/ viernes 22 de mayo de 2020

Celebran hoy chihuahuenses a Santa Rita

El 22 de mayo de 1457, Santa Rita murió y en 1729 se convirtió en la patrona de los chihuahuenses por un gran milagro, donde María Teresa le levantó una capilla en su honor, la cual es una de las más antiguas en la ciudad

Santa Rita, patrona de los chihuahuenses y abogada de las causas imposibles, fue una mujer que sufrió violencia doméstica, pero su paciencia, amor, ternura y entrega le permitieron convertir a su marido, entregar a sus hijos y dedicar su vida a Dios, quien le permitió conocer de sus dolores a través de una llaga ocasionada por una espina.

RECIBE EN TU EMAIL LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES DE JUÁREZ, PARRAL Y CHIHUAHUA, SUSCRÍBETE AQUÍ GRATIS

El 22 de mayo de 1457, Santa Rita murió y en 1729 se convirtió en la patrona de los chihuahuenses por un gran milagro, donde María Teresa le levantó una capilla en su honor, la cual es una de las más antiguas en la ciudad.

Este año, la celebración a la patrona de Chihuahua cambiará, pues incluso la tradicional Feria de Santa Rita se canceló a consecuencia del virus SARS CoV-2. Las instalaciones de la Fundidora de Ávalos lucen deprimentes, las luces y el colorido de las fiesta no llegaron este año.

De acuerdo con el trabajo de investigación de Lorenzo Arellano Scheteling que data de 1942 y se denomina Santa Rita de Casia, abogada de imposibles, relata la vida y obra de la santa uno de los milagros que dio pie a la construcción del templo que actualmente conocemos y la reconstrucción terminada en 1973, luego que en 1968 colapsara una parte a consecuencia de las lluvias.

Una mujer, abnegada y piadosa, se consagra a Dios

La italiana Rita Manzini Ferri nació el 22 de mayo de 1381. Su madre Amada trató de inspirarle desde pequeña la devoción a la Pasión del Señor, por lo que siempre una de las prendas más queridas era el crucifijo. La adolescente mostró su preferencia hacia el estado religioso, sin embargo sus padres Antonio y Amada decidieron elegirle marido. A los 18 años fue conducida al altar para desposarse con Pablo Fernando, quien pertenecía a una distinguida familia del pueblo natal. Su vida marital fue un continuo martirio. A su esposo le gustaba el juego, el alcohol y era violento. Tuvo unos mellizos, quienes no eran muy buenos, pues el mal ejemplo del padre derrumbaban las enseñanzas de la madre.

Rita nunca se rebeló, a las violencias de su marido respondía con dulzura y delicadas atenciones, así al cabo de 18 años de matrimonio logró convertir a su esposo, quien le pidió perdón y empezó a tratarla bien. Situación que no duró mucho tiempo, Pablo Fernando fue asesinado. Sus hijos juraron tomar venganza, pero Rita le pidió al Señor: “Dios mío, prefiero verlos muertos que saberlos asesinos”. Su súplica tuvo eco y ese mismo año sus hijos murieron a causa de una extraña enfermedad.

Ahora tenía la oportunidad de consagrarse a Dios. En tres ocasiones hizo el intento pero fue rechazada por su estatus de viuda.

Un día estando en oración se le aparecieron San Juan Bautista, San Agustín y San Nicolás de Tolentino, quienes le dijeron que era hora de ingresar al convento. Ellos mismos la guiaron e introdujeron al convento de las monjas Agustinas. Las monjas al ver el prodigio la admitieron y se convirtió en monja Agustina.

Puso su empeño para ser una religiosa modelo, la superiora del convento a fin de probar su obediencia la mandó regar todos los días durante un año un sarmiento seco. No dejaba de regarlo, lo hacía a diario entre las risas de las demás religiosas, pero Dios quiso retribuirle, el sarmiento floreció, de nuevo se cubrió de hojas para dar racimos grandes y maduros.

Para 1443, Rita le pidió al Señor que la hiciera partícipe de sus dolores, de la frente de Jesús se desprendió una espina y se clavó en la frente de la santa, produciéndole una herida sangrante que posteriormente se convirtió en una llaga fétida, lo que la obligó a vivir apartada de la comunidad en su celda.

Una enfermedad desconocida la atacó y falleció el 22 de mayo de 1457. Los milagros empezaron a multiplicarse. Las campanas de Casia replicaron solas. Su rostro deformado por la enfermedad recobró su hermosura, el olor que despedía de la frente se transformó en perfume. Doce personas que lograron tocar su cuerpo consiguieron su curación instantánea. La empezaron a llamar santa y fue beatificada en 1628 y canonizada en 1900.

