imagotipo

La puesta en escena de Aventurera, de regreso a escena tras 20 años

  • Redacción El Sol de México
  • en Espectáculos

POR JAVA
Veinte años después de su estreno (o casi, julio de 1997), Aventurera regresó a escena con una versión actualizada, recargada, bajo la producción de Juan Osorio y Gerardo Quiroz.

Susana González es la nueva Elena Tejero y su desempeño, al igual que el de sus compañeros actores y bailarines, es sensacional, con Carmen Salinas, Rafael Inclán, Ernesto Laguardia, Mauricio Islas, Alexis Ayala, Marcos Montero, Payín Cejudo, Fermín Zúñiga, Luis Morales, Alfredo Alfonso y la grata sorpresa de Laura Vignatti.

Sin embargo, lo primero que sorprende es el concepto escenográfico a base de imágenes proyectadas en una pantalla y en el escenario mismo, que coloca a esta Aventurera en un contexto de tecnología actual y, así, tras la tercera llamada vemos al mítico Agustín Lara en blanco y negro tocando en el piano y cantando su creación musical, Aventurera.

En efecto, es la misma Aventurera que debutó en el salón Los Ángeles en 1997 y se convirtió en un icónico exitoso musical mexicano presentándose a lo largo de 15 años en diversos escenarios, incluso en Las Vegas, en Hollywood y Broadway, pero… este es un montaje nuevo donde La Bugambilia ha dejado de existir para darle paso a El Rengo, interpretado por Rafael Inclán, y el Comandante Treviño ahora es el Comandante Reyes. Mauricio Islas interpreta el rol de Lucio “El Guapo” y Alexis Ayala a Pacomio, Marcos Montero a “El Rana” y Luis Morales a Ramón, mientras Laguardia es el galán romántico, Payín es, como siempre, la mamá de Elena Tejero, porque madre de Aventurera solo hay una, y Fermín Zúñiga, el conductor, el maestro de ceremonias.

Del uno, sencillamente.

El sonido es impecable y la orquesta en vivo se escucha sensacional, aparte del espectacular vestuario creación de Mitzy y, por supuesto, el cuerpo de baile, la coreografía y la dirección de Enrique Pineda, todo, todo lo cual le augura una larga temporada a esta nueva Aventurera, adaptación de Ximena Escalante, nieta de Álvaro Custodio, el autor de la novela que inspiró el filme de fines de los años 40 en el siglo pasado.

Claro que no falta el sketch político de Carmen con Inclán, donde critican a Trump, quien fue criado con Cheetos, por eso está anaranjado y en el absurdo ya piensa echarle un segundo piso a la ¡Muralla China! La gente se ríe porque, además, Salinas consiguió su curul gracias a liderar el SUFRO…

-¿Cómo que qué es el SUFRO?

-Pues, Sindicato Único de Ficheras Revolucionarias Organizadas.

Mención aparte merece Laura Vignatti, quien interpreta el personaje de Dolores, una “artista” que trabaja en El Farol Rojo, que así se llama ahora lo que antes fue El Kumbala y, esta vez, se ubica en el Auditorio Black Berry a un costado del metro Chilpancingo. Al final, con el público puesto de pie, Osorio dijo que la función había estado dedicada a Jorge Eduardo Murguía, alto funcionario de Televisa, en tanto Quiroz resaltó que era un homenaje a la propia Carmen Salinas, quien ha estado en Aventurera a lo largo ya de dos décadas.