imagotipo

Jovenes malabaristas defraudan confianza de albergue

  • El Heraldo de Delicias
  • en Delicias

Personal de Protección Civil fue defraudado en su confianza por tres jóvenes que se dedican a realizar malabares en las calles, lo anterior debido a que tras haberles ofrecido cobijo en el albergue municipal “El peregrino”, les fue detectado en dicho lugar residuos de droga y algunas bebidas embriagantes, por lo que fueron consignados ante la Policía Municipal.

Héctor Tadeo González, jefe de la unidad de Protección Civil, dio a conocer que lo anterior se presentó el pasado lunes cuando por las inclemencias del tiempo albergaron a los tres jóvenes.

Sin embargo, el martes por la mañana los consignaron a Seguridad Pública Municipal debido a que fueron detectados con residuos de “mariguana” y botes de cerveza, por lo que ya no se les permitió el ingreso al señalado albergue, toda vez que es familiar, en donde mujeres y niños también han sido hospedados, como el caso de una familia que espera la salida de un familiar del Hospital general, por lo que se encuentran durmiendo en el señalado centro de apoyo.

El entrevistado dio a conocer que no es la primera ocasión que se enfrentan a problemas con los llamados “malabaristas” debido a que en el mes pasado, otros de ellos fueron hospedados en el citado albergue, de donde se robaron unas cobijas.

Por lo anterior, y ante el más reciente caso de defraudación a la confianza del personal de Protección Civil y sobre todo del Municipio, dijo que han tomado las debidas precauciones al respecto al ya no llevar a dichas personas al albergue sino a Seguridad Pública Municipal, en donde se les dará cobijo para que se resguarden de las inclemencias del tiempo.

Enfatizó que no se trata tampoco de dejarlos “morir” en la calle por el clima tan frío que se ha dejado sentir en las recientes horas en este municipio, por ello se les seguirá apoyando pero ya no en el albergue “El peregrino”, sino en las instalaciones del Complejo de Seguridad Pública Municipal.

Concluyó al mencionar que la mayoría de los jóvenes “malabaristas” provienen de la ciudad de Chihuahua y de Juárez, por lo cual no cuentan con un lugar para dormir.