imagotipo

Nicolás combina el trabajo con las labores domésticas

  • El Heraldo de Delicias
  • en Delicias

 

Ser padre y madre a la vez no es sencillo, y mucho menos para un hombre que está divorciado y tiene la custodia de sus hijos; el tener que combinar su trabajo con las labores domésticas, la crianza de sus hijos y su educación, este es el día a día de Nicolás Juárez López, un padre excepcional que ha sabido salir adelante durante estos cuatro años de divorcio.

 

Actualmente Nicolás, quien es trabajador en una empresa gasolinera, debe combinar su trabajo con las labores domésticas y más aun teniendo en custodia a sus dos hijos. Hace cuatro años  por cuestiones personales se divorció de su esposa con la cual estuvo 18 años casado, en ese entonces su hija mayor era una adolecente de 16 años y su hijo tenía 12 años de edad.

 

Su vida cambió drásticamente ya que aun y cuando en la mayoría de los casos de divorcios las madres son quienes se quedan bajo la tutela de los hijos menores, el juez le otorgó la custodia al padre, en este caso a Nicolás, quien por sacar adelante a sus hijos, ha trabajado arduamente durante muchos años como despachador en dicha gasolinera.

 

Esto ha hecho que su vida cambiara de sólo salir de casa a trabajar, ahora y ya después de cuatro años, se levanta temprano, ve que sus hijos desayunen, se preparen para ir a la escuela y después prepárese él para salir a trabajar. Cuando descansa comenta que se ocupa de los quehaceres domésticos desde lavar ropa, lavar trastes, limpiar las recámaras, preparar la comida, hasta verificar los más mínimos detalles escolares de sus hijos.

 

Comenta que gracias a su familia ha logrado educar a sus hijos y estar al pendiente de ellos cuando él no está en casa, ya que sus horas de servicio son rotativas, por lo que en ocasiones debe trabajar por la noche; es ahí, dijo, cuando entra la tecnología, cada determinado tiempo les llama por teléfono a sus hijos para saber cómo están, en este caso, agregó, su hija, quien ya cumplió la mayoría de edad, se encarga de cuidar a su hermano de 16 por lo que entre esta familia de tres se convive armoniosamente y todo basado en el respeto y amor a su padre.

Por ello Nicolás Juárez López es un padre excepcional y este Día del Padre es importante reconocer su labor doble, todo por sus hijos.