imagotipo

Juzgados saturados por delitos contra la familia

  • OEM en Línea
  • en Delicias

Los juzgados penales se han llenado cada vez más de delitos familiares, es decir incumplimientos de obligaciones alimenticias y violencia familiar, esto debido a que los hombres se niegan a la manutención de sus hijos y en la mayoría de los casos son reincidentes.

El coordinador de los jueces penales, César Alejandro Carrasco Borunda, dijo que en efecto se ha dado un incremento en el caso de los delitos de índole familiar como son  violencia familiar, y el que atenta con las obligaciones alimentarias está en aumento, no han disminuido y al contrario, la carga de trabajo tiene que ver mucho con este tipo de delitos.

Una de las principales causas es que hay mucha violencia familiar por este delito, las personas denuncian y hay muchos que no dan alimento a sus hijos, por lo que al no cumplir se hacen muchas investigaciones  y se judicializan las penas.

Alejandro Carrasco Borunda, dijo que “el principal problema es que los hombres son muy irresponsables, son flojos algunos, pero la mayoría trabaja aunque sea tres días o (se trata de) jornaleros, pero de cierta forma trabajan sólo para su propia subsistencia y no dan pensiones a sus hijos sólo por irresponsables”.

“Los imputados piensan que el hecho de no tener trabajo ya no se les obliga a nada,  hay ocasiones en que se les demanda por vía civil a través de un juicio sumario de alimentos y se fija una pensión en donde el juez manda el oficio al patrón para el descuento, el imputado al conocer de esto deja el trabajo pero la obligación siempre subsiste”.

En otras ocasiones se interpone la denuncia y con independencias de si tiene o no un trabajo, debe tramitar el cumplimiento para que no se le procese.

“Hay salidas alternas, en su mayoría termina en un acuerdo reparatorio, el imputado celebra el acuerdo con la mamá de los menores para dar solución al conflicto, si han tenido respuesta los acuerdos a veces en una sola exhibición o en pagos parciales, de acuerdo a la capacidad del imputado y la cantidad que deben”, explicó.

Asimismo el juez de Garantías señaló que “si no hay acuerdo terminan en sentencia generalmente, del  5 a 10 por ciento o menos de estos, los cuales pueden ser sentenciados a cárcel o condena condicional, si cumple con algunos requisitos queda libre siempre y cuando cubra la reparación del daño”.

“La reincidencia es un factor que eleva estas cifras, pues  hay ocasiones en que las personas tienen tres procesos donde se formula imputación por diferentes periodos, y hay ocasiones en que a la madre de los menores se le hace arreglo para que (el padre de los menores) aporte, en donde el interés es sólo que se pongan al corriente, que se pague lo que se debe, pero la idea es que empiece a cumplir y que sean constantes, por que los gastos son muchos”, finalizó.