Origen, tradición y leyenda de las Fiestas de Santa Rita

La investigación de Lorenzo Arellano Scheteling cuenta que doña María Teresa de Larrazolo, hija de doña Isabel de Ibargüen y Morón, esposa del poderoso don Juan de Orozco y Molina, corregidor de la villa San Felipe El Real iba a casarse con el sobrino del esposo de su madre, don Francisco Salcedo, un hombre vicioso, violento, mujeriego y adúltero.

María Teresa quería consagrarse a Dios y le pidió a Santa Rita de Casia que le hiciera el milagro de librarla del casamiento, a cambio le edificaría una capilla en su honor.

La boda se realizó y a la hora de llegar a la alcoba nupcial, María Teresa le pidió a su esposo que fuera por la imagen de la santa que se había quedado en la habitación de soltera. La muchacha de 14 años estaba aterrada, pero su sirvienta llevaba la imagen. Entre las dos cerraron la puerta y colocaron muebles para que no entrara el marido. Éste al llegar empezó a querer tirar la puerta, despertó a los padres de la muchacha, con sus gritos y groserías que profería contra la mujer. La joven dijo que no abriría hasta que acudieran el señor cura y vicario de la Santa Iglesia Parroquial y el reverendo padre superior del Colegio de la Sagrada Compañía de Jesús para iniciar la anulación matrimonial.

Convencieron al iracundo recién casado de que se fuera. Casi al amanecer una mujer desconocida fue con el alcalde para decirle que su marido estaba siendo infiel con Quinteria García. En compañía de los alguaciles acudió a la morada de Quinteria, donde descubrió que desde hacía 3 años era su amante don Francisco Salcedo. Ambos fueron sacados de la cama donde habían dado rienda suelta a su pasión. Fueron conducidos a la cárcel, pero el tío de don Francisco decidió que se lo llevaran a Durango.

Los reos salieron y el convoy fue interceptado por temible y sanguinarios bárbaros, quienes mataron a don Francisco y se llevaron a Quinteria.

María Teresa cumplió su promesa e inició con la construcción de la capilla de modelo sencillo. La dotó de magníficas campanas, las vigas se labraron con madera del bosque que rodeaba la capilla, desde entonces se le llamó Alameda de Santa Rita.

Cada año las festividades en honor de la santa fueron creciendo, la costumbre era pasar el día en la Alameda, el 22 de mayo se generalizó, lo que hizo que las fiestas llegaran a ser muy concurridas.

No fue hasta hace pocos años las fiestas decayeron. Ahora sólo se oficiarán celebraciones eucarísticas.

La reconstrucción

El 20 de septiembre de 1968 a las 03:00 horas se derrumbó gran parte del templo a causa de las de las intensas lluvias. Fue construido en 1730, por lo que es uno de los más antiguos de la ciudad.

Para la reconstrucción, en 1971 el arzobispo don Adalberto Almeida y Merino invitó a un grupo de personas a trabajar en la restauración siendo el presidente del Comité Proconstrucción Porfirio Becerril Peña, como tesoreros Alfonso Portillo Solís y Raúl Rivas Minalla, mientras que la construcción quedó a cargo del arquitecto Mario Arras.

La reconstrucción se realizó en apego a la Comisión de Monumentos Coloniales de la Secretaría del Patrimonio Nacional. Se respetaron los detalles, mismos que poca gente conoce su significado, por ejemplo el cajón de piedra o agujero ubicado en la fachada del templo del lado derecho se usó en siglos pasados para que la gente que portaba armas colocara en ese lugar su pistola antes de entrar al templo.

Cabe señalar que una de las actividades que se realizó para recaudar fondos fue un maratón televisivo cuyo nombre fue “Operación Chihuahua”. Tras dos años de arduo trabajo se entregó al pueblo chihuahuense el templo de su patrona, precisamente el 22 de mayo de 1973

Te recomendamos:

Foto: Cortesía | Ricardo Ortega

Santa Rita, patrona de los chihuahuenses y abogada de las causas imposibles, fue una mujer que sufrió violencia doméstica, pero su paciencia, amor, ternura y entrega le permitieron convertir a su marido, entregar a sus hijos y dedicar su vida a Dios, quien le permitió conocer de sus dolores a través de una llaga ocasionada por una espina.

