/ domingo 20 de enero de 2019

Joven de 20 años elimina a Federer y deja vacante el trono de Melbourne

El suizo sorprendió tras la derrota anunciando que estará este año en Roland Garros, un torneo donde no compite desde el año 2015

Nueva desilusión en un Grand Slam para Roger Federer: el suizo de 37 años quedó eliminado ante el joven griego Stefanos Tsitsipas, decimoquinto jugador mundial, en los octavos de final del Abierto de Australia, al perder este domingo por 6-7 (11/13), 7-6 (7/3), 7-5 y 7-6 (7/5).

Federer, actual número 3 del ránking ATP, había sido el campeón en Melbourne en las dos ediciones anteriores y buscaba un histórico séptimo título en el primer grande de la temporada, un récord al que sigue aspirando Novak Djokovic, también con seis títulos en Australia y que jugará el lunes su partido de octavos de final contra el ruso Daniil Medvedev.

El mítico tenista de Basilea, ganador de 20 torneos del Grand Slam, tampoco podrá llegar en Melbourne Park a su título número 100 en el circuito ATP, otra de las metas que tenía fijadas en esta edición.

Es la segunda vez seguida en un torneo de la máxima categoría en la que Federer se despide en los octavos de final, ya que perdió en esa ronda en el último Abierto de Estados Unidos, entonces contra el australiano John Millman.

Un momento decisivo en la derrota de este domingo se dio en el segundo set, cuando Federer dejó escapar cuatro bolas a favor para haberse puesto con 2 sets a 0 a favor, cuando dominaba 5-4 en la segunda manga. Su rival terminó conquistando ese set, lo que le sirvió como revulsivo para culminar la remontada.

Federer rechazó cualquier comentario de que esta derrota es el principio del fin del hombre que ha marcado un antes y un después en la historia del tenis.

"Llevo escuchando eso en los últimos diez años. No hay nada nuevo con eso", afirmó.

Regreso a Roland Garros

El suizo sorprendió tras la derrota anunciando que estará este año en Roland Garros, un torneo donde no compite desde el año 2015.

En 2016 fue baja por un problema de espalda y en 2017 y 2018 optó por no participar en la temporada sobre tierra, para reservarse físicamente de cara a Wimbledon.

Estoy en un momento en el que creo que tengo que disfrutar. Es algo que he echado de menos, explicó.

"He decidido no hacer un gran parón otra vez más. Ya los tuve, no tengo la sensación de que sea realmente muy necesario", justificó.

Federer, campeón de 20 torneos del Grand Slam durante su carrera, se coronó únicamente una vez en Roland Garros, en 2009. Jugó otras cuatro finales en el gran torneo de París.

En la víspera del Abierto de Australia había afirmado "no haber tomado todavía la decisión definitiva" sobre su presencia en la temporada de tierra batida.

Por su parte, Tsitsipas, uno de los estandartes de la nueva generación del tenis masculino a sus 20 años, alcanza por primera vez los cuartos de final de un Grand Slam. Hasta ahora los octavos del año pasado en Wimbledon eran su mejor actuación en un grande.

"Soy el hombre más feliz de la Tierra en este momento, es algo indescriptible", afirmó Tsitsipas al micrófono de John McEnroe.

"Roger es una leyenda de nuestro deporte. Le respeto mucho. Es mi ídolo desde que tenía seis años, jugar contra él en la Rod Laver Arena es ya un sueño que se hace realidad, así que ganarle es algo indescriptible", afirmó.




Nueva desilusión en un Grand Slam para Roger Federer: el suizo de 37 años quedó eliminado ante el joven griego Stefanos Tsitsipas, decimoquinto jugador mundial, en los octavos de final del Abierto de Australia, al perder este domingo por 6-7 (11/13), 7-6 (7/3), 7-5 y 7-6 (7/5).

Federer, actual número 3 del ránking ATP, había sido el campeón en Melbourne en las dos ediciones anteriores y buscaba un histórico séptimo título en el primer grande de la temporada, un récord al que sigue aspirando Novak Djokovic, también con seis títulos en Australia y que jugará el lunes su partido de octavos de final contra el ruso Daniil Medvedev.

