/ viernes 19 de julio de 2019

Casi pierde una pierna por mala cirugía estética

Denuncia paseña a médicos de Juárez que le cobraron 2 mil dólares

CD. JUÁREZ, Chih.- Un nuevo caso de una mala cirugía estética aplicada a una mujer proveniente de los Estados Unidos fue denunciado el pasado jueves por la misma afectada, quien asegura podría perder una pierna ante una severa infección.

En entrevista vía telefónica, Itzlein Hernández dijo que todo pasó cuando el 16 de marzo se puso en manos de médicos de la clínica Theraclinic Medicina, para que le fuera inyectada grasa en sus glúteos por medio de una lipoescultura, sin imaginar que este procedimiento la llevaría al grado de poder perder una pierna.

Ella señala como responsables a los doctores Mike Mancilla y Alberto Vieska, quienes trabajan en dicho nosocomio ubicado a un costado de Plaza Juárez Mall, siendo ellos los que realizaron la intervención estética y le cobraron 2 mil dólares.

Recuerda que desde el primer día, después de la operación, comenzó a sentir mucho dolor y notó que su glúteo derecho estaba duro, tornándose a un color morado y verdoso, sin embargo, los galenos le aseguraban que todo era normal y le decían que no se sugestionara.

A pesar de la insistencia y de que la infección avanzaba, los médicos se negaban a darle una cita de urgencia y le decían que la acumulación de líquidos era normal, pero al ver ella que su estado de salud empeoraba, decidió asistir con otro doctor a la ciudad de Chihuahua, quien le confirmó lo grave de su situación.

A través de antibióticos y medicamentos lograron controlar la infección, sin embargo, ahora tendrá que viajar a México o Colombia para que le retiren los "biopolímeros", que son resultado del haberle inyectado aceites en lugar de su propia grasa, como le habían dicho.

Ahora, busca que los responsables paguen por los daños que le han causado a su salud y pide a los fronterizos que tengan cuidado a la hora de hacerse una cirugía, porque no saben en manos de qué personas ponen su vida, como en su caso.

Lamentablemente, según Itzlein, Mike y Alberto han negado su responsabilidad en esta operación, a pesar de que es cuenta con documentación, conversaciones y exámenes médicos realizados antes y después del procedimiento estético.

“Ellos me cobraron 2 mil dólares por la operación y he gastado mucho más dinero en tratamiento y recuperación, tan sólo la resonancia magnética me salió en 12 mil 500 pesos, el ultrasonido en 4 mil, de la biopsia 10 mil y la operación para retirar todo el líquido me va a salir como en 6 mil dólares”.

Asegura que ni Mike Mancilla ni Alberto Viesta son médicos titulados.

En un intento por contactar a las dos personas arriba señaladas, no fue posible localizarlas en la clínica ni en los números de atención que manejan en redes sociales, donde sólo se pudo encontrar un video en el que aseguran que la denunciante intentó extorsionarlos y que ella se había atendido en otra clínica.

Hace un año, otra joven norteamericana originaria de Dallas, identificada como Laura Dávila, perdió la vida al realizarse una rinoplastia en una clínica de la avenida López Mateos, denominada Rinocenter y su caso causó consternación en el plano internacional.

Te recomendamos:

CD. JUÁREZ, Chih.- Un nuevo caso de una mala cirugía estética aplicada a una mujer proveniente de los Estados Unidos fue denunciado el pasado jueves por la misma afectada, quien asegura podría perder una pierna ante una severa infección.

En entrevista vía telefónica, Itzlein Hernández dijo que todo pasó cuando el 16 de marzo se puso en manos de médicos de la clínica Theraclinic Medicina, para que le fuera inyectada grasa en sus glúteos por medio de una lipoescultura, sin imaginar que este procedimiento la llevaría al grado de poder perder una pierna.

Ella señala como responsables a los doctores Mike Mancilla y Alberto Vieska, quienes trabajan en dicho nosocomio ubicado a un costado de Plaza Juárez Mall, siendo ellos los que realizaron la intervención estética y le cobraron 2 mil dólares.

