imagotipo

Venderán huevo de dinosaurio encontrado en domicilio

  • El Heraldo de Delicias
  • en Delicias

Delicias.- Los apuros económicos por los que atraviesa han obligado al señor Jesús Eduardo Franco Terrazas a poner a la venta el huevo prehistórico de dinosaurio que meses atrás encontró en el jardín frontal de su casa, pieza paleontológica rara por la cual ya recibió una primera oferta de un comprador originario de los Estados Unidos.

No obstante, el señor Franco todavía no se ha decantado por la propuesta que le hicieron desde el otro lado del río Bravo, pues busca todavía compradores potenciales que le ofrezcan más por su huevo petrificado, el cual –enfatiza- no está dispuesto a donar a ninguna universidad ni institución científica.

Refirió que el huevo de dinosaurio siempre estuvo en el jardín de su casa, desde antes que su padre comprara el inmueble a Poncho Caballero en 1967. Hace poco hizo el hallazgo de lo que al principio confundió con una piedra de río, pero estudios que mandó hacer confirmaron la sospecha de que el objeto ovoide era en realidad un fósil de 65 millones de años de antigüedad.

Destacó el apoyo que recibió de Rodolfo Fierro Chavarría, director del Museo de paleontología, quien le redactó cartas para en caso de que requiera pasar la frontera las autoridades no lo molesten.

Franco dejó en claro que él no está dispuesto a entregar gratis la pieza prehistórica a ninguna institución educativa o de gobierno. “Yo lo que quiero es venderlo”, dijo en tono llano el entrevistado, quien afirmó que la noticia del hallazgo circula en prácticamente toda la web.

“¿Por qué? Porque desgraciadamente estamos en una situación económica que no me permite conservarlo”, explicó.

De hecho, ya recibió una primera oferta bastante generosa de parte de un norteamericano interesado en el fósil, el cual –según investigaciones- es un ejemplar bastante raro porque sólo se han encontrado en Nueva Zelanda.

Pese a que ya apareció un comprador potencial, Franco no se ha decidido a vendérselo porque está en busca de otras personas interesadas y que puedan dar más por su huevo prehistórico, por lo cual no descartó contactar a gente de China para ese fin.