internarse por el deterioro de su salud. Todo mundo estaría atento sobre la evolución, sin embargo, llegaría una lamentable noticia que caería como “bomba”. De repente, saldría uno de los médicos que lo habían atendido para anunciarle a todas las personas de su íntimo afecto, que Nayo había dejado de existir cuando los relojes de los ahí presentes marcaban las 5:00 am. Todo se volvió un profundo silencio, sin embargo, después de las muestras de asombro, una estela de enormes muestras de cariño, admiración y profunda ternura se dejaron ver y sentir hacia la persona de don Leonardo y a la familia del gran deportista y hombre de buenos sentimientos y grandes obras.

thumbnail_construccion-del-gimnacio-nayo-revilla

¿Pero quién fue Leonardo Revilla Romero, mejor conocido como “Nayo”? Este distinguido ser humano tuvo una infancia muy rica en valores humanos quien siempre manifestó su amor y gusto por el deporte y no hubo prácticamente disciplina alguna, en la que no le fuera reconocido su destacado desenvolvimiento. Ya desde sus años de educación primaria en la Escuela Anexa a la Normal y luego en el Instituto Científico y Literario cursando sus estudios preparatorianos, contagiaba a todo el mundo por su enorme entusiasmo y personalidad al lado de sus compañeros en las disciplinas del basquetbol y atletismo. Para la primavera de 1910, llegaría el baloncesto a la ciudad de Chihuahua cuando se contaba únicamente con la “Guay” (YMCA), que sería el recinto deportivo más antiguo, pero la historia de Nayo Revilla en Chihuahua principalmente en el mundo deportivo mexicano, quedaría escrita con letras indelebles; su trayectoria lo marcaría por sus actos en los que puso siempre el corazón y otorgó sus mejores años de vida, en el engrandecimiento del deporte y no se diga de la educación.

Dentro de la “Guay”, tuvo la oportunidad de ser elegido para asistir a varios cursos a Montevideo, Uruguay, país muy adelantado en la materia pero Nayo, rechazó la solicitud porque no tenía afinidad con la fe evangelista (fue ferviente católico) y en su lugar iría Roberto “Che” Saldívar, otra gloria del deporte chihuahuense. A partir del otoño de 1921, un año donde todavía se sentía en carne propia los estragos de la Revolución Mexicana, no fue motivo para que Nayo empezara organizando el primer equipo de basquetbol que representaría a Chihuahua en un campeonato nacional y para 1922, se celebraría el primer partido oficial. Imaginemos que privilegio para todos nosotros el saber que este ilustre hombre haya sido pionero en esta rama del deporte estatal, en impulsarlo con toda pasión, aún y con todas las situaciones económicas y sociales de aquel tiempo. Fue además, el fundador de la Confederación Deportiva Mexicana en 1932, lo que le permitió ser reconocido como uno de los hombres con mayor interés por impulsar el deporte ráfaga.

thumbnail_dos-gobernadores

Meses después y para el invierno de 1933, sería nombrado Presidente de las Asociaciones Deportivas de Béisbol y Basquetbol en el Estado de Chihuahua, lo que lo impulsó a iniciar los campeonatos nacionales de segunda fuerza, ayudando indiscutiblemente al deporte chihuahuense a salir del letargo en que se encontraba después de diversas crisis sociales padecidas en el país en aquellos años. Gracias también a esa incesante inquietud que lo caracterizaba, trabajó de manera importante en las gestiones ante el general y gobernador de Chihuahua, Rodrigo M. Quevedo Moreno (1932-1936) para la construcción de un gimnasio en beneficio de los jóvenes; el gobernador estudió el proyecto y, en pocas semanas el general no dudo de esta importante propuesta que sin duda sería de beneficio de todos por lo que se hizo realidad la construcción del gimnasio que llevaría el nombre del general Quevedo: gimnasio “Rodrigo M. Quevedo”, el primero en su tipo que existió en el estado de Chihuahua.

A Nayo se le empezarían a ver otras facetas distintas al deporte, por lo que se involucraría en la política de nuestro estado y después de una lucha incansable lograría llegar a ser diputado al Congreso local en la XXXIV Legislatura, el 16 de septiembre de 1930 al 15 de septiembre de 1932, donde pudo lograr importantes gestiones en beneficio de los chihuahuenses. Dos años pasarían y gracias a su iniciativa e inquietud por mejorar la calidad de vida de los jóvenes en el deporte, le permitiría ser nombrado como director en el verano de 1932 de la Escuela de Artes y Oficios, puesto que ocuparía hasta 1954 y donde se le reconocería de manera tangible su labor en pro de los muchachos para que recibieran una educación de calidad en varias disciplinas técnicas que ofrecía dicho centro de estudios, siendo uno de los directores más longevos de esta noble y desaparecida institución educativa.

