imagotipo

Combatir corrupción e inseguridad para ser bomba de crecimiento económico

  • Redacción El Sol de México
  • en Negocios

Más allá de los obstáculos que pueden surgir por las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, los auténticos retos de México es combatir la corrupción, la inseguridad y el narcotráfico para postularse como una auténtica “bomba de crecimiento económico”, consideró la institución financiera española, Banco Sadadell.

Jaume Guardiola, consejo delegado de la institución financiera con poco más de un año de operar en México, afirmó que hoy en día el país es lo de pocos en el mundo que tienen un futuro tan claro y positivo, aunque insistió en que existen asuntos internos por atender.

De tal manera, el directivo consideró que las políticas y acciones que pudiera adoptar el mandatario estadunidense resultan de menor alcance respecto a los retos estructurales que México debe solucionar para apuntalar su desarrollo de manera sostenida.

 

“México tiene el gran reto de avanzar en la institucionalidad; los riesgos de México tienen que ver más con la corrupción o el narcotráfico o la inseguridad (…) mientras que al otro lado, los riesgos de Trump son muy menores por la solidez estructural”, afirmó.

Bajo ese contexto, al presentar la estrategia del banco español para 2017, consideró que este año la economía mexicana podría alcanzar un crecimiento de entre 1.5 y 2.0 por ciento, nivel que resulta, consideró, muy por debajo del potencial que dispone el país.

“Lo que se tiene que hacer es ir avanzando como ha hecho, ha trabajado avanzando también en la institucionalización del país para evitar esos riesgos; como sería, por ejemplo, sin historias de corrupción, con seguridad jurídica, con seguridad física, sería una bomba de crecimiento”, afirmó.

El directivo afirmó que el banco que representa mantiene sin cambios sus planes de inversión y desarrollo en México (como alcanzar 44 mil millones de pesos en crédito a empresas y corporativos), a pesar de la incertidumbre por los cambios en su relación bilateral con Estados Unidos.

En ese sentido, afirmó que México debe tener mucha confianza en sí mismo porque tiene una posición privilegiada, así como fundamentales muy fuertes, por lo que no escatimó en sostener que hay pocos países en el mundo que tengan un futuro tan claro como lo tiene México, por su situación geoestratégica, edad de su población, formación de ingenieros, la productividad y competitividad de las instalaciones industriales, entre otros.

“Ese dinamismo que se ve en la gente joven, en las empresas debería ir acompañado con la fortaleza de las instituciones; los riesgos de México tienen que ver con la corrupción, con el narcotráfico o inseguridad”, comentó.