imagotipo

Denuncia que le usurparon lote en el panteón

  • El Heraldo de Delicias
  • en Delicias

Delicias.- Una sorpresa desagradable se llevó el señor Víctor Raúl Muñoz, al encontrar que uno de los lotes que adquirió en el panteón municipal se encontraba ocupado por una persona ajena a su familia, situación por la cual ha reclamado desde hace siete años a las autoridades municipales, sin que éstas le resuelvan nada hasta el momento.

Con documentos en la mano que lo acreditan como propietario del terreno en el cementerio, Muñoz denunció que al enterrar a su tío en 2010 se percató que una persona, de nombre Carlos Gachupìn Acosta, estaba sepultada desde 2007 en uno de sus lotes, los cuales adquirió desde 1980.

Se quejó de que pese a mostrarles los papeles, las autoridades municipales no le han hecho caso y tampoco han respondido por qué la tumba de un desconocido está en su terreno.

El entrevistado señaló que tras indagar entre los empleados del panteón, supo que la persona enterrada era padre de un trabajador sindicalizado del Municipio, lo cual explicaría la razón por la cual sus reclamos han caído en oídos sordos.

“Mi tío debería haber quedado (enterrado) aquí a un lado… no se pudo porque aquí tenían enterrado a un señor” manifestó el quejoso, al mismo tiempo que señalaba la sepultura donde yace la persona ajena a su familia.

Refirió que en una ocasión, durante la administración de Jaime Beltrán Del Río, acudió con el entonces titular de Servicios Públicos Municipales, Alejandro Calderón, para exponerle su queja; pero en lugar de brindarle una solución, el funcionario le sugirió que cercara el terreno para que ya no le invadieran o usurparan los espacios para las tumbas.

Dijo también que en distintas oportunidades ha intentado plantear su problema a las autoridades, pero los servidores públicos solamente le contestan que tienen mucho trabajo y están ocupados. Por último, mencionó que ayer trató de hablar con Carlos Lara, actual director de Servicios Públicos, pero le dijeron que estaba en una reunión.

Cabe señalar que este no es el primer caso de usurpación de un lote, ya que de acuerdo a archivos periodísticos consultados en internet, el 19 de diciembre de 2014 una mujer de nombre Eslovana Vargas Ríos denunció que, al intentar enterrar a su padre en el panteón El Recuerdo 2, encontró que el lugar ya estaba ocupado por los restos de otra persona.