imagotipo

Dólar eleva los precios en el sector de la construcción en 30 por ciento

  • Redacción El Sol de México
  • en Negocios

La Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC) sostuvo que los costos para este sector se han elevado hasta un 30 por ciento, derivado de la depreciación del peso frente al dólar y del alza en el precio de las gasolinas y del salario mínimo. El presidente de la AMIC, Francisco Javier Gallo Palmer, comentó que este año, ante la elevación de los costos en la industria de la construcción, los gobiernos estatales y municipales deberán aumentar la aportación de recursos para realizar obras públicas.

El empresario indicó que solicitarán “piso parejo” para las más de 40 mil empresas constructoras que existen en el país, en virtud de que entre el 3.0 y 4.0 por ciento de este total son grandes, y monopolizan la obra pública, con lo cual dejan fuera de cualquier concurso al 95 por ciento de las compañías restantes que integran al sector.

Alertó que la reducción de 230 mil millones de pesos en el monto que el Gobierno federal destinaría para la realización de obras, sumado al panorama social en este sector, constituye un escenario delicado, ya que miles de personas que se dedican a la construcción corren el riesgo de quedar desempleados, situación que podría agravarse con la repatriación de connacionales desde Estados Unidos (EU).

El dirigente de la citada asociación anunció que el 22 de febrero realizarán un foro en el Senado de la República para pedir cambios a varios artículos de la Ley Federal de Obras, a fin de incentivar la actividad de la construcción, además de que buscarán entrar en contacto con representantes del Gobierno federal, así como de los Estatales y municipales.

Asimismo contemplan que se trate el tema de los Testigos Sociales, el cual está presente en la Ley Federal de Obras pero en la Secretaría de la Función Pública solo es autorizado en construcciones con un presupuesto que supere los 10 millones de pesos.

Recordó que la AMIC lleva cinco meses instaurada, tiempo en el que ya cuenta con 30 delegaciones en el país, logrando la afiliación de mil 800 empresas.

Recalcó que hay compañías que están trabajando con los Gobiernos municipales en convenios de colaboración, elaboración de expedientes técnicos, proyectos ejecutivos, y la planeación del desarrollo urbano de algunas ciudades.

Finalmente Javier Gallo consideró que las prácticas antidemocráticas que se dieron en la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) mediante cambios de estatutos, como eliminar el voto de los integrantes para la toma de decisiones, fueron parte de las razones por las que la AMIC se retiró de la misma.