Junto a su actividad de director de la Escuela de Artes y Oficios, empezaría también una lucha que iría encaminada a la formación de un nuevo sindicato que beneficiaría a un sin número de trabajadores que desempeñaban sus actividades dentro del Gobierno del estado y no tardaría mucho ya que para mayo de 1938, iniciaría un movimiento con el firme propósito de unificar a los trabajadores y defender sus derechos laborales, por lo que el 12 de septiembre de ese mismo año, se constituiría el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado de Chihuahua, siendo Luis Alcalde Baca su primer Secretario General de la recién creada organización. Ante esta realidad, Nayo Revilla empezaría a ser un verdadero ícono en las páginas noticiosas de los medios de comunicación existentes en aquel momento, como El Heraldo de Chihuahua. Pero sus inquietudes no cesaban y su afán por engrandecer al deporte local y estatal lo obligaron a tomar la decisión de gestionar ante el Gobernador del estado el ingeniero Fernando Foglio Miramontes (1944-1950) y proponer un proyecto encaminado a beneficiar de manera permanente a los chihuahuenses, este proyecto sería la construcción de un complejo deportivo que daría un cambio sustancial al desarrollo de la ciudad que cambiaría la perspectiva del deporte de aquel entonces, por lo que el gobernador se echó a cuestas y a costos la difícil tarea de hacer estudios de factibilidad y designó a Nayo como director de aquel proyecto. Revilla no esperó más y de inmediato se puso a trabajar encaminándose a Estados Unidos a comprar los cipreses que ahora se yerguen altos en toda la Ciudad Deportiva.

thumbnail_funerales

Colaboró en la forestación de la Ciudad Deportiva y participó en la contratación de proyectistas para la construcción del que sería el “Estadio del Discóbolo”, personaje de la Magna Grecia a quien el pueblo asoció jocosamente con Rafael “El Gitano” Revilla, hermano de Nayo y el cual, también llegaría a tener un sitio importante en la gloria del deporte estatal; las canchas, la alberca y el señorial gimnasio que hasta el año de 1959 sería bautizado como “Nayo Revilla”. Entre otros de sus logros en el ámbito deportivo, se contaron el de haber sido el creador de los campeonatos de basquetbol de segunda fuerza en todo el país; fue de los fundadores de la Confederación Deportiva Mexicana y el jerarca máximo durante muchos años de la Asociación Estatal de Basquetbol. En una época fue la sede la selección de basquetbol de los Dorados de Chihuahua donde jugaron grandes deportistas como el Pistolas Meneses, José Luis “Satanás” Arroyos, Raúl Palma, “La Flecha” Zaragoza, Oscar “El Capi” Asian, Guillermo “Memo” Márquez, Jesús “Chuy” García, Agustín “Tin” Ávila, Josué Neri Santos, Héctor “Tarzán” Guerrero e Iván “Peligro” Monárrez. Fue así que la idea de Nayo se consolidaría y gracias a la participación de empresarios, deportistas y diversas autoridades federales, estatales y municipales se haría realidad la construcción de esta enorme área donde se concentraría el deporte, la academia, el arte, la convivencia y la diversión, por supuesto me refiero a la Ciudad Deportiva. También sería destacado miembro del Club Rotario donde su trayectoria como parte del Club de Servicio Social, siempre lo condujo hacer su trabajo con seriedad y gran responsabilidad. Asistió como delegado a muchos congresos deportivos nacionales en donde Chihuahua estuvo magníficamente representado.

En base a los grandes hechos realizados por “Nayo” por varias décadas y recordados en Crónicas Urbanas, su muerte fue un hecho repentino que marcaría una honda huella entre la población que lo quería, siendo las 5:00 horas cuando se encontraba rodeado de su esposa, hijos y hermanos, moría a la edad de 55 años y el anuncio de su capilla ardiente quedaría instalada en la que fuera su residencia por muchos años en la calle 16 de septiembre 1603 en la colonia Cuauhtémoc, donde partirá el sábado 15 de noviembre de 1958 a las 11:00 horas, haciéndose acompañamiento a pie hasta el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, donde serían sus honras fúnebres para después partir rumbo al cementerio de Dolores donde este inolvidable chihuahuense, rendiría tributo a la “madre tierra”, descanse en paz. Sí, en aquel año de su muerte, le sobrevivían su esposa Estela Carbajal, Vda. de Revilla, sus hijos: Leonardo, Estela, Loreto, Ma. Teresa y Rafael; sus hijos políticos: Antonio Camberos y Antonio Rodríguez, además de sus nietas: Luisa Fernanda y Marcela Camberos Revilla y sus hermanos Carmen R. Vda. de Ruiz, Esther Revilla y Rafael Revilla, quienes recibieron innumerables muestras de cariño de sus numerosas amistades y amigos.