RECIBE EN TU EMAIL LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES DE JUÁREZ, PARRAL Y CHIHUAHUA, SUSCRÍBETE AQUÍ GRATIS

El 22 de mayo de 1457, Santa Rita murió y en 1729 se convirtió en la patrona de los chihuahuenses por un gran milagro, donde María Teresa le levantó una capilla en su honor, la cual es una de las más antiguas en la ciudad.

Este año, la celebración a la patrona de Chihuahua cambiará, pues incluso la tradicional Feria de Santa Rita se canceló a consecuencia del virus SARS CoV-2. Las instalaciones de la Fundidora de Ávalos lucen deprimentes, las luces y el colorido de las fiesta no llegaron este año.

De acuerdo con el trabajo de investigación de Lorenzo Arellano Scheteling que data de 1942 y se denomina Santa Rita de Casia, abogada de imposibles, relata la vida y obra de la santa uno de los milagros que dio pie a la construcción del templo que actualmente conocemos y la reconstrucción terminada en 1973, luego que en 1968 colapsara una parte a consecuencia de las lluvias.

Una mujer, abnegada y piadosa, se consagra a Dios

La italiana Rita Manzini Ferri nació el 22 de mayo de 1381. Su madre Amada trató de inspirarle desde pequeña la devoción a la Pasión del Señor, por lo que siempre una de las prendas más queridas era el crucifijo. La adolescente mostró su preferencia hacia el estado religioso, sin embargo sus padres Antonio y Amada decidieron elegirle marido. A los 18 años fue conducida al altar para desposarse con Pablo Fernando, quien pertenecía a una distinguida familia del pueblo natal. Su vida marital fue un continuo martirio. A su esposo le gustaba el juego, el alcohol y era violento. Tuvo unos mellizos, quienes no eran muy buenos, pues el mal ejemplo del padre derrumbaban las enseñanzas de la madre.

Rita nunca se rebeló, a las violencias de su marido respondía con dulzura y delicadas atenciones, así al cabo de 18 años de matrimonio logró convertir a su esposo, quien le pidió perdón y empezó a tratarla bien. Situación que no duró mucho tiempo, Pablo Fernando fue asesinado. Sus hijos juraron tomar venganza, pero Rita le pidió al Señor: “Dios mío, prefiero verlos muertos que saberlos asesinos”. Su súplica tuvo eco y ese mismo año sus hijos murieron a causa de una extraña enfermedad.

Ahora tenía la oportunidad de consagrarse a Dios. En tres ocasiones hizo el intento pero fue rechazada por su estatus de viuda.

Un día estando en oración se le aparecieron San Juan Bautista, San Agustín y San Nicolás de Tolentino, quienes le dijeron que era hora de ingresar al convento. Ellos mismos la guiaron e introdujeron al convento de las monjas Agustinas. Las monjas al ver el prodigio la admitieron y se convirtió en monja Agustina.

Puso su empeño para ser una religiosa modelo, la superiora del convento a fin de probar su obediencia la mandó regar todos los días durante un año un sarmiento seco. No dejaba de regarlo, lo hacía a diario entre las risas de las demás religiosas, pero Dios quiso retribuirle, el sarmiento floreció, de nuevo se cubrió de hojas para dar racimos grandes y maduros.

Para 1443, Rita le pidió al Señor que la hiciera partícipe de sus dolores, de la frente de Jesús se desprendió una espina y se clavó en la frente de la santa, produciéndole una herida sangrante que posteriormente se convirtió en una llaga fétida, lo que la obligó a vivir apartada de la comunidad en su celda.

Una enfermedad desconocida la atacó y falleció el 22 de mayo de 1457. Los milagros empezaron a multiplicarse. Las campanas de Casia replicaron solas. Su rostro deformado por la enfermedad recobró su hermosura, el olor que despedía de la frente se transformó en perfume. Doce personas que lograron tocar su cuerpo consiguieron su curación instantánea. La empezaron a llamar santa y fue beatificada en 1628 y canonizada en 1900.

Origen, tradición y leyenda de las Fiestas de Santa Rita

La investigación de Lorenzo Arellano Scheteling cuenta que doña María Teresa de Larrazolo, hija de doña Isabel de Ibargüen y Morón, esposa del poderoso don Juan de Orozco y Molina, corregidor de la villa San Felipe El Real iba a casarse con el sobrino del esposo de su madre, don Francisco Salcedo, un hombre vicioso, violento, mujeriego y adúltero.

María Teresa quería consagrarse a Dios y le pidió a Santa Rita de Casia que le hiciera el milagro de librarla del casamiento, a cambio le edificaría una capilla en su honor.

