imagotipo

Acusan a exdirector del FMI de fraude fiscal en España

  • Redacción El Sol de México
  • en Negocios

La Agencia Tributaria española acusa al ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, de un fraude fiscal de 6.8 millones de euros entre 2004 y 2015, en un informe consultado ayer por la AFP.

Estas acusaciones contra el antiguo dirigente de la institución multilateral entre 2004 y 2007 se añaden a sus otros problemas judiciales. Rato espera el veredicto sobre un caso de malversación de fondos durante su presidencia en el banco Bankia entre 2010 y 2012, por el que podría enfrentar varios años de prisión.

 

Rato, ministro español de Economía entre 1996 y 2004, omitió declarar un “importe ligeramente superior a los 14 millones de euros en los años 2004 a 2015, ambos inclusive”, escriben los autores de este informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude, dependiente de Hacienda, desvelado ayer por el diario El País.

El documento, fruto de dos años de investigación, fue enviado a finales de enero a un juez madrileño.

El ocultamiento de estos ingresos provocó que el fisco español dejara de ingresar un importe de 6.8 millones de euros. A excepción de 2005, la cantidad defraudada no bajaría de los 120 mil euros cada año.

El importe total desciende a 5.4 millones de euros una vez excluidos los años por los que los hechos están prescritos, antes de 2009.

La mitad de los ingresos no declarados, casi siete millones de euros, proceden de un sistema de evasión fiscal, escribe el fisco.

Cuatro sociedades a su nombre –dos panameñas, una británica y una española–, “han sido utilizadas para la ocultación de rentas (y patrimonio financiero) que han escapado al control fiscal, y cuyo beneficiario efectivo ha sido Rodrigo Rato”, se puede leer en el informe.

Otra parte de los ingresos no declarados procedían de las actividades de una sociedad de publicidad y relaciones públicas fundada por Rato meses antes de ser nombrado número dos del Gobierno conservador de José María Aznar en 1996.

Rato declaró a El País que el informe “contiene datos falsos o erróneos que la Agencia Tributaria tenía capacidad para conocer desde tiempo antes porque estaban en sus archivos”.

En 2015, la policía arrestó a Rato. Inspeccionó su domicilio y su oficina antes de lanzar una investigación por fraude fiscal, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes (ocultar bienes para evitar su ejecución por acreedores).