/ jueves 19 de mayo de 2022

Joan Manuel Serrat le dice adiós a México: no volverá

Un vendaval cálido abrazó a las 10 mil personas que acudieron al Auditorio Nacional para decir adiós al hombre que les dio voz durante tanto tiempo

Joan Manuel Serrat vivió hoy lo que escribió George Eliot hace más de un siglo: “Sólo en la agonía de la despedida es cuando los amantes comprenden la profundidad de su amor”. Las lágrimas de Idalia, abogada jubilada de 75 años, son diáfanas: el amor entre el trovador y el pueblo es correspondido.

Un vendaval cálido abrazó a las 10 mil personas que acudieron al Auditorio Nacional para decir adiós al hombre que les dio voz durante tanto tiempo. Fue el primero de sus dos últimos conciertos en la Ciudad de México. Después, Serrat se entregará al dulce bostezo del silencio, porque sus sueños —ya lo dijo hace poco— están en decadencia.

Como la vida más pura, el show careció de reglas. Para algunos fue una celebración total, colmada de vino y copas de tequila. Para otros, una meditación colectiva, casi budista, salvo por un detalle: es imposible sentirse solo en la presencia de Serrat. Su música es una invitación al gregarismo más puro.

Con 78 años encima, Serrat ya no es el soñador de pelo largo que, en los sesenta, cantó al amor y a la guerra, que a fin de cuentas, para muchos, son la misma cosa. Verle con un andar más pausado, pero una cadencia más sofisticada, hace pensar en qué tan lejos ha quedado aquella bohemia hispanoamericana que fue el refugio de tantos y tantos libertarios.

Dentro de este recinto, la amenaza franquista que motivó la valentía de Serrat parece lejana. Afuera, sin embargo, los diarios son un recordatorio de que la historia no corre en línea recta. Europa, otra vez, comienza a oler a cementerio.

México también reconoce —y desde hace mucho— ese hedor a muerte. Pero el concierto de Joan Manuel, por momentos, hace olvidar la lúgubre realidad para instalarse en los recuerdos más cándidos, infantiles, como en los que Serrat recordó a su madre que "trabajaba como mula", pero le enseñó todo en aquella tierra española.

"La casa común es la tierra y cada día hay más agravios contra ella. Por más que se esfuecen en el cambio climático, se esconde una terrible realidad que está a la vuelta de ma esquina. Es triste pensar en la porquería del mundo que le dejaremos a nuestros hijos", sentencia el Nen de Poble Sec, antes de irse.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Asume, en algún momento, una analogía: "La música y la letra es como un café con leche. Una vez que se juntan, no pueden separarse".

En la recta final de este concierto terminal, Joan Manuel Serrat opta por la charla con su público. Y decide irse a lo grande: cantar a José Alfredo Jiménez. "Con todo respeto", dice, como temeroso por meterse con el corazón de México. Y así lo hizo. Unas golondrinas, en canción, lo despidieron.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Joan Manuel Serrat vivió hoy lo que escribió George Eliot hace más de un siglo: “Sólo en la agonía de la despedida es cuando los amantes comprenden la profundidad de su amor”. Las lágrimas de Idalia, abogada jubilada de 75 años, son diáfanas: el amor entre el trovador y el pueblo es correspondido.

Un vendaval cálido abrazó a las 10 mil personas que acudieron al Auditorio Nacional para decir adiós al hombre que les dio voz durante tanto tiempo. Fue el primero de sus dos últimos conciertos en la Ciudad de México. Después, Serrat se entregará al dulce bostezo del silencio, porque sus sueños —ya lo dijo hace poco— están en decadencia.

Como la vida más pura, el show careció de reglas. Para algunos fue una celebración total, colmada de vino y copas de tequila. Para otros, una meditación colectiva, casi budista, salvo por un detalle: es imposible sentirse solo en la presencia de Serrat. Su música es una invitación al gregarismo más puro.

Con 78 años encima, Serrat ya no es el soñador de pelo largo que, en los sesenta, cantó al amor y a la guerra, que a fin de cuentas, para muchos, son la misma cosa. Verle con un andar más pausado, pero una cadencia más sofisticada, hace pensar en qué tan lejos ha quedado aquella bohemia hispanoamericana que fue el refugio de tantos y tantos libertarios.

Dentro de este recinto, la amenaza franquista que motivó la valentía de Serrat parece lejana. Afuera, sin embargo, los diarios son un recordatorio de que la historia no corre en línea recta. Europa, otra vez, comienza a oler a cementerio.

México también reconoce —y desde hace mucho— ese hedor a muerte. Pero el concierto de Joan Manuel, por momentos, hace olvidar la lúgubre realidad para instalarse en los recuerdos más cándidos, infantiles, como en los que Serrat recordó a su madre que "trabajaba como mula", pero le enseñó todo en aquella tierra española.

"La casa común es la tierra y cada día hay más agravios contra ella. Por más que se esfuecen en el cambio climático, se esconde una terrible realidad que está a la vuelta de ma esquina. Es triste pensar en la porquería del mundo que le dejaremos a nuestros hijos", sentencia el Nen de Poble Sec, antes de irse.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Asume, en algún momento, una analogía: "La música y la letra es como un café con leche. Una vez que se juntan, no pueden separarse".

En la recta final de este concierto terminal, Joan Manuel Serrat opta por la charla con su público. Y decide irse a lo grande: cantar a José Alfredo Jiménez. "Con todo respeto", dice, como temeroso por meterse con el corazón de México. Y así lo hizo. Unas golondrinas, en canción, lo despidieron.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Salud

Estos son los 4 extraños síntomas de Covid-19 que no conocías

Desde la aparición de Covid-19 se supo de la fiebre, pérdida del olfato y el gusto, pero han aparecido otros, según revela un estudio

Policiaca

Asesinan a una pareja en la colonia Revolución

Les dispararon en distintas partes del cuerpo a un hombre y una mujer de entre los 40 y 47 años

Chihuahua

Se reportan 70 nuevos casos de Covid-19 activos en el estado

En total, para este sábado, había 2 mil 308 casos registrados

Gossip

“Una artista nunca se va”: compañeros de Susana Dosamantes lamentan su muerte 

Actores como Jacqueline Andere resaltan su carretera artística y la manera de impulsar a sus hijos

Gossip

Ganadores de La Academia 20 Años cumplirán su sueño de grabar disco

El crítico Arturo López Gavito confirma que además del premio en efectivo, tendrán un contrato

Gossip

Jo Jo Jorge Falcón dará nuevo show en apoya a la Casa del Actor

En el marco de su gira del adiós, Jo Jo Jorge Falcón forma parte del elenco de 14 comediantes que actuarán este miércoles 6 en el Centro Cultural Teatro 1

Gossip

Española Vega quiere demostrar con su música que feminismo no es moda

La española Vega grabó Ladra, un tema feminista con La Marisoul y Francisca Valenzuela para su disco Mirlo blanco

Cultura

Mario Iván Martínez busca derribar los mitos de Van Gogh

Mario Iván Martínez indaga en la vida del artista en su unipersonal Van Gogh. Un girasol contra el mundo, que muestra la transformación mística el artista

Gossip

Vera Pedro fomenta la resiliencia con su música

El cantante mexicano Vera Pedro lanzará en octubre su álbum Volver a, que “habla de regresar a nuestra versión más pura, más auténtica”, dice en entrevista