Recuerda que desde el primer día, después de la operación, comenzó a sentir mucho dolor y notó que su glúteo derecho estaba duro, tornándose a un color morado y verdoso, sin embargo, los galenos le aseguraban que todo era normal y le decían que no se sugestionara.

A pesar de la insistencia y de que la infección avanzaba, los médicos se negaban a darle una cita de urgencia y le decían que la acumulación de líquidos era normal, pero al ver ella que su estado de salud empeoraba, decidió asistir con otro doctor a la ciudad de Chihuahua, quien le confirmó lo grave de su situación.

A través de antibióticos y medicamentos lograron controlar la infección, sin embargo, ahora tendrá que viajar a México o Colombia para que le retiren los "biopolímeros", que son resultado del haberle inyectado aceites en lugar de su propia grasa, como le habían dicho.

Ahora, busca que los responsables paguen por los daños que le han causado a su salud y pide a los fronterizos que tengan cuidado a la hora de hacerse una cirugía, porque no saben en manos de qué personas ponen su vida, como en su caso.

Lamentablemente, según Itzlein, Mike y Alberto han negado su responsabilidad en esta operación, a pesar de que es cuenta con documentación, conversaciones y exámenes médicos realizados antes y después del procedimiento estético.

“Ellos me cobraron 2 mil dólares por la operación y he gastado mucho más dinero en tratamiento y recuperación, tan sólo la resonancia magnética me salió en 12 mil 500 pesos, el ultrasonido en 4 mil, de la biopsia 10 mil y la operación para retirar todo el líquido me va a salir como en 6 mil dólares”.

Asegura que ni Mike Mancilla ni Alberto Viesta son médicos titulados.

En un intento por contactar a las dos personas arriba señaladas, no fue posible localizarlas en la clínica ni en los números de atención que manejan en redes sociales, donde sólo se pudo encontrar un video en el que aseguran que la denunciante intentó extorsionarlos y que ella se había atendido en otra clínica.

Hace un año, otra joven norteamericana originaria de Dallas, identificada como Laura Dávila, perdió la vida al realizarse una rinoplastia en una clínica de la avenida López Mateos, denominada Rinocenter y su caso causó consternación en el plano internacional.

Te recomendamos:

Chihuahua

Enfrenta personal de salud cansancio físico y moral

A dos años de la pandemia, hacen frente al virus y a falta de prevención

Cultura

Año 1678: Juzgan a un hombre por hechicería en Santa Bárbara

De acuerdo a los documentos del Archivo Histórico Municipal de Parral, "El Ciego" le hizo el mal a una mujer de nombre Petronila

Chihuahua

Registra Majalca -8.6 grados

La temperatura mínima en Chihuahua Capital fue de -0.4, en Juárez 0.9

Chihuahua

Deshazte de tus muebles viejos con el programa de Destilichadero

Para esta labor se asigna a personal de limpieza y vehículos que recorren los cuadrantes de la ciudad

Finanzas

Reeligen a Héctor Tejada como presidente de Concanaco Servytur

Por unanimidad fue reelegido en la 106 Asamblea General Ordinaria y se aprobó el nuevo plan de trabajo 2022–2023

Chihuahua

Deprimente situación en Pensiones Civiles del Estado

A través de las redes sociales y grupos de WhatsApp, decenas de maestros activos y jubilados han externado la pésima situación por la que atraviesa la institución, pues las recetas no se surten al cien por ciento

Salud

Endocrinóloga de Delicias gana premio “Doctoralia Awards”

Pese a que trastornos matabólicos son el principal problema de salud pública, sólo hay 9 endocrinólogos en el estado 

Cultura

Año 1678: Juzgan a un hombre por hechicería en Santa Bárbara

De acuerdo a los documentos del Archivo Histórico Municipal de Parral, "El Ciego" le hizo el mal a una mujer de nombre Petronila