Nayo había enfermado gravemente meses atrás y lamentablemente la ciencia médica pese a sus esfuerzos no lograría vencer el mal que desgraciadamente vendría el descenso, originando un pesar general en todos los círculos sociales de Chihuahua y donde la familia Revilla fue grandemente estimada. De todos fue conocida la vida de “Nayo”, hombre verdadero y ciudadano ejemplar, dedicado la mayor parte de su vida a la rama de la educación física y siempre se desenvolvió en la vida activa de Chihuahua ayudando a formar ciudadanos útiles a la sociedad y la patria; Rotario por convicción, basó su vida en los principios de ese organismo social “dar de sí antes de pensar en sí”, lema del cual hizo durante su vida su propio ideal. Gracias a la simpatía de Nayo Revilla y su admirable persona, que siempre generó un espíritu de servicio, supo hacerse querer por todos cuantos le trataron, asegurando que no solo en su entidad natal, Chihuahua sino en todo el país. Nayo fue muy estimado y respetado, su muerte dejó un hueco difícil de llenar y el mejor panegírico que dejara fue que siempre fue un hombre en toda la acepción del vocablo; un perfecto caballero y amigo excepcional.

Leonardo “Nayo” Revilla, Deportista Maestro y Chihuahuense Ejemplar, forma parte de los archivos perdidos de las Crónicas Urbanas. Si usted tiene información que quiera compartir para esta sección y si desea también adquirir los libros: “Los Archivos perdidos de las Crónicas Urbanas”, Tomo I, II y III, puede llamar al celular 614 148 85 03 y con gusto se lo llevamos a domicilio o bien adquiéralo en la librería Kosmos, localizada en la calle Josué

Neri Santos No. 111 o en La Luz del Día, Calle Blas Cano De Los Ríos 401, San Felipe I Etapa.

Fuentes de Investigación:

El Heraldo de Chihuahua 1934, 1947, 1954, 1956, 1958.

Archivo Histórico de la Ciudad de Chihuahua (AHCCh)

Robaba celulares en hospitales, vestido de guardia; lo detienen

Robaba celulares en hospitales, vestido de guardia; lo detienen

Acababa de robar uno en el ISSSTE y lo detienen en el Hospital General

Emmanuel Fernández

local

Grave motociclista al impactarlo auto por atrás

Grave motociclista al impactarlo auto por atrás

Esperaba la luz verde cuando ocurrió el accidente

Busca Bazán desmarcar al PRI de la corrupción

Busca Bazán desmarcar al PRI de la corrupción

Los deshonestos tienen nombre y apellido

Identifican a las mujeres baleadas esta tarde en la colonia Los Arroyos

Identifican a las mujeres baleadas esta tarde en la colonia Los Arroyos

A días de que asesinaran a 3 personas en la misma colonia

Desaparecerán los partidos que funcionen como negocios familiares

Desaparecerán los partidos que funcionen como negocios familiares

Con la aprobación de la reforma electoral

destacados

Falta de equipo y capacitación principales carencias entre bomberos

Falta de equipo y capacitación principales carencias entre bomberos

60% de su labores son actividades que no les corresponden

Fragmenta a poderes ajustes al Sistema de Justicia Penal Acusatorio

Fragmenta a poderes ajustes al Sistema de Justicia Penal Acusatorio

Tema ha dividido a legisladores, académicos y funcionarios

Morena, PRD y PT, los peores partidos evaluados en transparencia

Morena, PRD y PT, los peores partidos evaluados en transparencia

Los mejor calificados fueron el PRI, PAN, PVEM, PES y MC

Trump concentra nueva estrategia en Afganistán con aliados de EU

Trump concentra nueva estrategia en Afganistán con aliados de EU

Destacó que el poderío militar no es la opción primordial

Colapsan construcciones tras sismo en isla de Italia; al menos 25 heridos

Colapsan construcciones tras sismo en isla de Italia; al menos 25 heridos

Primeros reportes indican que dos personas murieron