imagotipo

HILLARY CLINTON

“No construiremos un muro”

En la última noche de la Convención Nacional Demócrata, la candidata a la presidencia Hillary Clinton aseguró que Estados Unidos no construirá ningún muro y que, en lugar de eso, abrirá vías a la naturalización de millones de inmigrantes que contribuyen a la economía del país.

Clinton atacó así a su rival republicano Donald Trump y a uno de los principales pilares de su campaña: la creación de una pared en la frontera con México para frenar la inmigración no autorizada.

“Creo que cuando tenemos millones de inmigrantes trabajadores que contribuyen a nuestra economía sería contraproducente e inhumano intentar expulsarlos”, dijo Clinton en un discurso de una hora con el que cerró la convención y en el que aceptó la candidatura presidencial de su partido.

La aspirante a la Casa Blanca hizo breves menciones a la inmigración durante su presentación, que se enfocó en ofrecer una imagen de unidad en el Partido Demócrata después de que algunos seguidores del excandidato Bernie Sanders hayan expresado rechazo hacia ella.

Clinton promete gobernar con mano firme en mundo peligroso

Prometiéndoles a los estadounidenses una mano firme, Hillary Clinton se presentó el jueves como un factor de unidad en épocas de división, una líder experimentada forjada para un mundo inestable, y puso en tela de juicio agresivamente la capacidad de Donald Trump para hacer lo mismo.

“Imagínenselo en la Oficina Oval enfrentando una verdadera crisis”, afirmó Clinton en una noche en que aceptó la nominación a la candidatura demócrata a la presidencia. “Un hombre al que se le puede poner una carnada con un tuit no es un hombre al que se le puedan confiar armas atómicas”.

Clinton subió al escenario en medio de un aplauso atronador de delegados que ondeaban banderas en la última noche de la Convención Nacional Demócrata, saboreando su nominación como la primera mujer en encabezar uno de los dos principales partidos del país.

/eupr