/ viernes 13 de julio de 2018

Renée Nevárez

Cautiva a Casa Chihuahua

Renée Nevárez mantuvo al público cautivo con su voz el pasado Jueves de Puertas Abiertas en Casa Chihuahua, donde ofreció su concierto “Música sin fronteras”.

La soprano se hizo acompañar al piano por Armando Tarango, en el chelo Marysol Gómez, en la flauta Fernanda Barri y la voz de Maura Medina, con quien interpretó una poco conocida pieza de Francisco Gabilondo Soler llamada “La sirenita”.

“Todos ellos jóvenes muy talentosos y con muchas ganas de salir adelante, es una energía que te contagia y me siento muy contenta de rodearme de ellos”, dijo antes del concierto.

Acorde a su título, este incluyó una diversidad musical, desde ópera, música de cine, canción francesa e italiana, parte de la suite española de Agustín Lara y jazz.

“El abanico está abierto, porque considero que puedo abarcarlo, que es lo que más me gusta hacer y eso es lo que quiero ofrecerle al público”, afirmó.

Luego de vivir 17 años en España, haciendo una pausa en el canto, Renée regresó a su tierra hace nueve años, “tardé un poquito en arrancar mi carrera, no sabía qué hacer, pero finalmente decidí recuperarla”, afirmó.

“Lo que más quisiera transmitir a la hora de cantar es que hay muchas cosas bonitas en la vida y que podríamos entregarnos a ellas con ánimo de recibir, de dejarse cautivar. Por ejemplo, vas pasando por un jardín, hay una flor y la ves de reojo, siendo que merece un poco de nuestra atención y nos puede ayudar a relajarnos, a sentirnos mejor con nosotros mismos. La música tiene ese cometido, cautivar, enamorar, para tener esperanza, alegría y para que este mundo sea un poquito mejor cada vez”, concluyó.


Renée Nevárez mantuvo al público cautivo con su voz el pasado Jueves de Puertas Abiertas en Casa Chihuahua, donde ofreció su concierto “Música sin fronteras”.

La soprano se hizo acompañar al piano por Armando Tarango, en el chelo Marysol Gómez, en la flauta Fernanda Barri y la voz de Maura Medina, con quien interpretó una poco conocida pieza de Francisco Gabilondo Soler llamada “La sirenita”.

“Todos ellos jóvenes muy talentosos y con muchas ganas de salir adelante, es una energía que te contagia y me siento muy contenta de rodearme de ellos”, dijo antes del concierto.

Acorde a su título, este incluyó una diversidad musical, desde ópera, música de cine, canción francesa e italiana, parte de la suite española de Agustín Lara y jazz.

“El abanico está abierto, porque considero que puedo abarcarlo, que es lo que más me gusta hacer y eso es lo que quiero ofrecerle al público”, afirmó.

Luego de vivir 17 años en España, haciendo una pausa en el canto, Renée regresó a su tierra hace nueve años, “tardé un poquito en arrancar mi carrera, no sabía qué hacer, pero finalmente decidí recuperarla”, afirmó.

“Lo que más quisiera transmitir a la hora de cantar es que hay muchas cosas bonitas en la vida y que podríamos entregarnos a ellas con ánimo de recibir, de dejarse cautivar. Por ejemplo, vas pasando por un jardín, hay una flor y la ves de reojo, siendo que merece un poco de nuestra atención y nos puede ayudar a relajarnos, a sentirnos mejor con nosotros mismos. La música tiene ese cometido, cautivar, enamorar, para tener esperanza, alegría y para que este mundo sea un poquito mejor cada vez”, concluyó.


Policiaca

Detiene Policía Municipal a hombres que intentaron robar en restaurante

Los 3 detenidos radican en la colonia UP y fueron puestos a disposición del Ministerio Público

Mundo

Al menos 10 muertos en operación policial en Nicaragua

Seis de los muertos son civiles, entre ellos dos menores de edad, y cuatro policías antimotines, según un informe preliminar de La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos

Policiaca

Detiene Policía Municipal a hombres que intentaron robar en restaurante

Los 3 detenidos radican en la colonia UP y fueron puestos a disposición del Ministerio Público

Futbol

Raphael Varane se une al club del doblete Mundial-Champions League

Entre el titulo del Real Madrid en Kiev ante el Liverpool y el campeonato del mundo de este domingo en la cancha del Luzhniki de Moscú, transcurrieron apenas 49 días