imagotipo

CFE logra utilidad por primera vez en 6 años

  • en Negocios

  • Reporta ganancia de 106 mil 846 mdp en el primer semestre

En el primer semestre del año, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) registró una utilidad neta de 106 mil 846 millones de pesos (mdp), con lo que por primera vez en seis años logró obtener un resultado positivo.

Dicha utilidad contrasta en 142 mil 438 mdp frente a la pérdida de 35 mil 592 mdp del año pasado, con lo que, al pasar del terreno negativo al positivo, refleja un incremento del 400 por ciento.

“Esta es la primera vez desde el 2010 que la CFE reporta un resultado financiero positivo”, dijo la compañía, destacando que a junio de 2016 incrementó su patrimonio en 99 por ciento respecto al registrado en junio del 2015.

“La mejora sustancial en los estados financieros de la CFE se explica principalmente por el efecto positivo que tuvo la renegociación de la CFE con sus trabajadores y el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) del Contrato Colectivo de Trabajo, que concluyó en mayo de 2016.

“Esta renegociación significó una reducción preliminar en el pasivo laboral histórico de largo plazo por cerca de 160 mil millones de pesos. Este ahorro se refleja ya en los estados financieros de este primer semestre del año”, recalcó la CFE, en un boletín.

La CFE recordó en su reporte que la Reforma Energética promovida por el Presidente Enrique Peña Nieto establece que previa revisión actuarial, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) podrá aportar la misma cantidad de recursos que logró la revisión contractual, es decir, cerca de 160 mil mdp más. “Es importante señalar que los estados financieros de la CFE de este primer semestre de 2016, aún no reflejan este apoyo del Gobierno federal”.

Así, la disminución del pasivo laboral histórico de la CFE alcanzaría cerca de 320 mil mdp. Esto equivale a más del 50 por ciento de las obligaciones laborales de este tipo de la Empresa Productiva del Estado.

Por su parte, Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó que tuvo una pérdida neta de casi 83.5 mil mdp en el segundo trimestre de 2016, lo que representó una disminución de 1.4 por ciento respecto a la merma registrada en igual periodo de 2015.

De acuerdo con el reporte de resultados preliminares de Pemex al 30 de junio de este año, en el segundo trimestre de 2016 la pérdida neta disminuyó en 1.4 por ciento, ubicándose en  cerca de 83.5 mil mdp, compuesta principalmente por el rendimiento de operación de 124.1 mil mdp, así como por intereses a cargo netos de 21.1 mil mdp; costo por derivados financieros de 10.9 mil mdp; pérdida cambiaria de 106.9 mil mdp, e impuestos y derechos de 68.1 mil mdp.

Entre tanto, la información relativa a la CFE indica que durante el primer semestre de 2016 su resultado bruto, es decir aquel que se obtiene al calcular las ventas menos los costos, también fue positivo por 46 mil 525 millones de pesos.

Esto significa que los ingresos de la CFE por la venta de energía eléctrica fueron mayores a los costos de la empresa asociados directamente con la producción y venta de electricidad.

A su vez, la empresa petrolera aclaró que “a partir del 1 de enero de 2015, el régimen fiscal de Pemex está más alineado con el resto de la industria, sin embargo, la empresa aún no puede deducir la totalidad de sus costos y gastos de operación en el cálculo de impuestos y derechos”.

En el comparativo anual, la pérdida neta entre enero y junio de 2015 sumó 185 mil 176 mdp, mientras que en igual periodo de 2016 fue de 145 mil 479 mdp, representando una variación a la baja de aproximadamente 21.4 por ciento, conforme a datos incluidos en dicho escrito.

Hablando de los resultados financieros, el documento puntualiza que durante el segundo trimestre de 2016, Pemex continuó operando bajo un entorno adverso de precios como una empresa reestructurada, bajo el régimen fiscal actualizado mediante la introducción del apoyo anunciado por el Gobierno federal. Durante este periodo, la empresa aprovechó los instrumentos disponibles y las herramientas otorgadas por la Reforma Energética para sortear la volatilidad presente en el mercado financiero y diversificar la base de inversionistas.

Las referencias detallan que, entre los factores que tuvieron un impacto significativo en los resultados de la empresa durante el periodo se observaron: el bajo precio de los hidrocarburos, la depreciación del peso mexicano frente al dólar de Estados Unidos; el cambio de las tasas de interés de los bonos gubernamentales; la reversión parcial del deterioro por un mejor comportamiento de la “curva forward” de los precios de los hidrocarburos, y la introducción del nuevo límite de deducibilidad en el Derecho por la Utilidad Compartida.