La boda se realizó y a la hora de llegar a la alcoba nupcial, María Teresa le pidió a su esposo que fuera por la imagen de la santa que se había quedado en la habitación de soltera. La muchacha de 14 años estaba aterrada, pero su sirvienta llevaba la imagen. Entre las dos cerraron la puerta y colocaron muebles para que no entrara el marido. Éste al llegar empezó a querer tirar la puerta, despertó a los padres de la muchacha, con sus gritos y groserías que profería contra la mujer. La joven dijo que no abriría hasta que acudieran el señor cura y vicario de la Santa Iglesia Parroquial y el reverendo padre superior del Colegio de la Sagrada Compañía de Jesús para iniciar la anulación matrimonial.

Convencieron al iracundo recién casado de que se fuera. Casi al amanecer una mujer desconocida fue con el alcalde para decirle que su marido estaba siendo infiel con Quinteria García. En compañía de los alguaciles acudió a la morada de Quinteria, donde descubrió que desde hacía 3 años era su amante don Francisco Salcedo. Ambos fueron sacados de la cama donde habían dado rienda suelta a su pasión. Fueron conducidos a la cárcel, pero el tío de don Francisco decidió que se lo llevaran a Durango.

Los reos salieron y el convoy fue interceptado por temible y sanguinarios bárbaros, quienes mataron a don Francisco y se llevaron a Quinteria.

María Teresa cumplió su promesa e inició con la construcción de la capilla de modelo sencillo. La dotó de magníficas campanas, las vigas se labraron con madera del bosque que rodeaba la capilla, desde entonces se le llamó Alameda de Santa Rita.

Cada año las festividades en honor de la santa fueron creciendo, la costumbre era pasar el día en la Alameda, el 22 de mayo se generalizó, lo que hizo que las fiestas llegaran a ser muy concurridas.

No fue hasta hace pocos años las fiestas decayeron. Ahora sólo se oficiarán celebraciones eucarísticas.

La reconstrucción

El 20 de septiembre de 1968 a las 03:00 horas se derrumbó gran parte del templo a causa de las de las intensas lluvias. Fue construido en 1730, por lo que es uno de los más antiguos de la ciudad.

Para la reconstrucción, en 1971 el arzobispo don Adalberto Almeida y Merino invitó a un grupo de personas a trabajar en la restauración siendo el presidente del Comité Proconstrucción Porfirio Becerril Peña, como tesoreros Alfonso Portillo Solís y Raúl Rivas Minalla, mientras que la construcción quedó a cargo del arquitecto Mario Arras.

La reconstrucción se realizó en apego a la Comisión de Monumentos Coloniales de la Secretaría del Patrimonio Nacional. Se respetaron los detalles, mismos que poca gente conoce su significado, por ejemplo el cajón de piedra o agujero ubicado en la fachada del templo del lado derecho se usó en siglos pasados para que la gente que portaba armas colocara en ese lugar su pistola antes de entrar al templo.

Cabe señalar que una de las actividades que se realizó para recaudar fondos fue un maratón televisivo cuyo nombre fue “Operación Chihuahua”. Tras dos años de arduo trabajo se entregó al pueblo chihuahuense el templo de su patrona, precisamente el 22 de mayo de 1973

Te recomendamos:

Foto: Cortesía | Ricardo Ortega

Juárez

Gobierno federal reparará hoyanco en la carretera a San Lorenzo

Gestionó la diputada federal Maite Vargas los recursos necesarios para la obra

Chihuahua

Aseguran bienes inmuebles de Aras

Medida cautelar que permanecerá por 12 meses

Chihuahua

Aseguran bienes inmuebles de Aras

Medida cautelar que permanecerá por 12 meses

Finanzas

Santander y Citibanamex, los menos transparentes: Condusef

Son los bancos que ofrecen la información menos completa, detallada y confiable en tarjetas de crédito

Juárez

Gobierno federal reparará hoyanco en la carretera a San Lorenzo

Gestionó la diputada federal Maite Vargas los recursos necesarios para la obra

Deportes

Contundente presentación de los Dorados

Este lunes se mide a la novena de Nuevo León, en partido programado para las 19:00 horas tiempo de Chihuahua

Finanzas

Estado reporta inversión extranjera directa por 98.8 mdd

Los estados con mayor IED para el tercer trimestre de 2021 son: Nuevo León (714.3 mdd), Ciudad de México (597.1) y Guanajuato (592.5 mdd)

Tecnología

Trabajan en inteligencia artificial en Cumbre Maratónica

El Tec de Chihuahua es el único que cuenta con un laboratorio Intel