El mítico tenista de Basilea, ganador de 20 torneos del Grand Slam, tampoco podrá llegar en Melbourne Park a su título número 100 en el circuito ATP, otra de las metas que tenía fijadas en esta edición.

Es la segunda vez seguida en un torneo de la máxima categoría en la que Federer se despide en los octavos de final, ya que perdió en esa ronda en el último Abierto de Estados Unidos, entonces contra el australiano John Millman.

Un momento decisivo en la derrota de este domingo se dio en el segundo set, cuando Federer dejó escapar cuatro bolas a favor para haberse puesto con 2 sets a 0 a favor, cuando dominaba 5-4 en la segunda manga. Su rival terminó conquistando ese set, lo que le sirvió como revulsivo para culminar la remontada.

Federer rechazó cualquier comentario de que esta derrota es el principio del fin del hombre que ha marcado un antes y un después en la historia del tenis.

"Llevo escuchando eso en los últimos diez años. No hay nada nuevo con eso", afirmó.

Regreso a Roland Garros

El suizo sorprendió tras la derrota anunciando que estará este año en Roland Garros, un torneo donde no compite desde el año 2015.

En 2016 fue baja por un problema de espalda y en 2017 y 2018 optó por no participar en la temporada sobre tierra, para reservarse físicamente de cara a Wimbledon.

Estoy en un momento en el que creo que tengo que disfrutar. Es algo que he echado de menos, explicó.

"He decidido no hacer un gran parón otra vez más. Ya los tuve, no tengo la sensación de que sea realmente muy necesario", justificó.

Federer, campeón de 20 torneos del Grand Slam durante su carrera, se coronó únicamente una vez en Roland Garros, en 2009. Jugó otras cuatro finales en el gran torneo de París.

En la víspera del Abierto de Australia había afirmado "no haber tomado todavía la decisión definitiva" sobre su presencia en la temporada de tierra batida.

Por su parte, Tsitsipas, uno de los estandartes de la nueva generación del tenis masculino a sus 20 años, alcanza por primera vez los cuartos de final de un Grand Slam. Hasta ahora los octavos del año pasado en Wimbledon eran su mejor actuación en un grande.

"Soy el hombre más feliz de la Tierra en este momento, es algo indescriptible", afirmó Tsitsipas al micrófono de John McEnroe.

"Roger es una leyenda de nuestro deporte. Le respeto mucho. Es mi ídolo desde que tenía seis años, jugar contra él en la Rod Laver Arena es ya un sueño que se hace realidad, así que ganarle es algo indescriptible", afirmó.




Local

Pide COCENTRO a Transporte regular medidas sanitarias

Buscan que se otorgue gel antibacterial y cubrebocas a las personas que hacen uso del sistema de transporte público

Local

Hoy vence plazo de diálogo entre alumnas de la Normal y Educación

Las manifestantes de la Normal Rural de Saucillo tomaron las instalaciones con ayuda de varones ajenos a la escuela

Local

¿Cuáles serían las afectaciones en caso de volver a semáforo rojo?

De seguir aumentando los contagios y retroceder en el semáforo, los restaurantes volverían solo al servicio a domicilio o para llevar

Local

Presenta Georgina Bujanda su segundo informe de actividades

Resaltó acciones de apoyo a la ciudadanía durante la contingencia sanitaria

Local

Invita SPAUACH a que afiliados asistan a Pensiones sólo en extrema urgencia

Han fallecido tres médicos del área de consulta externa y 17 más han resultado positivos al SARS CoV2, que causa Covid

Local

Pide COCENTRO a Transporte regular medidas sanitarias

Buscan que se otorgue gel antibacterial y cubrebocas a las personas que hacen uso del sistema de transporte público

Local

Urge levantar bloqueo de vías en Estación Consuelo: ferrocarrileros

Ha generado afectaciones a empresarios y trabajadores locales que dependen de esta actividad

Local

Grafiteado y desvalijado, el Parque Tuto Olmos es testigo silente del vandalismo

Visitantes destacan que incluso se han hurtado piezas de los aparatos para ejercitarse

Local

Entregan tinacos en Aquiles Serdán; van cuatro mil

El alcalde Ariel Fernández añadió que en este tiempo resulta primordial que en las casas haya disponibilidad de agua, ya que una de las medidas preventivas de contagios de Covid-19 es el lavado constante de manos